viernes, 26 de mayo de 2017

Una entrevista sobre la guerra en Yugoslavia


Me piden unos estudiantes de periodismo, para el trabajo de fin de grado, una entrevista sobre lo que ocurrió en la guerra de Yugoslavia. Y veo oportuno el realizarla, porque sobre este suceso, terrible suceso que ha condicionado la calidad de vida de los europeos occidentales,  aunque estos no sean conscientes de tal hecho, perviven los mitos y falsedades que entonces tanto se promulgaron. Es por este motivo oportuno, de cara a estas nuevas generaciones, el poner en contexto y relatar lo que allí realmente sucedió.

¿Qué opina usted de la cobertura informativa que hicieron los medios españoles del conflicto yugoslavo y más concretamente de la guerra de Bosnia? 
Para comprender el tratamiento dado por los medios de comunicación occidentales y en concreto los españoles en la guerra de Yugoslavia, es preciso recordar que tal conflicto se debió a una decisión ya tomada a mediados de los años 70 por Alemania y los Estados Unidos de que había que acabar con la Federación yugoslava, pues esta constituía una doble amenaza, por ser un rival económico y político, ya que su modelo socialista (una combinación de propiedad estatal, cooperativas y propiedad privada) podía ser y de hecho lo era, un referente. Una vez desatada la guerra económica llevada a cabo por la CEE, con sus bloqueos y amenazas, así como por la potencia norteamericana que promulgó leyes específicas al respecto, como por ejemplo con la Administración Reagan, que emitió la Directiva de Decisión de Seguridad Nacional NSDD64 en 1982 sobre los “esfuerzos para promover una ´revolución silenciosa´ para derrocar a gobiernos comunistas y partidos.” En 1984 emite otra, la NSDD 133 sobre “la política de EE.UU. hacia Yugoslavia”. Esta política iba a ser “promover la tendencia hacia la economía de libre mercado en Yugoslavia”.
Y ya cuando se habían creado las divisiones internas entre repúblicas tras la destrucción de la economía del estado, con la ayuda inestimable del FMI, se promovió la demonización de los serbios,  deformando la realidad social y política de Yugoslavia. La prensa alemana y las organizaciones de relaciones públicas contratadas al respecto, como Ruder&Finn, lanzaron la campaña de presentar a los serbios como los nuevos nazis que perseguían a las otras “etnias”, teniendo en cuenta y  que no se nos olvide  que estos, los serbios, eran naturales de todas las regiones, como Croacia  (serbocroatas) o  Bosnia (serbobosnios). Los medios de comunicación españoles siguieron ese guion, presentando una deformación completa de la situación yugoslava y culpando a los ya condenados de antemano de todo lo que ocurría y lo que no. Una farsa de buenos y malos que el público, tan poco lúcido, se tragó sin rechistar. Como dice Alejandro Pizarroso, periódicos, televisiones o radios no dejaron de ser instrumentos de propaganda, olvidándose de algo llamado periodismo, con su código de profesionalidad y ético, que nunca existió.
Uno de tantos ejemplos de tergiversación y falsificación respecto a lo que ocurría en Bosnia lo tenemos con las conocidas masacres de la panadería (mayo de 1992) y del mercado (febrero 1994 y agosto 1995) de Sarajevo, todas ellas en momentos críticos de la contienda y que favorecieron la ruptura de acuerdos y negociaciones, posibilitando la agresión externa, al tener un supuesto motivo justificativo para ejecutarla. Las evidencias y testigos del momento, ratificadas con el tiempo, no apuntaban a los serbios, pero los medios sí lo hicieron, y lo hicieron con saña. Hasta tal punto, que pese a los años pasados y a las pruebas que demuestran lo contrario a lo que se dijo, la gente aquí sigue creyendo la injustificada versión recibida entonces. 

¿Qué motivaciones ideológicas, estratégicas o políticas tenían los medios de comunicación y gobiernos occidentales en la división de Yugoslavia? 
En la contestación a la primera pregunta ya he introducido y hecho ver por qué los grandes propietarios occidentales, poseedores de las grandes compañías y de los medios de comunicación, tenían interés en la destrucción de este estado. Tanto por ser un adversario económico como por ser un ejemplo para otras naciones. También he comentado la estrategia que se siguió y que es una que lleva tiempos inmemoriales aplicándose. Nos la recordaba ya Arthur Ponsonby cuando se provocaba la Primera Guerra Mundial y que cito textual dada su importancia: “La gente ignorante e inocente de cada país no es consciente en el momento de que están siendo engañados, y cuando todo ya ha pasado, sólo aquí o allí se descubren las falsedades y son mostradas. Como todo es ya historia pasada y los efectos deseados ya se han producido, nadie se preocupa por investigar los hechos y mostrar la verdad.”
Yo recordaba no hace tanto tiempo, como hablando con una maestra de Nápoles, esta me decía que allí la gente era muy pobre, que no había apenas industria y que esta se había ido a la cercana Serbia, con mano de obra cualificada dispuesta a trabajar a cualquier salario y horario. Bien, esto es producto de la destrucción de la industria y del Estado yugoslavo. Los trabajadores de este país pidieron solidaridad a los sindicatos occidentales cuando la OTAN iba a bombardear sus infraestructuras y empresas, como la enorme Zastava, de propiedad pública. Creo que ya sabe que no les hicieron ni caso, es más, apoyaron la barbarie de la OTAN con las mentiras humanitarias, abriendo el camino a las transnacionales para el expolio del país eslavo.  Al final, como un boomerang, se volvió, ya lo ha visto, contra los mismos trabajadores de la Europa occidental. Cosas de la vida cuando eres un cobarde, un irresponsable o no sabes o no quieres saber por donde andas.

Algunas opiniones de periodistas, políticos y expertos involucrados en el conflicto coinciden en que se demonizó al bando serbio: se les imputaban todos los crímenes aunque no fuesen los culpables, se silenciaban las masacres cometidas por croatas y bosnios… ¿Cuál cree usted que fue la principal razón de esta demonización a Serbia? ¿Por qué se protegía a bosnios y croatas? 
Sí, ya le comentado que así fue, como ocurrió con las mencionadas masacres de Sarajevo. También sucedió con la archimencionada, mitificada y adulterada “Masacre de Srebrenica”. En realidad no hubo una masacre, sino varias. Varias y más cuantiosas las perpetradas previamente en la zona por los seguidores de Izetbegovic, el señor de la guerra bosniomusulmán apoyado por Washington, y que fueron seguidas finalmente por una revancha contra soldados, no contra mujeres o niños, a los que dejaron ir, matando de 500 a 1000, no desde luego 8000. En las matanzas anteriores, contra los serbobosnios, las cifras rondan los 3000-3500. Como dice el experto Edward S. Herman: 
“La ‘masacre de Srebrenica’ es la mayor triunfo de la propaganda que surge de las guerras de los Balcanes.
Es el símbolo del mal serbio y del victimismo bosniomusulmán, y de la justicia de occidente destruyendo Yugoslavia y de la intervención allí a muchos niveles, incluyendo una guerra de bombardeo y las ocupaciones coloniales de Bosnia-Herzegovina y Kosovo.”
Pero hay un enorme pero: “...la relación de este triunfo de la propaganda con la verdad y la justicia es inexistente.”
Su última pregunta encierra cierto equívoco. No se protegía a los bosnios o a los croatas en general, sino a las facciones más extremas, vinculadas al fascismo histórico durante la Segunda Guerra Mundial, y seguidoras y cómplices de las políticas de los dirigentes de Alemania o de Estados Unidos, como hoy se hace en Ucrania.
Además, debe tener presente el carácter multicultural de Croacia y todavía más el de Bosnia. En Croacia, por ejemplo, había un 12 % de serbocroatas, que, tenga en cuenta, eran también croatas. En Bosnia el equilibrio era mayor: 44 % de cultura musulmana, pero con un estilo de vida occidental; 32 % serbobosnios y un 17 % croata-bosnios. Todos ellos bosnios.
Le he recordado esto porque aquí también los medios de comunicación engañaron a la gente y mintieron sobre la realidad social y cultural de Yugoslavia. Los serbobosnios no eran invasores de Bosnia, sino habitantes naturales de ella, de hecho era suyo la mayor parte del territorio, al vivir principalmente en zonas rurales.

Puesto que en la República de Yugoslavia había pluralidad de religiones: católicos, ortodoxos y musulmanes… ¿qué influencia tuvo la religión durante la guerra?
Creo que ya conoce que no es la religión el origen o causa fundamental de una guerra, aquí o en la parte más lejana de Oriente. Los seres humanos se enfrentan y combaten desde hace milenios por motivos más pragmáticos, donde los recursos energéticos o relacionados con la alimentación, la descendencia y el poder sobre todos ellos tienen su papel clave. Luego nuestra especie, embaucadora y tergiversadora como es, lo disfrazará de otra forma, para darle más nobleza o fondo a lo que seguramente, presentado desnudo, no lo tenía. 
Por supuesto, la religión es un catalizador formidable, exacerbando los sentimientos de odio y enfrentando a la gente. En el caso de la guerra última, la de los años 90, el motivo religioso tuvo un papel menor comparado con la barbarie creada por los clerofascistas católicos en los años 40 del pasado siglo cuando crearon la Gran Croacia apoyada por los nazis. Con la excepción de la llegada de los mercenarios islamistas de Al Qaeda a Bosnia, como legión de choque para aterrorizar a la población.

Estados Unidos, Alemania, OTAN, ONU… ¿Cuál es el papel que desempeñaron estos países e instituciones durante la guerra de Bosnia?
Respecto a Estados Unidos ya he dicho que promulgó en los años 80 varias leyes contra Yugoslavia, son leyes, no opiniones sin trascendencia. Alemania apoyaba a los fascistas croatas, a los utasha, a quienes ya suministraba armas esos mismos años.
Se inicia una guerra económica tras la muerte de Tito en 1980 a cargo del FMI y el Banco Mundial, que realizaban su habitual papel contra países adversarios: generar una enorme deuda y destruir su economía productiva. El PIB aumentaba una media del 6 % en las décadas de los 60 y 70, cuando se llegó al año 90 era negativo del 10 %. También tuvo su rol la NED (Organización Nacional para la Democracia) de EE.UU., el rostro civil de la CIA, con organizaciones satélites como el CIPE (Centro Internacional para la Empresa Privada), que fundó el G 17, con gente que implementaría políticas neoliberales con el último Primer Ministro Ante Markovic, como eran Veselin Vukotic o Branco Milanovic, entre otros. En relación al FMI y al Banco Mundial, algunas de las medidas concretas que afectaban muy directamente al bienestar de la gente eran:
- Eliminación de derechos laborales, con las consecuentes reducciones de salarios y el aumento de despidos. Favorecido por la quiebra provocada de empresas públicas para venderlas a precio de saldo a capital extranjero.
Cae en consecuencia de forma dramática el nivel de vida. En el año 90 este nivel baja un 18 % de enero a octubre y el desempleo se incrementa un 20 %.
- Se quita la protección social: dejan de estar subvencionadas la vivienda o la comida, o la gratuidad de la enseñanza o de la sanidad.
Puede imaginarse la tragedia que supuso la destrucción de esta nación para tanta  gente y cómo originó enfrentamientos provocados desde fuera entre las repúblicas. Belgrado no podía hacer frente a los pagos pendientes. Markovic ante tal desesperada situación va a Washington a pedir ayuda, pero es tarde y ha caído en la trampa, se la niegan y en noviembre de 1990 con G.H. Bush se aprueba la Ley de Apropiación Extranjera, que indica que solo podían recibir dinero aquellas repúblicas que se separasen de Yugoslavia.
Alemania agudiza la situación en el año 1991 al bloquear las líneas de crédito a la Federación, pero no a las repúblicas separatistas de Croacia o Eslovenia. La CEE también amenaza ese año a Yugoslavia de que si interviene ante la independencia de esas dos regiones, cortará el crédito. Es el comienzo de la ruptura. Las declaraciones de independencia son aprobadas o no en occidente según sus intereses particulares, no según un criterio lógico o equitativo. Así se favorece las de las anteriormente mencionadas, pero no la de la Krajina en la parte oriental de Croacia, que tenía un respaldo del 90 % en el referéndum celebrado.
El papel de la OTAN, con el ataque al ejército yugoslavo y sobre todo a la destrucción de lo que quedaba de independencia de esta nación, expresada en Serbia, muestra como esta organización militar está diseñada como el aparato militar que impone los intereses de las corporaciones occidentales en otros países. La campaña militar de la OTAN fue terrible, a nivel humano, económico  y ecológico, con miles de victimas en el momento de los bombardeos y después, por los productos tóxicos lanzados al suelo y al agua, al Danubio, denunciados por los mismos militares, como el capitán Martín de la Hoz. Los aviones bombardeaban civiles y al cuarto de hora del primer ataque, cuando llegaban los rescates a asistir a los heridos, atacaban otra vez. Estamos ante gente realmente aberrante. Corroborado con la destrucción de todo el tejido económico y social de la nación: puentes, escuelas, hoteles, centros de televisión, cooperativas, industrias de automoción, eléctricas, etc, etc, eran arrasados, con el propósito de llevar a la miseria y someter a la población.
Naciones Unidas, como de costumbre sometida a los Estados Unidos y sin la fuerza y presencia que ahora tienen Rusia y China, permitió que tales fechorías se llevasen a cabo, enmascaradas en las mentiras humanitarias que posibilitan la agresión externa, camuflada como Responsabilidad para Proteger. También Naciones Unidas llevó a cabo un embargo el 25 de septiembre de 1991 a las Repúblicas yugoslavas, no cortando el suministro de armas a Bosnia o Croacia, pero sí provocando el aumento en la mortalidad infantil. Se estima un incremento de 5.500 personas anuales por año, entre niños y adultos.

¿Qué parte de culpabilidad o influencia tuvieron los propios países yugoslavos en el conflicto?
La táctica seguida por los agresores externos es una antigua, dividir y aprovecharse de esta división. Como he mencionado antes, se provocaron desde fuera los enfrentamientos al destruir la economía. Los problemas económicos traen todos los demás. Si las familias y las personas más unidas llegan a separarse y enemistarse por estos motivos, imagínese si es más fácil hacerlo con toda una nación diversa. 
Además, se dio sustento económico y medios militares a los más propensos a la codicia y a servir a un poder exterior, como así fue con Izetbegovic frente al moderado y dispuesto al diálogo Abdic. En Croacia los servicios secretos alemanes, el BND, dieron impulso a los continuadores del movimiento fascista utasha. Tal y como se ha hecho recientemente en Ucrania, lo vuelvo a recordar. El error principal de Yugoslavia, como el de Libia, fue confiar en las falsas promesas de las potencias occidentales.

Analizando el papel de algunos de los protagonistas como el presidente serbio Slobodan Milosevic… ¿cree usted que cometió crímenes de guerra de los que se le acusaba? Ya que falleció durante el juicio ante el tribunal internacional de La Haya y se dio por cerrado el caso.
No probaron ninguna de las acusaciones contra este presidente y recientemente se le exoneró de los cargos falsamente vertidos contra él en Bosnia en la condena a Karadzic, aunque se hizo a escondidas y oculto en una sentencia muy extensa. Las acusaciones contra él en Kosovo son igualmente falsas. Tenga en cuenta que el Tribunal internacional de la Haya o el específico para Yugoslavia son tribunales ad hoc, tribunales políticos con una misión en favor de los intereses  de unas poderosas personas e instituciones y no al servicio de la justicia. Claro está que no son reconocidos por la mayoría de los países del mundo.

¿Por qué se centró todo en la figura de Milosevic? Otras personalidades como el presidente croata Franjo Tudjman o el presidente bosnio Alija Izetbegovic no fueron juzgados como el primer ministro serbio a pesar de que sus respectivos ejércitos también cometieron crímenes de guerra. 
Porque había que crear la grotesca figura de un nuevo Hitler. Esta demonización de un líder es una constante histórica, lo han hecho con las figuras políticas más brillantes de los tiempos presentes y pasados: Mosadeq en Irán, Arbenz en Guatemala, Lumumba en la República Democrática del Congo, Gadafi en Libia,  Allende en Chile o Chávez en Venezuela. 
¿Tudjam?
Era un dirigente de extrema derecha, que se convirtió en el nuevo dirigente de Croacia. Este había declarado que era “feliz de que su mujer no fuese serbia ni judía”. Él se encargó también de recuperar los símbolos fascistas y cambió los nombres de las calles en honor a luchadores contra los nazis por otros vinculados al nazismo y al clerofascismo de la Croacia de mediados del siglo XX. En la nueva Constitución croata, proclamada en diciembre de 1990, se hablaba del “Estado nacional del pueblo croata y de los otros”, dejando el término despectivo de “otros” para: serbios, judíos, zíngaros u otras etnias. Europa y sus medios de comunicación callaron ante semejante barbarie, que, esta sí, recordaba al nazismo. 
¿Izetbegovic?
El típico político carente de moral o escrúpulos cargado de ambición y fanatismo. En su obra ‘Declaración islámica’, reeditada en 1990, dice que “la conclusión más importante es que no puede haber paz ni coexistencia entre la creencia islámica y las instituciones políticas y sociales no islámicas”. Además es responsable de los enormes crímenes cometidos por sus milicias, que contaban con su aprobación, contra los serbobosnios. Pero no queda ahí solo su grado de perversidad, pues mataron a su propia gente con el fin de desprestigiar a sus rivales acusándolos de estas acciones; tal y como hicieron en las masacres de Sarajevo, o también su gran responsabilidad en el cerco de Sarajevo, donde no solo provocaron sufrimiento, también se lucraron con él.
Pese a todo ello, organizaciones como Amnistía Internacional hicieron una intensa campaña contra Milosevic, pero no hacia los otros dos verdaderos culpables que he comentado.

Los principales medios de comunicación occidentales son, al fin y al cabo, empresas. ¿Cree que esa desinformación es intencionada por parte de los medios o que solamente reflejan lo que recogen de sus fuentes importándoles únicamente la rapidez y la primicia? Aunque existen varios casos que demuestran que algunas informaciones dadas durante la guerra eran falsas, las rectificaciones son escasas. ¿Es por miedo a perder credibilidad o porque de verdad buscan moldear la opinión pública?
A ver, los medios de comunicación son en realidad portavoces y relaciones públicas de poderes mayores, las corporaciones industriales y financieras, sus propietarios reales. Que dictan, esas, lo que hay que poner y lo que no, y cómo ponerlo. Basta verlos, para teniendo un poco de criterio, darse cuenta por donde van los intereses de estos oligarcas, no desde luego para comprender lo que ocurre en el mundo. Para esto último  no están ni les pagan en ese sentido. Y, por supuesto , su fin es modelar el pensamiento y creencias de la gente, que irresponsablemente e inmaduramente delega en ellos como supuestos informadores, creando tal hecho ciudadanos adoctrinados, sin conocimiento y sin criterio propio.



domingo, 21 de mayo de 2017

Lo que ocurre con Venezuela explicado a quien quiera entenderlo


Cómo hablar de Venezuela a personas tan "despistadas", tan torpes o tan hipócritas que pueden incluso creer, o hacer que creen, los continuos disparates que se vierten en los medios de comunicación sobre ella. Así, si un manifestante lanza cócteles molotov o apaliza o golpea o incluso dispara a civiles o a la policía, se le califica de pacífico y, para colmo, que está siendo oprimido y perseguido de no se qué manera injusta. Si se cree esto, o se hace el paripé de creerlo, también se creerá que el presidente venezolano, Nicolás Maduro, le habla a unas cuantas vacas en un establo; aunque, claro, esto no sea cierto y este haciendo y diciendo lo siguiente con fundamento y criterio:
Agachado, el presidente se dirigió a los jornaleros través del corral. Les dijo: “Yo quiero que voceros, líderes y productores del campo sean próximos diputados de la Constituyente. ¿Me van a acompañar? ¿Me van a apoyar en la Constituyente o ustedes quieren guarimba (piquetes violentos de la oposición)? ¿Ustedes quieren violencia? ¿Ustedes quieren muerte? Los que queremos paz y vida vamos a la Constituyente”. 1
Cómo iban a reportar los amanuenses del teclado que un presidente quiere que los campesinos y los trabajadores en general tengan voz y voto en las decisiones de la nación. Había que desfigurarlo y ridiculizarlo. La burguesía, tan clasista ella aquí y allí, no lo iba a permitir, y dueña como es de los medios de comunicación, les hace escribir a sus siervos de la pluma estas barbaridades e insultos a la dignidad de las personas y del periodismo.
...su presidente ha conversado con unas vacas –literalmente– sobre la Constituyente. La inverosímil conversación ocurrió durante una feria agroalimentaria para impulsar la producción nacional que se celebra en el complejo militar Fuerte Tiuna (Caracas). 2
En esta misma línea y disposición de falsificación y embuste iban otros diarios. Por supuesto, El País no podía faltar a su habitual y penoso mal espectáculo. 3
Ante tal estupidez y mala fe generalizada de los medios, es el lector mínimamente cuerdo, que pasa de vez en cuando por tales lugares de la desinformación y el mal gusto, el que pone  las cosas en su sitio con un poco de lógica sensatez.


Como comenta un periodista de verdad, Luis Hernández Navarro, esta historia de manipulación mediática puede dar risa, otras provocan rabia.
Ese es el caso del joven violinista Armando Cañizales, de 17 años, asesinado el pasado 3 de mayo, durante una protesta. Armado había aprendido música en el emblemático Sistema Nacional de Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela.“En un video se ve al joven músico desafiando a los antidisturbios –cuenta el periódico catalán La Vanguardia, crítico del gobierno venezolano–, brazos levantados, con el pañuelo tapando la cara y la máscara antigás colocada. Luego se le ve llevado en brazos hacia una ambulancia y se oyen gritos de ‘¡Armando! ¡Armando!’“Mataron a un chamo de 17 años mientras Maduro bailaba”, tuiteó el diputado de derecha Freddy Guevara, quien horas antes había animado a los jóvenes a ser más atrevidos con la policía. El gas lacrimógeno no hace daño, dijo (https://t.co/5CXicrplvy). 1
Los hechos mostraban y mostraron una realidad diferente. A Armando lo asesinaron los opositores utilizando proyectiles esféricos de 8 mm, similares a las postas que se utilizaban antes en España en la caza mayor. Pero no es un caso individual, un caso particular, los asesinatos de personas en las protestas son provocados en su inmensa mayoría por los opositores, que nada tienen de pacíficos  ni de bien intencionados. Y esta es un constante de la represión en Venezuela, no del Gobierno bolivariano hacia sus rivales, sino de los mercenarios de la guarimba y de los escuadrones de la muerte, todos ellos pagados con dinero extranjero y de la oligarquía local. Pueden ver este historial de violencia en el país aquí: La violencia en Venezuela.
El 6 de mayo, Juan Bautista López Manjarrez, de 33 años, líder estudiantil de la Federación de Centros Universitarios de la Universidad Politécnica Territorial José Antonio Anzoátegui, le quitó la vida un atacante en moto. Lo asesinó por promover la Asamblea Constituyente.Apenas un día antes, Rexol Alexander Acevedo Navas de 32 años, dirigente del PSUV y operador político de Industrias Diana fue localizado muerto en la carretera Valencia - Güigüe, con tres heridas producidas por arma de fuego, al lado de su vehículo que había sido quemado.El 24 de abril, el Partido Comunista de Venezuela denunció en una rueda de prensa la ejecución de otros dos líderes populares revolucionarios: Jacqueline Ortega Delgado, de 48 años, dirigente del PSUV de Los Valles del Tuy, ultimada el 23 de abril, y el dirigente sindical de Rerrorino Smir Ramírez, del estado Bolívar. 1
Lo que ocurre en esta nación es lo que ha ocurrido en tantas otras donde ha habido una inversión de la pirámide jerárquica social, y los de la base, los trabajadores, tomaron cotas de participación y poder antes no existentes. Logrando quitar el lugar de exclusividad y privilegio a las burguesías, que no toleran ninguna igualdad de condiciones.
Es un ajuste y equilibrio social, pero en el mundo del desequilibrio y la desigualdad lo justo se hace ver como injusto y al agresor se le presenta como agredido.
La realidad de Venezuela, bien mirada, no es tan compleja ni tan simple como por estos y otros lugares occidentales se quiere hacer ver. Aunque es meridianamente clara para aquell@s que todavía conservan cierto juicio y moral en sus cabezas. Combinación esta, de sensatez y ética, tan escasas en nuestro mundo de la política o de la labor informativa.
Lo que pasa en Venezuela es lo que pueden ver si quieren verlo.
Pero la realidad es otra. Para comprender el origen y la naturaleza de la violencia que se vive en Venezuela hay que partir de un hecho verificable: allí está en marcha una estrategia insurreccional de la oposición y sus aliados extranjeros que busca derrocar a la presidencia democráticamente electa de Maduro, fomentando una fractura del Ejército y un eventual golpe de Estado, impulsando su aislamiento internacional y considerando incluso, auspiciar una intervención militar extranjera. 1
Ahora pueden mirar hacia otro lado y yo no les diría muchas cosas, pues es entendible no querer tener problemas que por opinar de tales temas se pueden generar. Eso sí, como me vengan con la oscura, sucia y culpable campaña de los medios, los voy a poner bien pronto en su lugar, que no es otro que el del lado pernicioso de la humanidad.

PS:
Ver:
La lucha de Venezuela por su democracia .
¿Hacia la fase insurreccional abierta?.

Referencias-Notas:
1. Luis Hernández Navarro. El presidente que le habla a las vacas. La Jornada. 18.05.2017.
2. Ludmila Vinogradoff. Maduro habla con unas vacas y les pide apoyo para la Constituyente. ABC. 7.05.2017.
3. Alfredo Meza. Un vídeo que muestra a Maduro hablando con unas vacas levanta polémica. El País. 8.5.2017.

miércoles, 17 de mayo de 2017

La guerra sucia de la SER contra el pueblo sirio [II] (Joan Carrero, 11.02.17)


La primera parte de este artículo, publicada el sábado pasado en Mallorcadiario, estaba centrada en el gran tratamiento que la Cadena SER concedió a la simple presentación de una querella en la Audiencia Nacional española. Una querella que la SER calificaba como “la primera querella contra las torturas y ejecuciones masivas del Estado sirio”. Al día siguiente, el compañero Mikel Itulain, luchador como pocos para dejar en evidencia la gran farsa en la que los poderosos medios corporativos mantienen presa a nuestra sociedad, ya me envió el informe de Rick Sterling sobre el llamado Archivo César en el que está basada la citada querella. Se trata de un informe de treinta páginas hecho público el 3 de marzo de 2016 que desmonta pieza a pieza la Operación César, una perversa operación que los gabinetes jurídicos Guernica 37 International Justice Chambers -con sede en Londres- y Guernica37 Despacho Internacional pretenden ahora convertir en una causa judicial en la Audiencia Nacional. Aunque en realidad se trata de una operación que fue iniciada el 20 de enero de 2014, dos días antes de que comenzaran las negociaciones sobre el conflicto sirio en Suiza. Su objetivo no era otro que el dinamitar dichas negociaciones.

El informe de Rick Sterling demostró que existen muchas pruebas sólidas que llevan a la conclusión de que las acusaciones de la Operación César son enteramente o sustancialmente falsas. A pesar de ello, esta falsaria historia, basada en el testimonio de un supuesto ex fotógrafo del ejército sirio que se niega a encontrarse incluso con investigadores afines pero que decía tener 55.000 fotografías que documentaban la tortura y el asesinato de 11.000 detenidos por los servicios de seguridad sirios, estalló masivamente en la televisión y las portadas de todo el mundo tras aparecer inicialmente en algunos “respetables” medios “serios” de referencia: la CNN, The Guardian y Le Monde.
Curiosamente, esta misma semana ha estallado en todos los grandes medios occidentales una nueva operación que se asemeja como una copia exacta a la citada Operación César. Así que ya tenemos otra campaña, ampliamente divulgada por la SER, por supuesto, cuyo objetivo es también el de dinamitar las negociaciones actuales de paz sobre Siria. Esta vez ha sido de nuevo Amnistía Internacional la encargada de dinamitar la paz. En un informe, que utiliza en su título nada menos que la palabra “Matadero”, Amnistía Internacional afirma que “el régimen sirio ejecutó hasta 13.000 personas en la prisión de Saydnaya”. Es una inacabable guerra de mentiras y acoso sin fin. Y seguirán incansablemente con sus criminales mentiras mientras no consigan acabar con el “régimen” de Asad. Si algún día consiguieran su objetivo, seguro que a partir de ese día ya no habría noticia alguna sobre el caos y la criminalidad sistemáticas que sin duda reinarían en Siria, tal y como ha ocurrido en el caso de Libia.
¡Quién iba a pensar hace unas décadas que Amnistía Internacional y la SER llegasen a caer tan bajo! Diversos responsables políticos estadounidenses han confesado que el apoyo a las dictaduras latinoamericanas en los años setenta o la Guerra de Irak fueron errores. Pero Amnistía Internacional no ha reconocido nunca el menor error. “Error” tras “error”, mentira tras mentira, crimen tras crimen, la “gran defensora” de los derechos humanos que, con su falsario informe sobre el inexistente asesinato de más de trescientos bebés en Kuwait tuvo unas graves y decisivas responsabilidades en el inicio de la Guerra del Golfo, vuelve a la carga. Sin el menor rubor se vuelve a promocionar como una gran garante de los más sagrados valores de la humanidad. Y aquella grave mentira ha sido solo una más de las muchas que un día habrá que enumerar más detalladamente.
El citado informe de Amnistía de esta semana es demasiado grave y demasiado manipulador como para no desenmascararlo en un próximo artículo. Sus conclusiones están basadas en entrevistas realizadas sobre testimonios de fuentes desconocidas, en su mayoría en el sur de Turquía o por vía telefónica. Como Toni Cartalucci analiza, una vez más con su reconocida profundidad, Amnistía Internacional admite en el informe que este ha sido fabricado enteramente en el Reino Unido.
De momento volvamos a la campaña de la SER con motivo de la presentación en la Audiencia Nacional española de la querella basada en el archivo César. Un archivo fotográfico rodeado desde el inicio de las más sospechosas circunstancias: está bajo la custodia de una organización de la llamada “oposición democrática siria”, la asociación SAFMCD; esta solo ha permitido estudiar las fotografías a un equipo de abogados y expertos digitales y forenses contratados por el bufete Carter-Ruck financiado por Catar (financiadora también de hordas de yihadistas asesinos que han asolado Siria) y a la “imparcial” ONG Human Rights Watch (HRW); en el bufete de abogados Carter-Ruck juega un papel importante el profesor estadounidense David M. Crane, que tiene un largo historial de trabajos para el Departamento de Defensa de Estados Unidos y la Agencia de Inteligencia de Defensa; la CIA está involucrada en todo este tipo de operaciones de derrocamiento del Gobierno sirio con la enorme cifra de un billón (estadounidense) de dólares... Veamos un breve resumen del informe que Rick Sterling expone en doce puntos:
“1. Casi la mitad de las fotos muestra lo contrario de lo que afirman las acusaciones:
[…] En diciembre de 2015, HRW publicó un informe titulado ‘If the Dead Could Speak’. La revelación más importante es que más del 46% de las fotografías (24.568) no muestran a personas 'torturadas hasta la muerte' por el gobierno sirio. Por el contrario, muestran a soldados sirios muertos y víctimas de coches bomba y otros actos de violencia (HRW p. 2-3). […] Estas fotos, nunca reveladas al público, confirman que la oposición es violenta y ha asesinado a un gran número de fuerzas de seguridad sirias y civiles.
2. La afirmación de que otras fotos sólo muestran ‘detenidos torturados’ es exagerada o falsa:
Las fotos y los cadáveres son reales, pero la forma en que murieron y las circunstancias no son claras. Hay una fuerte evidencia de que algunos murieron en el conflicto. Otros murieron en el hospital. Otros murieron y sus cuerpos se descomponían antes de ser recogidos. Estas fotografías parecen documentar una situación de tiempo de guerra en la que mueren muchos combatientes y civiles. Parece que el hospital militar estaba haciendo lo que siempre había hecho: mantener un registro fotográfico y documental del difunto.[…] Las acusaciones de ‘César’, el informe Carter-Ruck y HRW de que todas son víctimas de ‘muerte en detención’ o ‘muerte por tortura’ o muerte en ‘custodia gubernamental’ son muy probablemente falsas.
3. La verdadera identidad de ‘César’ probablemente no es la que se afirma:
[…] ¿por qué ‘César’ mantiene su identidad en secreto frente a la audiencia occidental? ¿Por qué ‘César’ se niega a reunirse incluso con periodistas o investigadores altamente dispuestos a colaborar?
4. La investigación de Carter-Ruck fue defectuosa, precipitada y políticamente sesgada:
[…] La investigación fue financiada por el gobierno de Catar, que es un gran partidario de la oposición armada.
[…] El estadounidense en el equipo de investigación legal, el profesor David M. Crane, tiene una larga historia de trabajos para el Departamento de Defensa de Estados Unidos  y la Agencia de Inteligencia de Defensa.
[…] el equipo de investigación ni siquiera examinó la mayoría de las fotografías.
El equipo investigador hizo su última entrevista con ‘César’ el 18 de enero, rápidamente finalizó un informe y se precipitó a los medios el 20 de enero, dos días antes del inicio de las negociaciones patrocinadas por la ONU.
El autoproclamado ‘rigor’ de la investigación de Carter-Ruck no tiene fundamento. Las afirmaciones de una investigación ‘científica’ […] se aproximan a lo ridículo.
5. La Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA) está involucrada:
[…] la CIA tiene una larga historia de campañas de desinformación. En 2011, los informes falsos sobre el uso de viagra a fin de que los soldados libios cometiesen violaciones fueron ampliamente difundidos en los medios de comunicación occidentales […]. Décadas antes, el mundo se sorprendió al oír hablar de las tropas cubanas que luchaban en Angola violando a las mujeres angoleñas. El jefe de la estación de la CIA para Angola, John Stockwell, describió más adelante cómo inventaron el informe falso y lo extendieron alrededor del mundo. La CIA estaba muy orgullosa de ese logro de desinformación. El libro de Stockwell, In Search of Enemies, sigue siendo relevante.
6. Se describen procedimientos administrativos simples [propios de hospitales/morgues y no de ejecuciones] como misteriosos y siniestros.
7. Las fotos han sido manipuladas.
8. El catálogo de fotos tiene duplicados y otros errores.
9. Con pocas excepciones, los medios occidentales lo aceptaron sin crítica y promovieron la historia.
10. Los políticos han utilizado la historia de César para presionar a favor de una mayor agresión de Estados Unidos / OTAN.
11. La evaluación de Human Rights Watch está sesgada:
HRW ha sido muy activa en torno a Siria. Después de los ataques químicos en Damasco, el mayor de ellos el del 21 de agosto de 2013, HRW acometió un informe que concluyó que, sobre la base de un análisis vectorial de proyectiles entrantes, la fuente de los cohetes portadores de sarín debe haber sido territorio del Gobierno sirio. Este análisis fue desmentido posteriormente como un ‘montón de basura de la mala evidencia’ por el muy respetado periodista de investigación Robert Parry. El supuesto de HRW sobre la distancia de vuelo del cohete de armas químicas era defectuoso. Además, no era realista pensar que de un bote en el suelo se podía determinar la trayectoria del cohete con un 1% de precisión.
[…] Es sorprendente que el informe de HRW no reconozca las condiciones de guerra y las circunstancias en Siria. No hay ningún reconocimiento de que el gobierno y el ejército árabe sirio hayan sido atacados por decenas de miles de combatientes armados abiertamente financiados y apoyados por muchos de los países más ricos del mundo.
No hay indicios de la enorme pérdida de vidas sufrida por el ejército sirio y los partidarios que defienden su país. Las estimaciones actuales indican de ochenta a ciento veinte mil soldados sirios, milicianos y aliados que murieron en el conflicto. Durante los tres años 2011 - 2013, incluido el período cubierto por las fotos de César, se calcula que más de 52.000 soldados sirios y milicianos civiles murieron frente a 29.000 fuerzas anti-gubernamentales.
HRW tuvo acceso al conjunto completo de fotografías […]. ¿Por qué no enumeraron el número de soldados y fuerzas de seguridad sirios que identificaron? ¿Por qué no mostraron una sola imagen de esas víctimas?
12. Las acusaciones legales son sesgadas e ignoran el crimen supremo de agresión:
[…] estaban ansiosos por acusar al Gobierno sirio de ‘crímenes contra la humanidad’, pero la evidencia de ‘asesinato industrial’, ‘asesinato en masa’, ‘torturar hasta matar’ es dudosa y gran parte de la dura evidencia muestra otra cosa.
Por el contrario, hay pruebas claras y sólidas de que Siria es víctima de un ‘crimen contra la Paz’. Es de conocimiento público que la ‘oposición armada’ en Siria ha sido financiada, suministrada y apoyada de múltiples maneras por varios gobiernos externos.”
Hasta aquí el resumen de este contundente informe. La indecencia de la campaña de la SER puede ser mucho mejor valorada cuando la contrastamos con el posicionamiento (o el clamoroso silencio) que la SER ha tenido frente a otras querellas mucho más sólidas, fundamentadas, que afectaban a millones de víctimas incluidas algunas españolas y que no solo han sido aceptadas por los jueces de la Audiencia Nacional sino que han llegado a órdenes internacionales de captura. Pero eso quedará ya para otro día.
ser2ser2 [77 Kb]

miércoles, 10 de mayo de 2017

La lucha de Venezuela por su democracia

Los métodos violentos de la oposición en Venezuela, muy similares a lo que hicieron los neonazis en Ucrania

La enraizada pobreza, el desprecio a las personas y el futuro sin esperanza que ofrecía el mundo de la política y de la empresa a la mayoría del pueblo venezolano, hizo que este apoyase, empujase y quisiese a un valeroso y carismático militar con talento para la política. Era Hugo Chávez. Solo alguien así podía haber cambiado esa situación tan inamovible, el conocido como "puntofijismo". Parecía imposible hacerlo, y se lo tendrían que haber preguntado a la gente de allí años atrás para entender como así era, pero se hizo.
Ganó las elecciones de 1998 con un respaldo del 56,2 %. Además, se puso en marcha la elaboración de una nueva constitución utilizando una Asamblea Nacional Constituyente, con el propósito de poner fin a la corrupción crónica del sistema y acabar con él, y también se hizo. Fue aprobada en 1999 con un respaldo del 71,78 %, aunque la participación fue baja, del 44,38 %.
Desde entonces el conjunto de la gente de esta nación ha experimentado un progreso y mejora en su bienestar material y también intelectual, porque no solo se redujo muy notoriamente la pobreza, sino que el acceso a universidades fue generalizado y no exclusivo, incluidas las mujeres.
Aquí pueden ver un gráfico mostrando la reducción en el nivel de pobreza que experimentó y experimenta este país una vez se puso en marcha el proyecto bolivariano y como los boicots y huelgas de la oligarquía opositora supusieron un quebranto e involución en el bienestar del venezolano trabajador; recordando lo que puede volver a ocurrir si los excesivamente pudientes se hacen con el timón político.


Todo tipo de indicadores económicos o sociales señalaban esa situación de clara mejora, algo completamente atípico en la historia de esta nación. Pueden verlo aquí: La Venezuela bolivariana en datos y no en juicios de valor.
Si quieren achacar a los gobiernos de Chávez o de Maduro los problemas que ha tenido y tiene la economía venezolana, harán mejor en buscar responsables en otro lado, en el otro lado. Lo digo por algo y sería bueno que hiciesen una reflexión al respecto para ver que si de algo pecaron los primeros es de exceso de buena fe y de ser demasiado condescendientes cuando no debían haberlo sido.
Encarando ya el tiempo presente y dada la poca voluntad negociadora de esa amalgama llamada oposición, que ha sido denunciada por el propio Papa, quien indicó que parte de ella "no quiere" y "está dividida". 2 Corroborado por la misma oposición donde no solo hay pequeñas discrepancias, sino que estas lo son de fondo. Así Diana D'Agostino, esposa del diputado de la Asamblea Nacional y miembro de Acción Democrática, Ramos Allup, denunció la gravedad en el modo de actuar de sus supuestos compañeros en política:
No sólo que hemos caído ya en una anarquía, sino que hemos caído ya en el vandalismo. Oye si ven un poste lo tiran pa' el piso, si tienen que reventar vidrios de un local, lo revientan. 3
No se procede de forma pacífica y democrática,  se recurre a la violencia como medio de provocación. Y no es una violencia como respuesta a otra, ya que el estado bolivariano no la está ejerciendo salvo cuando no queda otra que defenderse.
Es en la cúpula de las oligarquías opositoras donde está el problema, valientemente y sinceramente expuesto por Diana D'Agostino:
En VP [Voluntad Popular] tu ves que hay un lado, que es el lado conservador, que están totalmente de acuerdo con el calendario de elecciones regionales, que son (Luis) Florido, (Roberto) Marrero, (Juan) Guaidó, pero entonces está el ala de (Lilian) Tintori, de Freddy Guevara, tu sabes que son los radicales, y que eso es un rollo. Si ellos pudieran quemar hoy a Venezuela, lo harían. 3
En relación a Henrique Capriles comenta:
Ya Capriles no tiene nada que perder y ese lo que quiere es incendiar la calle. Él no tiene nada qué perder. Por eso te digo que todo eso está dividido. 3
Es, seamos sinceros, una estrategia de desestabilización externa e interna de un estado típica. Recurren a la violencia utilizando a sicarios pagados, cuyos actos son transmitidos en los medios de comunicación al mundo en un sentido contrario al que realmente ocurren; pues muestran a las víctimas como agresores y culpan de los delitos a quien no los cometió. Crean una realidad virtual alejada por completo de la realidad del lugar, pero atractiva para el ignorante público occidental: 'manifestantes pacíficos pidiendo libertad que son duramente reprimidos', es lo que nos acercan las cámaras. 
Este método de desestabilización, de subversión violenta, ya lo había descrito anteriormente y cómo era aplicado a diferentes países con diferente grado de intensidad según las situaciones o oportunidades que se presentasen. Aquí lo pueden ver: Venezuela, Ucrania, Siria, Libia..., la misma estrategia de subversión violenta.
Aun así y pese al grandioso despliegue mediático, no cuela o no cuela del todo tal propaganda; porque vídeos y declaraciones no manipulad@s emergen por aquí y por allá en redes sociales y blogs denunciando a una oposición demasiado violenta y demasiado cruel hasta incluso con los de su mismo bando. 4

video









Un poco de sensatez y sinceridad tiene que salir del propio gobierno frente a la generalmente enloquecida coalición opositora 

Ante estas terribles actuaciones y por la intención clara de continuar con la violencia generalizada e indiscriminada con el fin de provocar una intervención militar, política y económica exterior con un golpe de Estado interior, el Gobierno de Venezuela ha tomado la oportuna decisión de convocar una Asamblea Nacional Constituyente, que pare tales desmanes y sea la base para que se fortalezca el poder popular, evitando involuciones a tiempos pasados, que es lo que realmente quieren los grupos opositores.
Legalmente la convocatoria se basó en los artículos 347 y 348 de la Constitución: “El pueblo de Venezuela es el depositario del poder constituyente originario. En ejercicio de dicho poder, puede convocar una ANC con el objeto de transformar el Estado, crear un nuevo ordenamiento jurídico y redactar una nueva Constitución (…) La iniciativa a la ANC podrá tomarla el Presidente o Presidenta de la República en Consejo de Ministros”.
La elección de los constituyentes, que serán 500, tendrá lugar de manera directa y secreta. Ellos encabezarán la ANC que, señaló Maduro en el Consejo de Ministros realizado en la noche del domingo, deberá debatir, entre otros temas, sobre: la paz; la construcción de un sistema económico post-petrolero; la constitucionalización de las misiones sociales; la seguridad, justicia y protección del pueblo; las nuevas formas de democracia participativa y protagónica; la defensa de la soberanía nacional; la identidad cultural; los derechos sociales, culturales, laborales, tecnológicos de la juventud; y el cambio climático. Como indica la Constitución, el presidente no podrá objetar las modificaciones y ampliaciones que serán hechas a la Carta Magna. 5
Venezuela se enfrenta, como otros países latinoamericanos, a la eterna guerra social, como ocurre en Colombia. Con la diferencia de que en la primera la mayoría social tiene un gobierno proclive al que llevaron a la dirección de su nación. Ahora, los que vivían y todavía siguen viviendo en el privilegio y no quieren que nadie les discuta el mando, en una cruenta contradicción con una democracia verdadera, desean acabar con lo logrado y conseguido por los que fueron sus sirvientes o sus abandonados. El problema en Venezuela, como también aquí en España, no se engañen, es el de siempre, el de no ver a los demás como semejantes, sino como inferiores y superiores, un problema de profundo clasismo.

Referencias-Notas:
1. Juan Torres. La Venezuela bolivariana en datos y no en juicios de valor. Ganas de escribir. 7.03.2013. Enlace.
2. Papa: parte de la oposición no quiere diálogo en Venezuela. Hispantv. 30.04.2017.
3. Diana D'Agostino admite que la derecha está dividida y sumida en la anarquía y el vandalismo. avn. 29.04.2017.
4. Here's Your Guide to Understanding Protests Deaths in Venezuela. Telesur. 4.05.2017.
5. El chavismo retoma la iniciativa: hacia la Asamblea Nacional Constituyente. Telesur. 22.04.2017.

PS:
Sobre las incongruencias de los políticos opositores en convocar una Asamblea Nacional Constituyente: Cuando proponían una Constituyente.
A leer: Terrorismo callejero en Venezuela.


miércoles, 3 de mayo de 2017

Qué es el fascismo y la derecha nacionalista francesa

Femen aparentemente protesta contra el "fascismo" en Francia, pero lo apoya, incluidos sus crímenes, en Ucrania, como en  Odessa

Cuando se confunde el significado de las palabras, bien por desconocimiento o bien en interés o provecho propio, es el momento de volver a situarlas  en su verdadero ser y contexto, recordando qué quieren decir realmente y de donde surgieron.
Hoy en día, por ejemplo, se maneja con ligereza una palabra llamada fascismo. La usan un@s y otr@s contra un@s y otr@s. Si me caes mal, haces algo que no me gusta o quiero descalificarte te llamo fascista. No hacen falta argumentos cuando se utilizan insultos, parecen decir. Y en cierta forma es así, una vez etiquetado y denigrado  el rival lo demás sobra, pues ya no se escucharán sus razones o argumentos, aunque estén incluso bien fundamentados. No se le escuchará, ha sido proscrito. Y en política esto es algo común, donde los resultados imperan sobre las formas y las razones. Sin embargo, y afortunadamente, como este espacio que yo llevo y otros como él o mejores que él que tenemos por ahí en internet, no se fijan en la moda, en quién lo dijo o en cuantos lo apoyaron, sino en qué se dijo y qué se hizo, analizaré por tanto con calma y sin pasión este uso contemporáneo del término fascismo.
Entonces empecemos, ¿qué es el fascismo?
Se trata de un movimiento autoritario, profundamente clasista que surgió a comienzos del siglo XX con el fin de contrarrestar los movimientos políticos que apostaban por una sociedad igualitaria, sin amos ni siervos. Es impulsado por los grandes propietarios que quieren mantener la sociedad de clases y no es extraño sino normal que recibiese el apoyo de una institución tan jerárquica y reaccionaria como es la Iglesia católica, que jugó un papel clave en su triunfo en los países donde realmente cuajó el fascismo: Italia y Alemania.
Que fueran los industriales y financieros, que eran los verdaderos y grandes propietarios muy por encima en riqueza respecto a los terratenientes,  los motores de esta ideología ante el aumento notorio y peligroso para sus intereses del poder obrero tampoco es algo anormal. Necesitaban de una organización violenta que amedrentase a los trabajadores y crease un sistema político ad hoc a sus egoístas intereses. Así fue y así lo pusieron en marcha. Pueden verlo aquí:  La influencia del poder económico en el auge del nazismo y Las corporaciones y el fascismo: una vieja alianza.
Por ese motivo nos recordaban con acierto recientemente la naturaleza y ser de él, para que no se olvide, para que se vea lo que es en medio de tanto fuego de artificio:
El fascismo es un salto cualitativo en el modo de dominación del gran capital, siempre por la fuerza - esto es: independiente de resultados electorales -, y que se da en momentos muy concretos. Sólo tiene 3 características sinequanon:
1º Es un movimiento fundamentalmente clasista (antes que racial, de orientación sexual, etc)
2º Surge de la burguesía monopolista (dicho de otro modo: es financiado, apoyado y llevado al poder por el gran capital, el poder financiero)
3º Sólo surge como último recurso frente a un movimiento obrero o popular organizado y muy poderoso, con el objetivo de reprimirlo y exterminarlo físicamente. 1
No es algo que surgiera de forma caprichosa, sino como hemos comentado en un momento especialmente peculiar, en el que había no por casualidad una intensa y concienciada lucha de clases, y las clases altas se negaban a perder sus privilegios. De ahí los medios, enormes, empleados y la pasión puesta en ello. Era una lucha a muerte entre concepciones completamente diferentes de entender la vida por la visión diferente en la distribución de la riqueza.
Hablar en este sentido de auge del fascismo en los países occidentales, sin contar a un lugar como Ucrania, que es un país puente y en el que sí se ha vuelto a fomentar esta barbarie dado su carácter no solo antiobrero sino también racista o xenófobo, por ejemplo contra las culturas eslavas y especialmente contra la rusa, resulta un tanto relativo. ¿Por qué? Porque no se dan en occidente ni de lejos las condiciones que propiciaron su desarrollo.
Veamos el tan nombrado caso de Francia con su candidata a la presidencia Marine Le Pen, aplicable a otras naciones vecinas.
A día de hoy, el Front National ni persigue sindicalistas ni lo tiene entre sus prioridades (cosa innecesaria además ante un panorama en el que los sindicatos actúan cada vez más como agentes de la patronal), ni tiene el apoyo del gran capital francés (de hecho, el poder financiero se ha volcado en peso con su oponente Macron, seguramente por la presunta postura pro rusa y anti UE de Le Pen) ni existe a día de hoy ningún movimiento popular organizado en Europa que sea una amenaza para ese gran capital, con alguna excepción, como en Grecia o en Ucrania (ese fascismo del que tanto se preocupan los medios) Es más: en Europa, nunca fue menos necesario el fascismo que hoy. Incluso el partido franquista PP, que a día de hoy sigue jactándose del exterminio de la oposición que supuso la Guerra Civil, acepta dar ciertos derechos y libertades porque el poder de la banca y los empresarios nunca estuvo más afianzado. 1
En otras palabras, que el modo de actuar, discurso y programa de este partido hoy, el Frente Nacional, no es el de uno realmente fascista. Su programa y su política es discutible, pueden ver este programa aquí: Le projet y una crítica a su política antiterrorista, que creo algo populista, aquí: Llamamiento a los franceses para vencer al terrorismo . Querer echar a los inmigrantes, que no son de una raza particular, por cometer delitos no es racismo, tampoco puede llamarse xenofobia, aunque sí pueda denunciarse según los casos. No desde luego en el de los mercenarios islamistas, que no defienden una religión sino que representan el mayor peligro de terrorismo para la población francesa en el momento presente. Y lo que es más doloroso para la izquierda y puede que por ese motivo esté levantando fantasmas haya donde no los hay, esta, la izquierda occidental, no supone ningún rival ni ninguna amenaza para la oligarquía industrial y financiera. Carecen de coherencia. Su discurso está vacío y terriblemente falto de hechos. No son ejemplo de nada, porque nada realmente aportan. No mejoran la situación de pobreza, no ayudan a salir de su precariedad a los marginados. No muestran con hechos que se puede colectivizar los recursos del país. No se atreven a hacerlo. Hablan todo el día pero no hacen nada. Por eso no tienen credibilidad y por eso, como hacen organizaciones de postureo y ruido como Podemos, recurren a eso mismo, a los fuegos de artificio cuando no hay chispa verdadera alguna.
Eso sí, como perro del hortelano que no come ni deja comer, muchos pondrán todas las trabas que puedan allí donde la izquierda sí hace algo real y material por la gente, como ocurre en Venezuela.

Referencias-Notas:
1. Le Pen, Macron y el fascismohttp://www.twitlonger.com/show/n_1spqrdo

domingo, 30 de abril de 2017

Los medios de comunicación como dictadores y enemigos de la gente




Les he comentado en abundantes ocasiones como los medios de comunicación no muestran lo que realmente ocurre en el mundo, que su fin es otro: el de imponer los intereses de sus poderosos dueños al resto de la sociedad. Para este propósito recurren desde el engaño a la coacción; desde el desprecio a la separación de poderes, queriendo ejercer de fiscales, jueces y ejecutores, a no soportar la discrepancia. Actúan como verdaderos dictadores que muestran su ira contra los gobiernos populares, contra quienes con sólidos argumentos desmontan con facilidad su entramado de falsificaciones, contra los que con justicia y criterio piensan y elaboran leyes para evitar la impunidad de sus graves delitos y de sus monopolios tan descarados.
Voy a traerles debido a esta situación tan generalizada, como he hecho otras veces, otro artículo relativo al tema tan soberbio y certero como es costumbre que lo sean los de Luis Britto García, escrito ya en marzo de 2012, y siendo tan actual hoy como entonces.



1

 Alguna vez sostuve que ciertos medios de comunicación ejercen una dictadura mediática, porque aspiran a desempeñar por sí solos los tres poderes clásicos del Estado. En efecto, quieren decidir qué leyes valen y cuáles no; inventan decisiones del gobierno o niegan las que éste toma; condenan sin defensa ni apelación. Y encima pretenden ejercer estos poderes absolutos sin consulta democrática ni responsabilidad. 


2
Ejemplo: contra el presidente Rafael Correa las fuerzas antidemocráticas y reaccionarias intentan un golpe de Estado el 30 de septiembre de 2010, con saldo de cinco muertos y trescientos heridos, entre ellos el propio presidente. El diario de Guayaquil El Universal alucina que no ha habido golpe de Estado, llama al presidente electo “dictador”, inventa que ha ordenado disparar contra el pueblo; lo condena sin derecho a defensa y en forma inapelable como responsable de crímenes de lesa humanidad; declara que las leyes que sancionan los delitos de difamación, injuria, calumnia y vilipendio no existen, que en todo caso no le son aplicables a los comunicadores sociales, y se niega a rectificar. Pero, ¿Qué son en realidad estos medios? Oigamos al presidente Rafael Correa en su conferencia “Sociedades vulnerables”, pronunciada en la Universidad de Columbia el 23 de septiembre de 2011: “En Ecuador, los medios de comunicación escritos, televisivos y radiales a nivel nacional son propiedad de media docena de familias. El mayor diario nacional, El Universo, pertenece a empresas fantasmas en Islas Caimán, un paraíso fiscal, donde no se va precisamente para pagar impuestos o transparentar finanzas. Cuando llegamos al gobierno en el 2007, cinco de los siete canales de televisión nacionales eran propiedad de banqueros. Ustedes pueden imaginar lo que sucedía cuando se quería tomar alguna medida de regulación bancaria. En general, la práctica común fue siempre crear un grupo económico y usar los medios, no para informar, sino para defender los intereses de ese grupo económico”. Los dictadores, como los medios, pretenden monopolizar la totalidad de los poderes; los medios, como los dictadores, aspiran a ejercerlos sin asumir las consecuencias.



3
Para mejor comprender la situación, bajémonos de la nube que nos sitúa entre poderes del Estado y mandatarios. No se debe injuriar, vilipendiar, difamar ni calumniar a un Presidente por lo mismo que no se debe hacerlo con el más ínfimo ciudadano. Si yo afirmo falsamente y sin pruebas que el más pobre recogelatas es paidófilo, narcotraficante, ladrón y asesino, lo daño atrozmente porque le arrebato su honra y reputación, que es lo único que tiene en este mundo. Si además lo hago utilizando un medio de comunicación, multiplico la ofensa tantas veces como lectores o auditores tiene éste.


4
¿Fantaseo? ¿Invento cosas por molestar a los comunicadores, de los cuales pretendo ser uno? Pues no. El artículo 12 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, sancionada por la ONU, declara que “Nadie será objeto de injerencias arbitrarias en su vida privada, su familia, su domicilio o su correspondencia, ni de ataques a su honra o a su reputación. Toda persona tiene derecho a la protección de la ley contra tales injerencias o ataques”. ¿Demasiado universal para el gusto de los monopolios regionales? Pues el artículo 11 de la Convención Interamericana sobre Derechos Humanos dispone: “1. Toda persona tiene derecho al respeto de su honra y al reconocimiento de su dignidad. 2. Nadie puede ser objeto de injerencias arbitrarias o abusivas en su vida privada, en la de su familia, en su domicilio o en su correspondencia, ni de ataques ilegales a su honra o reputación. 3. Toda persona tiene derecho a la protección de la ley contra esas injerencias o esos ataques”. Todas las legislaciones de América Latina y el Caribe comprenden normas que protegen la honra, la dignidad, la reputación y la vida privada de los ciudadanos. No aburriré a la audiencia citándole las que puede encontrar en el Código Penal de Ecuador o de Venezuela. Cualquier ciudadano que las viole es sancionado. Sólo algunos comunicadores pretenden ser inmunes a ellas.


5
Nadie concibe un ingeniero que pretenda no ser responsable si se le caen las casas, un chofer que anhele atropellar peatones impunemente, un médico que aspire a no ser sancionado si envenena al paciente. Pero muchos comunicadores sostienen que nadie puede reclamarles los daños que causen con el ejercicio de su profesión, e incluso, que ninguna norma debe regular su profesión. En febrero de 2003 la oposición venezolana recoge firmas para una reforma constitucional, y los dirigentes de los medios hacen incluir en el petitorio la derogación del artículo 58 de la Constitución Bolivariana, el cual consagra el derecho “a la información oportuna, veraz e imparcial sin censura, de acuerdo con los principios de esta Constitución, así como a la réplica o rectificación cuando se vea afectada directamente por informaciones inexactas o agraviantes”. El documento requería firmas para derogar asimismo el artículo 60, según el cual “toda persona tiene derecho a la protección de su honor, vida privada, intimidad, propia imagen, confidencialidad y reputación”. Los medios quedarían así despojados de todo deber frente a la sociedad; los ciudadanos, de todo derecho ante ellos.


6
Con su delirante ataque, El Universal quizá quería provocar alguna medida gubernamental del Presidente para luego acusarlo de abuso de poder. Como simple ciudadano, acudió Correa ante un tribunal para pedir la rectificación de esa “mentira disfrazada de opinión”; logró la condena del periódico por 40 millones de dólares, y la de varios de sus directivos a tres años de prisión, y una confirmatoria en la cual el juzgado quinto de lo civil el 6 de febrero de 2012 sentencia que el fallo busca reparar "la afrenta irrogada, por el hecho de habérsele perjudicado, en su honra, dignidad, buen nombre, prestigio profesional dentro del país y fuera de él". Según testimonia Correa en su conferencia “Sociedades vulnerables”: “Pues bien, al día siguiente de dicha ratificación, muchos medios ‘condenaban’ –con estas palabras- la sentencia. ¿Medios de comunicación condenando las sentencias de las cortes? ¿Acaso son, como la Corte Suprema de Estados Unidos, the highest court in the land?” Mucho peor: ejercían la dictadura mediática, actuando a la vez como legisladores, ejecutores y jueces. La inefable Comisión Interamericana de Derechos Humanos de Washington, que nada hizo ante el golpe de Estado contra Correa, así como nada hizo cuando fue secuestrado el presidente legítimo Chávez, instó al mandatario a suspender temporalmente la aplicación de la condena. Un gremio de propietarios de medios sentenció a Correa en forma inapelable y sin derecho a defensa como “el Enemigo Número Uno de los Medios”. En ningún momento los comunicadores de El Universal rectificaron ni se excusaron. El Presidente Correa, en cambio, los perdonó. En Venezuela esta lenidad ha logrado pocos efectos, desde los tiempos de la primera República, cuando se lamentaba Simón Bolívar de que “a cada conspiración seguía un perdón, y a cada perdón una nueva conspiración”. Perdonó Chávez a los culpables mediáticos y políticos del golpe de abril de 2002: ya en diciembre intentaron precipitar otro golpe mediante una mezcla de sabotaje petrolero, lock-out patronal y campaña mediática de más de dos meses instando a la deposición del mandatario democrático. Los presidentes perdonan, pero los medios no.


7
Una inextinguible quejumbre elevan en Venezuela los funcionarios del gobierno bolivariano contra las agresiones que en su contra perpetran los medios. Otra sería la conducta de éstos si los agraviados acudieran a los tribunales y exigieran la aplicación de la Ley. Fue lo que hizo en 2003 Alí Rodríguez Araque, para entonces presidente de PDVSA, cuando la periodista Ibeyise Pacheco acusó de trabajar en dicho ente y de practicar la corrupción a un hijo del funcionario que en realidad había fallecido quince años antes, a la temprana edad de trece. La demanda exigía una reparación simbólica y concluyó con un triunfo moral. Es honroso ser declarado Enemigo Número Uno de unos Medios que a su vez son el Enemigo Número Uno del Público. 



8
Ahora la extrema derecha de las transnacionales y los medios se junta con algunos movimientos étnicos y marcha hacia Quito. Ya la Confederación de Naciones Indígenas de Ecuador (CONAIE) había exigido a Correa que le entregara la decisión sobre las concesiones de recursos naturales de Ecuador. Correa lo rechazó, fueron a elecciones, sacaron un solo diputado al Poder Legislativo y luego apoyaron el golpe, acusando al gobierno de Correa de “dictadura democrática”. Lo que está en juego son los recursos naturales de América Latina. Por ejemplo, indígenas de la etnia Munducurú cedieron sus derechos sobre 23.000 kilómetros cuadrados de la Amazonia brasileña en el estado de Pará a la transnacional irlandesa Celestial Green Ventures por 120 millones de dólares. Según el diario O Estado de Sao Paulo, el contrato impide por 30 años a los indígenas los cultivos agrícolas y la extracción legal de madera, asegura a la transnacional el libre acceso a la zona, que está prohibido a las autoridades legítimas brasileñas, y no habría contado con el aval de toda la comunidad. Celestial Green Ventures gerencia 16 proyectos iguales en la Amazonia Brasileña, que afectan 200.000 kilómetros cuadrados, el doble de toda la superficie de Portugal. La Fundación Nacional del Indígena (FUNAI) ha registrado una treintena de contratos de índole similar entre dirigentes indígenas y multinacionales de Europa (Tablet terra com.co, 11-3-2011. Pero los recursos naturales de América Latina no serán de las transnacionales. La mayoría se decidirá una vez más por el Buen Vivir.