lunes, 26 de enero de 2015

La historia del Rey Abdullah, como la historia de Arabia Saudí, es una historia de la política exterior occidental


Dos cosas malas no suelen hacer una buena

El pasado viernes 23 de enero de 2015 fallecía el actual rey, Abdalá Bin Abdelaziz (Abdullah), de ese país llamado en función de la monarquía que lo dirige, de la Casa Saud, Arabia Saudí.
La historia reciente de Arabia es una historia de cruel violencia donde se impuso una monarquía despiadada, la dinastía Saud, gracias al apoyo exterior. Este apoyo exterior vino del Imperio Británico y tras la Segunda Guerra Mundial del estadounidense.
Las dos guerras mundiales fueron determinantes para que esto pudiese acontecer y asentarse. A primeros de siglo la Casa de Saud tenía un gran rival, la dinastía Rashid, pero la derrota del Imperio otomano en la Primera Guerra Mundial y el triunfo de los británicos hizo que los Saud fuesen impulsados al poder. Poder sometido a los intereses europeos y que no conoció límites en su intolerancia y formas de actuar
En 1925 se apoderan de La Meca, arrebatándosela al linaje Hachemí que la había tenido durante 700 años. Ese mismo año el Rey Abdul Aziz Al Saud demolió y destruyó lugares sagrados como mausoleos y tumbas de personas sagradas en Jannat al-Mualla, donde la madre, una mujer y el abuelo de Mahoma están enterrados. La destrucción de esas tumbas y recordatorios muestra la visión contraria que tienen respecto a los chiíes que veneran estos lugares. Este ataque a estas construcciones con su valor histórico, artístico y religioso continúa hasta hoy. Los chiíes recuerdan la destrucción de uno de esos cementerios, el de Al Baqui, donde estaban enterradas las mujeres de Mahoma, salvo dos, una hija y otros familiares, con el Día del Pesar. 1
Tras la Segunda Guerra Mundial, que impone el cambio de dominador, pasando de  los británicos a los estadounidenses, Arabia, que se había constituido como el reino de Arabia Saudí en 1932, pasa a ser un centro estratégico, económico y político, clave para Estados Unidos. Considerando desde el Departamento de Estado de este país a Arabia como:
Una fuente estupenda de poder estratégico, y uno de los mayores premios materiales en la historia del mundo. 2
Eisenhower, que llegaría a la presidencia de EE.UU. en 1953, la calificaría como:
El área del mundo de mayor importancia estratégica. 2
Desde entonces, aunque pudieran existir algunas discrepancias más aparentes que reales, la dinastía Saud ha colaborado con los intereses de las familias más poderosas de Estados Unidos y sus socios.
Washington ha utilizado a Arabia Saudí  tanto para oprimir y controlar a Oriente Medio, como para controlar y someter, mediante el chantaje energético, a sus rivales mundiales, como han sido y son la Unión Soviética, Rusia o China, o lo es también ahora América Latina. Respecto a la Unión Soviética:

Quisieron ahogarla todavía más con la manipulación militar y política del precio del petróleo en los años 80 con la guerra promovida por Washington entre Irak e Irán, llevándola finalmente a pedir crédito a sus enemigos, que aprovecharon, como estaba planificado, tales errores y debilidades.
El precio del petróleo soviético además se incrementó a causa de la guerra de Irak con Irán, pero no para un beneficio real de los soviéticos. La economía soviética fue afectada en gran medida por la guerra en Afganistán, una trampa de EE.UU. que se aseguró de que la economía soviética no se beneficiaría del aumento de los precios del petróleo. El aumento de los precios del petróleo durante la guerra Irak-Irán creó además un estado de shock económico en Europa del Este. Las perturbaciones económicas en Europa del Este tuvieron también un saldo negativo en la economía soviética. El bloque del Este además abrió la puerta a los bancos occidentales en busca de ayuda financiera para hacer frente a la crisis económica que fue creada por el aumento de los precios del petróleo. Esto sería un error letal. 3
Finalizada la guerra de Irán con Irak, Washington, por medio de sus dictaduras en el Golfo, tiraría por los suelos el precio del petróleo, dañando tanto a Irak, a Irán, como de nuevo a la Unión Soviética.


Ahora lo han vuelto a hacer de nuevo, han provocado con la colaboración de Arabia Saudí una drástica caída de los precios del petróleo:
El juego de la caída de precios de Arabia Saudí es similar al ejercido entonces, dañando, o queriendo dañar, Washington a sus rivales: Ecuador, Venezuela y especialmente a Rusia.
Ustedes conocen que junto a todo esto a Rusia se le han impuesto severas sanciones económicas, con el fin de cerrar un círculo del que no pueda escapar. La caída del valor de su moneda, el rublo, tiene mucho que ver con la guerra económica y no con la economía normal.
Algunos pueden creer que la caída del valor del rublo ruso es un resultado de la acción del mercado por sí solo, mientras otros que reconocen que hay una manipulación del mercado involucrada pueden darle la vuelta y culpar al Gobierno ruso y a Vladimir Putin. Este proceso, sin embargo, ha sido guiado por las maquinaciones estadounidenses.  Sencillamente, no es el resultado de la acción del  propio mercado o de las políticas del Kremlin, es el resultado de los objetivos y la política de EE.UU. que deliberadamente atacaron a Rusia para su desestabilización y devastación. 4
Además de esta función ejercida con el chantaje energético, Arabia Saudí ha sido y es la fuente y el intermediario de donde se han fabricado organizaciones mercenarias terroristas islamistas que utilizan el señuelo y la excusa de la intolerancia religiosa para atacar a países árabes o con cultura musulmana que no obedecen las órdenes del poder anglosajón. También estas organizaciones terroristas a sueldo son utilizadas contra otros países occidentales para crear una justificación, mediante el miedo creado, de que hay un enemigo externo real que hay que combatir, fomentando así una cultura de la guerra y no de la paz y los acuerdos. Cultura que implica la anulación de libertades en occidente, con la persecución de la disidencia, y el destino de enormes recursos a fines destructivos y a fomentar la corrupción, al enriquecer de una forma desmesurada a una oligarquía carente de moral que controla las corporaciones económicas.
Al Qaeda tiene su origen en esta alianza para fomentar el terror entre el poder estadounidense y la dictadura saudí:
Se reclutaron mercenarios de más de 40 países, en una cifra que ronda los 35.000. Quienes estuvieron en ello fueron la Central de Inteligencia estadounidense en colaboración con el ISI -el servicio de inteligencia pakistaní- y la dictadura saudí, de ahí vendría Bin Laden. De ahí también surgiría Al Qaeda, la base, la base de datos que tenía la Agencia Central de Inteligencia estadounidense para controlar a todos los yihadistas que se incorporaban a esa guerra "santa" 5 [La guerra de Afganistán contra este propio país y contra la Unión Soviética]. 

Como saben, desde entonces estos mercenarios islamistas se han utilizado en multitud de guerras generadas por el poder económico occidental contra sus oponentes, como fueron y también son las de Yugoslavia, Libia, Siria o las que también protagonizan en el Caucaso (contra Rusia), en Xinjian (contra China), 6 en Irán con el MEK, 7 o en tantos otros países de África o Asia, así como en los propios países occidentales, tratando de crear terror en la población para someterla todavía más y para que acepte el saqueo de sus recursos con la falsa excusa de la "guerra contra el terror" autocreada.
Arabia Saudí juega así un papel tan importante como perverso, es fuente de fanatismo y es cobertura para ese terrorismo, tanto por mezclarlo falsamente con una interpretación de la religión musulmana, 8 como por servir de medio de canalización de las ingentes cantidades de medios económicos y materiales invertidos en la creación, mantenimiento y fomento de esta barbarie del terrorismo islamista. 9
Además y como esto ya se comenta de forma más habitual, el grado de represión y brutalidad contra su población conoce pocos límites.

Estamos bajando banderas y enviando condolencias a este brutal país que hace esto a la gente. 

 Sin embargo, tenemos a los dirigentes de Estados Unidos diciendo unas insensateces que cualquiera con un mínimo de vergüenza callaría. Así, el presidente Barack Obama decía lo siguiente:
Tomó medidas audaces para avanzar en la Iniciativa de Paz Árabe, un esfuerzo que le sobrevivirá como una contribución duradera a la búsqueda de la paz en la región. En casa, la visión del rey Abdullah se dedicó a la educación de su gente y a un mayor compromiso con el mundo. 10
Y al presidente estadounidense le siguieron otros dirigentes políticos y los medios de comunicación, como The New York Times o The Guardian:
Tal posición postrada [como la de Obama] fue adoptada de forma similar por otros funcionarios de EE.UU. El Secretario de Estado John Kerry utilizó su cuenta de Twitter para sugerir que él fue un "hombre de sabiduría y visión. EE.UU. ha perdido un amigo y el Reíno de Arabia Saudí, Oriente Medio y el mundo han perdido un líder venerado". 11
El Secretario de Defensa Chuck Hagel lo veía como:
Una poderosa voz por la tolerancia, la moderación y la paz. 11
Es decir, lo inverso de lo que era y representó Abdullah. Bueno, Abdullah, Hagel, Kerry o Obama.

Los observadores de internet rápidamente vieron la contradicción entre las palabras de los dirigentes de Estados Unidos y la realidad del rey Abdullah. Un promotor de la barbarie y de la intolerancia.

Tony Blair, responsable por las matanzas de Irak, 12 mostraba su verdadero talante:
Fue querido [Abdullah] por su gente y será echado de menos profundamente. 11
Este rey, también sangriento, contribuyó a la invasión y destrucción de Irak.
Cameron, como los anteriores, también invirtió la realidad. Y precisamente este monarca no será recordado por:
...su compromiso hacia la paz y al fortalecimiento del entendimiento entre las fes.13
Y los medios de comunicación...
... e incluso publicaciones como el New York Times se esforzarían por encontrar una veta de modernidad al acecho en algún lugar de ese ser que había gobernado Arabia Saudí como esencialmente un Director Ejecutivo tribal.

La editorial de The Guardian [The Guardian view on Saudi Arabi after King Abudllah´s death] encontró espacio para admirar los esfuerzos finales de los soberanos para frenar la exportación del wahabismo [aquí también lo opuesto es lo cierto, basta ver la barbarie trasladada a Libia o Siria], movimientos leves hacia la democratización en la introducción de elecciones a los consejos municipales, y demostró ser "bueno, si lento" en sus esfuerzos por cortejar a la creciente agrupación de "plebeyos educados" necesario para mantener Arabia Saudita estable. 11
En fin, creo que entienden porque el mundo está tan mal, con tan poca paz, tan poca justicia y tan poca concordia. Cuando se lanzan tales elogios y se reverencian tales barbaridades se comprende todo.

PS:
Sobre la manipulación deliberad con fines políticos entre Washington y Arabia de los precios del petróleo tienen los siguientes artículos:

Mystery Behind Dropping Oil Prices Solved - Concerted Manipulation

The Fallujah Option for East Ukraine: The Real Reason Washington Feels Threatened by Moscow

Notas:
1. Mikel Itulain. Estados Unidos y el respeto a otras culturas y países. Arabia. Libertarias. 2012.
2. The Question of Oil. U.S. Corporate interests in control of Middle East´s oil. http://www.representativepress.org/Oil.html
3. Mahdi Darius Nazemroaya. Oil prices and energy wars: the empire of frack versus Russia. Strategic Culture Foundation. 5.12.2014.
4. Mahdi Darius Nazemroaya. From energy war to currency war: America´s attack on the Russian Rubble. Strategic Culture Foundation. 26.12.2014.
5. Michel Chossudovsky. Al Qaeda  in the Islamic Maghreb: Who is who? Who is behind the terrorists?. Global Research, 21.1.2013.
6. Tony Cartalucci. Turmoil in Hong Kong, terrorism in Xinjiang: America´s cover war in China. Land Destroyer. 21.10.2014.
7. Tony Cartalucci. US-Canada claim Iran-Al Qaeda ties despite US funding Al Qaeda in Iran for years. Land Destroyer. 23.4.2013.
8. Analysis Madrassas. http://www.pbs.org/wgbh/pages/frontline/shows/saudi/analyses/madrassas.html
9. Tony Cartalucci. Introducing the Gulf Sate despots: 10 factas about Saudi Arabia. Land Destroyer. 9.8.2012.
10. Kendall Breitman. Obama hails the late Saudi King Abdullah. Politico. 23.1.2015.
11. Binoy Kampmark. Contradiction in action: The eulogies for King Abdullah. International Policy Digest. 24.1.2015.
12. David Edwards and David Cromwell. Newspeak in the 21st century. Pluto Press. 2009
13. British establishment pays tribute to controversial Saudi King Abdullah. RTUK. 23.01.2015.


4 comentarios:

  1. Para la dinastía Saudí, Yasser Arafat era un enemigo más temible que el propio Menájem Beguín y, por supuesto, Irán más que los EE.UU. Cosas del absolutismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una tiranía mantenida por la oligarquía occidental y tiene como enemigos a cualquier nación tolerante e independiente, los enemigos también de esa oligarquía.

      Eliminar
  2. Si “La verdad nos hará libres”, LA MENTIRA PUEDE HACERTE RICO.
    Esta mañana, en TVE 24 horas, todo noticias, en el informativo de las 06:00 A.M el presentador ha dicho textualmente que: “Según fuentes de Naciones Unidas el soldado español ha sido víctima de fuego cruzado entre el ejército de Israel y PALESTINOS DE HAMAS que acababan de abatir a dos soldados israelíes”
    Mienten sin el menor pudor estos periodistas corrompidos por el sionismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que ocultar la realidad. Ya que el ataque es contra soldados de Naciones Unidas que le molestan a Israel para continuar su apoyo a los mercenarios islamistas que atacan Siria. Ya lo hicieron contra las fuerzas de Naciones Unidas de la UNDOF en los Altos del Golán utilizando a esos mercenarios, hasta expulsarlas.
      http://miguel-esposiblelapaz.blogspot.com.es/2014/12/israel-atacando-siria.html

      Esta sociedad comenzará a cambiar cuando se repudie y se castigue esa corrupción del periodismo protagonizada por estos sirvientes del poder económico y político que venden su alma y causan un enorme daño al mundo.

      Eliminar

Puede poner aquí sus opiniones, siempre con respeto y con ánimo de enriquecer y fomentar el debate.
Las personas que participen deberán identificarse con el fin de que asistamos a un debate e intercambio de opiniones en condición de igualdad.
Gracias-Mila esker-Thank you.