domingo, 30 de agosto de 2020

Bielorrusia: intentando destruir otro estado social y acorralar a Rusia

Mike Pompeo, primer Secretario de Estado en visitar, el 1 de febrero de 2020, Bielorrusia desde que está Lukashenko, año 1994. Y pronto le han empezado a llegar los problemas a su gobierno.

Les decía tras la experiencia de la destrucción del estado social de la Yamahiriya  libia, convertido en un sicariato donde no han ido los periodistas, políticos y magnates que contribuyeron a la existencia de esta barbarie, que de estas serios acontecimientos había algo que aprender. Así, de prácticamente todo suceso de la vida se pueden obtener lecciones. Hacerlo es tiempo ganado, no hacerlo es tiempo perdido que finalmente se paga caro.
De la invasión mercenaria con el apoyo de los servicios de inteligencia, la campaña mediática y los bombarderos occidentales sobre Libia se debe extraer valiosa información con la que poder entender mejor como funciona el mundo y prepararnos en consecuencia para comprenderlo y para  afrontar posibles sucesos futuros.
Estas lecciones, bien descritas por Dan Glazebrook, 1 nos dicen lo siguiente:
La primera es que hay que ser muy cauto con la aproximación y el acercamiento en principio amistosa que hacen los dirigentes de estos poderosos países. Por su propia historia deberíamos ser lo suficientemente prudentes para no ser tan ingenuos en creer que quienes por costumbre e historial se han comportado de un modo egoísta y cruel, de repente van a cambiar a posturas de respeto y tolerancia. Esto no puede ser creíble, por muy almibaradas y propagadas que sean sus palabras y discursos. Ya por experiencia propia sabemos que las personas que no se caracterizan por su bondad y su generosidad, si se muestran demasiado afectuosas y cordiales normalmente albergan no buenas intenciones con fines no confesados y ocultos. Por tanto, la primera lección es ser comedido y no dejarse llevar por falsas apariencias o palabras.
En Libia creyeron creer en un cambio de actitud de occidente, mientras estos preparaban el camino a la destrucción y saqueo de ese país, que finalmente se produjo. Pueden ver en ese artículo cómo captaron gente dentro del estado para hacerlo factible y como prepararon batallones de mercenarios vinculados a Al Qaeda para lograrlo mediante la fuerza.
El caso de Bielorrusia, si ustedes conocen algo de estos asuntos, no es muy diferente. Pues estamos ante uno de los pocos estados donde prima la protección social y es así porque la economía no está sonetida al capricho de los ricos magnates, sino a los designios del estado. Esto no resulta aceptable para el sistema financiero y tampoco para el industrial de la Unión Europea y de Estados Unidos, que quieren explotar esta nación. Además, y esto es bien importante, Bielorrusia es hoy la principal y solitaria barrera a la extensión de la OTAN en Europa hacia Rusia, estando especialmente cerca de su capital Moscú.


Dicho esto, obvio para cualquier analista que quiera ver lo que realmente está ocurriendo,  y que no verán, por supuesto, en los medios occidentales, al sevicio de los intereses que comentaba de los oligarcas de la industria y las finanzas, es bueno que seamos conscientes de que el Gobierno de Bielorrusia es bastante responsable también del comienzo de revuelta en el que lo han situado. Pero no es precisamente por un supuesto fraude electoral que  tal vez pudo ser hecho en el porcentaje de la participación.  No desde luego en el fracaso de la oposición "bielorrusa" que propagan los escribas de nuestros lares, porque l@s bielorrus@s no son en su gran mayoría tan estúpidos para confiar en gente, como Svetlana Tsikhanovskaya y su marido que trabajan por y para intereses extranjeros y particulares, que perjudicarían muy gravemente los intereses del ciudadano de a pie. 2 Pues no nos engañemos, estos oportunistas sin escrúpulos venderían la riqueza del país a precio de saldo dejando en la miseria a sus conciudadanos. Entre sus planes, que figuraban en su programa nacional, oculto para el gran público, estaban y están ingresar en la Unión Europea y en la OTAN, y una política contraria y persecutoria contra Rusia y la cultura rusa, yendo contra el sentimiento muy mayoritario de la gente de su país. 2
Aquí Svetlana victimizándose y pidiendo ayuda al Consejo de la Unión Europea. Les recordará a la apelación fraudulenta de Yulia en el golpe de Ucrania.

Svetlana, Bielorrusia 


Yulia, Ucrania

Cómo no, la NED (National Endowment for Democracy) lleva tiempo introduciendo dinero y comprando a gente en Bielorrusia para provocar la desestabilización. 3 Como lo hace también en Rusia.

El dinero extranjero de la NED en Bielorrusia 

Sin embargo, para que todos estos preparativos en contra de la soberanía de este estado se hayan dado, hay algo que ha fallado y mucho en las políticas seguidas en Minsk.
En enero de 2019 el Gobierno bielorruso acabó con el límite de control sobre el núnero de diplomáticos estadounidenses en el país, llenándose el país de enemigos intrigadores. En marzo de ese mismo año el Subsecretario de Estado norteamericano para asuntos de Europa y Eurasia visita Minsk para agradecer el no reconocimiento de la decisión de  Crimea de formar parte de la Federación rusa. Esto implicaba una postura antidemocrática y muy irresponsable por parte de la Administración bielorrusa, al no aceptar la decisión de la inmensa mayoría de los habitantes de Crimea, que temían, con razón, a la junta neonazi que se había hecho con el control de Ucrania mediante la fuerza. 4
No es casual que el Gobierno estadounidense nombrase a una experta en revoluciones de color y conocedora de los países de la zona a comienzos de mayo de 2020, como Julie Fisher. Teniendo presente, además, que era el primer embajador de Estados Unidos en Bielorrusia en 12 años. Algo se estaba ya fraguando. 4
Si tenemos en cuenta, añadido a lo anterior, que el propio presidente  Lukashenko inició una extensa campaña contra los medios, activistas y contra la cultura y lengua rus@s,  5 yendo contra la realidad social de su nación y creando el caldo de cultivo para que se introdujese gente con interés en prosperar, no sirviendo a su estado sino al de las corporaciones occidentales, que buscaban y buscan medrar, y hacerse con lis recursos de una nación que hasta ahora no habían podido someter y explotar. Es el caso de Vladimir Makei, 5 que puede ser la persona elegida desde fuera para sustituir mediante la coacción y la fuerza al atolondrado e irresponsable Lukashenko. Las protestas que ahora tiene en la calle y en lo que pueden derivar, pueden conducir, si no se reacciona a tiempo, en una ola de violencia y final destrucción del sistema social bielorruso. Que es el objetivo principal  que persiguen sus enemigos externos. Siendo esta la segunda lección a aprender, ya que, claro está, no se perseguía la lllegada de ninguna democracia o de ninguna libertad, tan menguadas y vacías de contenido en occidente, sino la esclavitud y el expolio de toda una nación. Y para ello era y es necesario la destrucción de la estructura estatal que lo mantiene.

Referencias-Notas:
1.  Dan Glazebrook. The Lessons of Libya. Black Agenda Report. 12.03.2014.
2. Belarus 'Oposition' Reveals Agenda to Pull Country into NATO and EU.  21st Century Wire. 20.08.2020.
3. F. William Engdahl. Why Is Lukashenko Being Color Revolutioned Just Now?. New Eastern Outlook. 21.08.2020
4. Vladimir Platov. White House is Sending 'Royal' Gifts to Belarus. New Eastern Outlook. 28.04.2020.
5. Uncovering Faces of Bielorusian Opposition. South Front. 19.08.2020.


domingo, 9 de agosto de 2020

Mirando a nuestra percepción del mundo


Sin duda nacemos con una enorme capacidad para analizar y comprender nuestro entorno, millones de años de evolución han permitido a los organismos vivos dar diferentes y variadas respuestas para poder vivir. Nuestra especie, con su singular y especial capacidad cerebral, es la que actualmente más facultades tiene para poder entenderse a sí misma y al medio y seres vivos que la rodean. Y es precisamente por eso por lo que deberíamos preguntarmos de dónde vienen las ideas y pensamientos que tenemos. En qué medida son innatos o aprendidos, en que medida son nuestros o no lo son y en que medida son ciertos o no lo son tanto.
Así, ¿de dónde viene nuestra concepción del mundo?
La escuela y los estudios posteriores nos inculcaron ciertas referencias y creencias, acordes al sentimiento dominante de nuestra sociedad, como es lo habitual. La familia, normalmente, continuó con esta labor. Y así es y lo entendemos en mayor o menor medida. Sin embargo, respecto a cómo conocemos la realidad actual tenemos cierta confusión y desconocimiento. Si les digo que son los medios de comunicación los que crean esa realidad para nosotros, que incluso la inventan, puede que se muestren algo extrañados o tal vez incrédulos. No obstante, los hechos atestiguan tal aseveración.
Existe, para nuestras mentes, lo que nos dicen estos entramados de la comunicación y aquello que no se menciona no existe para nosotros, aunque sea algo verdaderamente muy real.
Para mucha gente un asunto no existe hasta que aparece en las noticias. En verdad, lo que incluso definimos como un asunto o tema, lo que vemos y oímos, y lo que no vemos y oímos están muy determinados por aquellos que controlan el mundo de la comunicación. 1
Sería bueno que fuésemos más sinceros con nosotros mismos y reconociésemos esta imperante y dictadora realidad que nos rodea. Un puñado de muy poderosas familias, dueñas de la inmensa mayoría del área comunicacional y controlando también indirectamente a la práctica totalidad de ella, incluyendo a los camuflados como "alternativos", transmiten sus ideas e intereses de forma diversa, mediante teledarios, entrevistas, debates, documentales, programas de humor, filmes, anuncios publicitarios y un largo etcétera. 
Por medio de las noticias, en asuntos de trascendencia política y económica, usted podrá ver lo que les preocupa, a ellos no a usted, y cuaĺ es el camino que quieren tomar, pero no verá los hechos reales a menos que tenga mucho criterio y bagaje en estos asuntos, que para nada es lo habitual.
En nuestra sociedad actual, tan presta a la inmediatez como reacia a la reflexión, lo tienen realmente fácil y no es de extrañar que sea así, pues ha sido creada ad hoc por ellos a través de todos estos medios audiovisuales. 
Hay muy poca libertad de pensamiento, ya que tenemos muchas voces y un mismo coro con un mismo director. Hay temas que ni se plantean, hay muy estrechos límites a lo pensable y lo debatible. Prácticamente nadie cuestiona, seriamente y llevándolo a la práctica con hechos, un modelo neoliberal que promueve la guerra para el expolio, la explotación, el egoísmo, la desigualdad social extrema y la aceptación de estas injusticias humanas como algo más bien natural, cuando en modo alguno lo es.
Tanto si ellos conscientemente  reconocen o no los parámetros ideológicos dentro de los cuales operan, los periodistas no persiguen aquellas preguntas que rozan contra los límites ideológicos de sus patronos. Estas incluyen: ¿Por qué están la riqueza y el poder tan desigualmente distribuidos entre clases dentro de las naciones y entre las naciones desarrolladas y el tercer mundo? ¿Por qué las corporaciones tienen tanto poder y la gente tan poco? ¿Por qué hay tanto desempleo, carencias e inseguridad económica en tantos países en los cuales se dice que el capitalismo funciona tan bien? ¿Por qué los Estados Unidos necesitan una red global de bases militares alrededor del mundo? ¿Y por qué los líderes de EE.UU. son hostiles hacia cualquier nación que planea un rumbo independiente, uno que podría no estar de acuerdo con los intereses de los inversores de las corporaciones multinacionales? En su dedicación a la "objetividad", los periodistas nunca se acercan a tratar con las realidades detrás de tales preguntas. 1
Un sistema así requiere un estricto control del pensamiento, una estricta censura. De ahí la práctica ausencia de debates públicos serios, de ahí el silenciamiento de las personas con conocimiento y argumentos, de ahí la tergiversación, falseamiento y demonización de los verdaderamente críticos. Porque son peligrosos. Porque la verdad, que no les conviene, siempre lo fue, peligrosa.

Referencias-Notas:
1.Michael Parenti. Inventing Reality. The Politics of News Media. St. Martin's Press. 1993. 

sábado, 11 de julio de 2020

El negacionismo en las masacres de Srebrenica

La destrucción de Yugoslavia requería la previa demonización de los serbios

Sobre la archimencionada y, sin embargo, gran desconocida masacre, en verdad masacres, de Srebrenica les he hablado ya en numerosas ocasiones, pueden verlo aquí:
Masacre  de Srebrenica: Parte IParte IIParte III y Parte IV.
La insistencia en propagar una historia tan falsa como la contada y el nerviosismo ante quienes, con sólidos argumentos y razones,  no solo cuestionan sino desmienten esta imposible versión de la OTAN y de sus seguidores, muestra que con una gran mentira tratan de cubrir los crímenes propios y además poder justificar los próximos por cometer. De ahí que esto que hacen los que buscan mostrar la verdad y traer algo de justicia, no solo sea por saldar una deuda con el pasado, sino de prevenir futuros desmanes  y horrores en el futuro.
Los medios de comunicación occidentales, tan serviles y mendaces en su misión, tratan de anular cualquier crítica calificando a los que se atreven a hacerlo de "negacionistas"; pero en lo referente a Srebrenica hay muchos peros y este es uno principal, pues son ellos los que merecen este atributo, el de negacionistas, al decir que solo hubo una masacre y no varias, negando u ocultando las mayores masacres, las perpetradas por los mercenarios al servivio de Izetbegovic y las potencias occidentales, y al tratar de aislar y sacar de contexto un episodio que ocurre en una guerra, con todas sus circunstancias.
Otro de los grandes peros de la narrativa engañosa que les han contado es que la relación de este triunfo de la propaganda con la verdad y la justicia es inexistente. 1
Aquí traigo una entrevista a un analista experto, riguroso y honesto sobre este gran fraude judicial, político y mediático.

LA MASACRE DE SREBRENICA FUE UN FRAUDE POLÍTICO GIGANTESCO:

El renombrado autor Dr. Edward Herman habló con John Robles de  la Voz de Rusia con respecto a los hechos que rodearon la masacre de Srebrenica, el pretexto para la invasión “humanitaria” de la antigua Yugoslavia distancionandose de la versión “oficial” que siempre ha sido promovida por Occidente. El Dr. Herman revela que en realidad hubo múltiples masacres en Srebrenica, y que el asesinato de soldados bosnio-musulmanes en Srebrenica (el pretexto de occidente) fue en respuesta a los asesinatos de más de 2.000 civiles serbios, en su mayoría mujeres y niños, en ese lugar.


Robles: Mi primera pregunta es acerca de “La masacre de Srebrenica” y la forma en que el “establishment” ha manipulado los medios de comunicación. ¿Puede usted decirnos, o darnos algunas ideas sobre eso?

Herman: La masacre de Srebrenica, en realidad yo siempre lo pongo entre comillas, porque en realidad hubo un montón de masacres en la zona de Srebrenica, antes de la julio de 1995 hubo un gran número de serbios asesinados por las fuerzas musulmanas de Bosnia, que salieron de Srebrenica.

Una estimación es que había más de 150 pueblos serbios que fueron totalmente destruidos y un estudio da realmente los nombres de 2.383 civiles serbios que fueron asesinados entre 1992 y julio de 1995. Así que entonces yo lo llamaría “La Primera Masacre de Srebrenica”. Luego, en julio de 1995 …

Robles: Para que quede muy claro, se trataba de serbios, que estaban siendo asesinados.

Herman: ¡Sí! Estamos hablando de 2.383 civiles serbios asesinados antes de julio de 1995. Y el ejército de los serbios de Bosnia se hizo cargo de Srebrenica en julio de 1995, y hubo muertes y ejecuciones después de eso. Eso es lo que se llama en el occidente “La masacre de Srebrenica”, pero, de hecho, eso es realmente una construcción política.

El número de ejecutados fue probablemente del orden de entre 500 y 1.000. En otras palabras, menos de la mitad del número de civiles serbios asesinados antes de julio de 1995.

Y la pretensión occidental es que 8.000 hombres y niños fueron ejecutados en la masacre de Srebrenica, pero tome nota que estos eran hombres, siempre hombres, todos hombres, que eran todos soldados, mientras que los 2.383 civiles muertos incluían un gran número de mujeres y niños.

Estamos hablando de la ejecución en la segunda masacre de los militares esencialmente. Y por supuesto, nunca demostraron que había 7.000 o 8.000 los hombres o niños asesinados. Los cuerpos en las fosas suman a algo así como 2.500. Muchos de esos cuerpos cayeron en el combate. Una de las bellezas del sistema de propaganda occidental es que todos los cuerpos que se encuentran a partir de julio de 1995, cuentan como ejecutados, a pesar de que sabemos muy bien que un gran número fueron víctimas del combate.

Herman: También otro hecho importante acerca de la masacre de Srebrenica es que todos esos asesinatos de serbios se produjeron gracias a la salida de una zona que se suponía que era una “zona protegida”. Srebrenica era un lugar seguro, un refugio seguro. Se suponía que iba a ser desmilitarizado, pero nunca fue. Así que los soldados musulmanes bosnios salían de Srebrenica y mataban a civiles serbios. Todo esto es completamente ignorado en los medios de comunicación occidentales. Es como si los serbios en julio de 1995 llegaron y comenzaron a matar arbitrariamente.

De hecho, los militares de la ONU en la zona, un oficial francés llamado Phillip Morillon, se le preguntó por el tribunal yugoslavo (TPIY), “¿Por qué los serbios lo hicieron?” Dijo que está absolutamente convencido de que lo hicieron por lo que el comandante bosnio de musulmanes de Srebrenica hizo a los serbios antes de julio de 1995. Es el jefe del ejército de la ONU, ¡pero no lo podrá ver en la prensa occidental!

En otras palabras, la primera masacre es lo que llevó a la segunda masacre menor de personas de edad militar.

Todo el asunto de la masacre de Srebrenica es un fraude político gigantesco. Hubo una masacre, pero fue una masacre de venganza en la que las mujeres y los niños no murieron.

Una de las características de la “cita” Masacre de Srebrenica, que es la segunda, es que 20.000 mujeres y niños de Srebrenica  fueron llevados en autobuses a un lugar seguro por el ejército serbio. Las mujeres y los niños no murieron, sólo las personas en edad militar y una parte muy grande de los que murieron, murieron en combate.

Así que mi propia estimación, como he dicho, es que tal vez hubo entre 500 y 1.000 ejecuciones. Ejecuciones de venganza.

Robles: Lo siento. ¿Cuántos?

Herman: de 500 a 1.000, diría yo.

Robles: 500 a 1.000.

Herman: Si. Así que hubo una masacre importante, pero pongámoslo en su contexto! Esta fue una guerra, esto era un ejército que había visto a sus propios civiles masacrados en una escala mucho más grande. Eso está completamente obviado en Occidente, ¡como si los serbios entraron a Srebrenica y empezaron a matar a causa de una sed de sangre! ¡Es absolutamente un fraude!

Por lo tanto, considero que la masacre de Srebrenica como un triunfo enorme de propaganda. Occidente quería ir contra Serbia y por esto impidieron la paz. Necesitaban esta masacre.

Robles: Usted ha dicho, a unos 2.380 civiles, mujeres y niños principalmente…

Herman: Mujeres serbias y los niños, sí.

Robles: … murieron inicialmente. Esto fue Srebrenica …

Herman: La primera masacre entre 1992 y julio de 1995. Estos eran civiles serbios. También hubo cientos de militares serbios que murieron en ese período, ¡estoy sólo estoy hablando de civiles!

Robles: Los civiles, ¡claro! Y luego, en represalia aproximadamente 2.500 musulmanes bosnios, soldados, fueron asesinados.

Herman: Eso es engañoso, de que 8.000 fueron ejecutados…. unos 2000 que fallecieron realmente, una parte muy grande murieron en combate.

Robles: En combate. Bueno, ya veo. Ya veo.

Herman: Sí, y las ejecuciones eran, como he dicho, probablemente en el orden de 500 a 1.000.

Robles: Muy bien. Así que esos eran musulmanes bosnios que resultaron ser directamente responsables de las muertes masivas de civiles serbios. ¿Cierto?

Herman: Los serbios en realidad tenían listas de soldados musulmanes bosnios que querían detener, pero honestamente no puedo decir que eran los únicos que fueron ejecutados. Pero sin duda, un importante número de los ejecutados estaban en esas listas, las listas de venganza. 2


Pueden oír la entrevista aquí (Enero 2013):




Referencias-Notas:
1. Edward S. Herman. The politics of Srebrenica Massacre. Globarl Research, 7.7.2005.
2. Edward S Herman & John Robles. The Srebrenica Massacre was a Giant Political Fraud. Global Research. February 2013.

Referencias adicionales de interés:


Edward S Herman. The Srebrenica Massacre: Evidence, Context, Politics. 2011.

Michel ChossudovskyDismantling Yugoslavia, Colonizing Bosnia. 'The Other Face of the European Project, Alternative Forum to the European Summit, Madrid, 1995.

Michel Collon. El juego de la mentira. Las grandes potencias, Yugoslavia, la OTAN  y las próximas guerras. Hiru. 1999.

Boris Malagurski. The Weight of chains (documental). 2010.


Michael Parenti. To kill a nation, the attack on Yugoslavia. Verso, 2000.

Diana Johnstone. Fools' Crusade: Yugoslavia, Nato and Western Delusions. Monthly Review Press. 2002.

martes, 7 de julio de 2020

Hacia una visión más realista de nuestra sociedad y nuestra política actual


Que uno de los intelectuales más brillantes del último medio siglo haya sido censurado, castigado y maltratado en los medios de comunicación por gente ignorante y venal al servicio de las órdenes de otra gente poderosa, nos retrata y nos habla de una sociedad, la nuestra, pobre, inculta, embrutecida y carente de moral. El intelectual del que hablo es el Sr. Gonzalo Puente Ojea, ya fallecido en enero del año 2017. Él comprendió perfectamente a la sociedad y a la misma humanidad ante la que estaba en frente e hizo una descripción rigurosa de ella.
Esto es la tragedia de la Humanidad, muy progresista en el aspecto técnico, pero moralmente regresiva tanto en el orden de los conocimientos intelectuales de las masas populares, como en el aspecto de la valoración moral de los acontecimientos. 1
Aunque cabe decir a un defensor de la razón como Puente Ojea y su crítica a crencias e instituciones que no se basan en ella, que una situación presente, menos religiosa, no es mejor. Pues las creencias irracionales y la explotación de unos seres humanos sobre otros siguen siendo sello de nuestra especie. El mundo superficial, consumista, tremendamente egoísta, indiferente al sufrimiento ajeno, irreflesivo y lleno de mitos del neoliberalismo es  buen ejemplo de ello. De que las cosas han ido a peor a como estaban.
No tienen mas que ver la barbarie desatada en Libia o en Siria y cómo han sido incluso justificados tales actos por los denominados "progresistas", calificándolos, muy miserablemente, como "intervenciones humanitarias". Los mencionados progresistas no son sino propagandistas de poderes mayores, las corporaciones, y harán, como lo han hecho,  propaganda de la guerra si sus amos lo necesitan. Pues fueron esas influyentes familias dueñas de las finanzas y de las industrias las que planificaron e incitaron a la guerra. 
No vean por tanto progreso donde no lo hay.  Nuestra sociedad no es mejor que otras pasadas. Seguramente ahora engañamos y camuflamos más con el lenguaje y las imágenes lo que es la realidad de los hechos. Y los mass media son pensados y mantenidos para este fin. Crean una realidad virtual, inventan la realidad. De ahí que ya algunas personas, ante esa enorme disparidad entre lo que ocurre en sus vidas e incluso, para los más avezados, lo que ocurre en el mundo y lo que te cuentan en la televisión, en la radio, el periódico o en la fraudulenta Wikipedia hayan decidido, aburridos de que les mientan en demasía, cortar con estas fuentes de engaño.


Sin embargo, la mayoría, perezosa como es, se dejará arrastrar por la ola del momento, con sus consecuencias. Dice el dicho, bien dicho, si no te ocupas de la política, ella se ocupará de ti. Y efectivamente así ocurre. Que si nunca te han importado las luchas obreras y lo que los maestros enseñaron, y tampoco te moviste por lo que a otras gentes y a otros compañeros les ocurrió, entonces, cuando la dirección de tu empresa os echa, es tarde para quejarse, porque nadie en una sociedad egoísta saldrá a ayudar a otra gente tan egoísta como ellos. Una lección de la vida, pero algo tarde para aprenderla.
Que los partidos políticos en occidente no representen a la clase obrera, la clase social mayoritaria, nos habla de un control de estas organizaciones por parte  de los patronos. Y tan fuerte es ese control que les escriben el guion a seguir y lo siguen.
En la práctica, las estrategias de esta supuesta “izquierda” son previsibles. Se mueven a impulsos de los medios de comunicación. Estos medios, mayoritariamente controlados por las grandes corporaciones, instruyen a los dirigentes de estas organizaciones sobre lo que debe ser la “izquierda” y lo que debe ser la “derecha”, y lanzan las sucesivas campañas supuestamente “progresistas” a las que los dirigentes de “izquierda” deben supuestamente apuntarse ciegamente. Estas campañas, siempre diseñadas e impulsadas en interés de las grandes empresas, son seguidas de forma entusiasta por todos los que supuestamente se autojustifican en llamarse “progresistas” o “de izquierdas” simplemente en base a lo que los medios corporativos incluyen dentro de estos conceptos. 2
No es extraño que muchos trabajadores hayan buscado otras opciones políticas ante el abandono al que se ven sometidos por una izquierda corrupta y solo  presta a los halagos, las prebendas y el postureo. Esto trae lo que estamos viendo y señala la política alemana Sahra Wagenknecht:
Una izquierda que se aleja de las capas socialmente discriminadas y sus intereses es, también ella, responsable de la subida de las derechas. 3
En realidad los movimientos emergentes que están surgiendo como consecuencia de esto son principalmente  nacionalistas. Es decir, defienden la soberanía de su país y que las decisiones de estos no estén dictadas por los grandes monopolios que constituyen las corporaciones. Aunque este no sea el caso del partido español Vox, tan servil como los demás, pero que está aprovechando con demagogia el enfado social justificado. Que un obrero les dé su voto, a las organizaciones nacionalistas no dominadas por el entramado corporativo, no debe extrañarnos, porque son las únicas de los que puede obtener algo en un mundo político tan ajeno a ellos.

Referencias-Notas:
1. Gonzalo Puente Ojea: "En los Balcanes no sólo se ha quebrantado el orden jurídico sino también el interncional".  Entrevista de Antonio José Domínguez. Mundo Obrero. 12.04.1999.
2. La izquierda europea, secuestrada por la élite corporativa. Ekai Journal. 21.06.2020.
3. Entrevista a Sahra Wagenknecht. Sin Permiso. 21.11.2009.  

lunes, 29 de junio de 2020

Anne Hidalgo y Al Qaeda

Los "progresistas" occidentales celebran la victoria de uno de sus iconos. 

La Torre Eiffel apaga sus luces para defender a Al Qaeda

por Redacción Misión Verdad, en Misión Verdad
Entre las acciones comprendidas en esta campaña, la simbólica Torre Eiffel apagó sus luces hace una semana para “alertar a la comunidad internacional sobre la urgencia de actuar frente a la situación que viven los ciudadanos sirios en Alepo”, según la alcaldesa de París, Anne Hidalgo. En clara sintonía con la invención de noticias falsas sobre el supuesto “desastre humanitario” cometido por el Ejército Árabe Sirio, Hezbollah, milicias chiíes y la aviación rusa.
Paradójicamente, los mismos países que financiaron la guerra en Siria, como Francia, usan estas denuncias no comprobadas en el terreno para demonizar la ofensiva en Alepo contra el Frente Al-Nusra (Al-Qaeda), el Daesh o Estadi Islámico, y el resto de los grupos fundamentalistas islámicos.
Los activistas y los financistas de la campaña
Como ya hemos dicho en esta tribuna, las principales fuentes de este tipo de campañas de propaganda son el grupo conocido como los Cascos Blancos Sirios (White Helms), el Alepo Media Center y supuestos activistas inocentes, cuyos testimonios son tomados como verídicos por ONGs como el Observatorio Sirio de Derechos Humanos con sede en Gran Bretaña.
De más está decir que los Cascos Blancos Sirios son dirigidos por un ex militar británico y financiados por Estados Unidos, que el Alepo Media Center es pagado por Francia e integrado por periodistas que se sacan fotos con fundamentalistas islámicos, y que los supuestos activistas son en realidad militantes del fundamentalismo islámico.
En ese sentido, en el último tiempo todos estos reportes han sido organizados dentro de la Campaña por Siria, llevada a cabo por la agencia publicitaria Purpose, que recibe dinero de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid).
Precisamente es la misma embajada de Estados Unidos en Suiza que en uno de sus reportes de 2012 habla de la formación de activistas para informar sobre el conflicto en Siria. Quienes hoy en día son la fuente primaria de los principales medios del mundo ante la ausencia completade periodistas independientes en zonas “rebeldes”.
Tan así es de evidente que la última gran campaña sobre Siria, llamada #StandWithAlepo, fue realizada por “activistas sirios”, eufemismo para denominar a quienes cumplen el rol de comunicadores de grupos terroristas como Frente Al-Nusra. Justamente este cuadro cierra completamente si se toma en cuenta que éstos actuaron organizadospor el estratega comunicacional del partido demócrata norteamericano Becky Carrol de la ciudad de Chicago, donde hizo vida política el presidente Barack Obama.
En esta atmósfera es que se inscribe el apagón de las luces de la Torre Eiffel.
Las violaciones a los derechos humanos
Difícilmente se pueda decir que en una guerra no se violen los derechos humanos, ni ocurran atrocidades. Tampoco que se pueda hablar de ellas sin base ni informaciones comprobadas en el terreno.
Precisamente una de las pocas periodistas en Alepo, la británica Vanesa Beeley, afirmó recientemente que no le constan las denuncias realizadas sobre la toma de Alepo. Lo que constrasta con su descripción del trabajo del Ejército Árabe Sirio y Rusia para ofrecer una amnistía a los fundamentalistas que abandonasen el combate, y armar corredores humanitarios que permitan la evacuación de los civiles alojados en las áreas “rebeldes”.
Sin embargo, nada de esto ha sido publicado por los medios corporativos e incluso supuestos intelectuales de “izquierda” como Owen Jones se han hecho eco del supuesto desastre humanitario en Alepo. Al punto tal de pedir sanciones a Rusia con las mismas fuentes que la alcaldesa de París justificó el apagón de la Torre Eiffel.
Algunas de las cuales son:
-Un supuesto informe de la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, el príncipe jordano Zeid Ra’ad Al Hussein, sobre la ejecución de 82 personas por parte del Ejército Árabe Sirio. Informe que en la práctica no existe, se basa en “múltiples fuentes” no identificadas y es presentado a los medios por un miembro de la realeza jordana, que participó activamente a favor de los fundamentalistas islámicos en Siria dejando pasar armas y financiamiento desde su frontera con el país.
-El testimonio de la “activista” Lina Shami, cercana al Frente Al-Nusra, y las declaraciones de un miembro del Syria Solidary Movement, que sin vergüenza llama en su página a una intervención militar en el país. Ambos con claros intereses en el conflicto que claramente hacen las veces de actores neutrales sin serlo.
Lo que sirve de ejemplo para señalar cómo efectivamente se puede manipular la opinión pública solo con noticias falsas y matrices interesadas. De poco sirve la veracidad de los hechos para la izquierda y la derecha europea. Su lugar justamente es al lado de Al-Qaeda y de los financistas de la misma guerra que aún continúan justificando.
Algún día eso mismo tendrán que contar: que apagaron las luces de su Torre Eiffel por los mismos terroristas que los asesinaron en París.
Fuente: http://sakerlatam.es/anglosionismo-fascismos-1porcien/la-torre-eiffel-apaga-sus-luces-para-defender-a-al-qaeda/
PS:


domingo, 14 de junio de 2020

El racismo, consustancial con los Estados Unidos de América

Contradicciones made in USA

Alguien con criterio nos recuerda que los estadounidenses son  gente confusa que no pueden admitir  la contradicción (-es), en las que continuamente viven. 1 Porque el país de la libertad, de la democracia y de los derechos humanos es más un invento de la propaganda mediática, que algo que tenga que ver con cualquier  realidad.
Las fake news, las noticias falsas, han sido la únicas que han llegado a los oídos y ojos de los norteamericanos, de ahí su confusión. No son algo reciente, sino algo permanente desde los mismos orígenes de su nación.  Ya en el proceso de revolución contra los británicos se recurrió a la manipulación emocional a través de los periódicos y de otros medios de  comunicación. Se utilizaron, cómo no, supuestas atrocidades cometidas por el enemigo, que eran o exageradas o simplemente inventadas, para avivar los ánimos de la población y conseguir apoyos. El propio Benjamin Franklin, uno de los Padres Fundadores, recurrió a este tipo de utilización de los sentimientos, publicando en 1.777 una carta falsa supuestamente escrita por un comandante germano de los mercenarios hesianos. En ella se indicaba que el Gobierno británico le aconsejaba al comandante dejar morir a los soldados heridos. Esta carta causó una gran conmoción en Francia y provocó deserciones en los hesianos. Benjamín Franklin inventó también una noticia que apareció en el Boston Independent, donde se hablaba de la práctica del corte de cabelleras por parte de los británicos, provocando reacciones en la propia Inglaterra contra la guerra que se estaba dando.Desde entonces hasta hoy, la propaganda y especialmente la propaganda de guerra han sido una constante. Y vale tanto para justificar lo injustificable en el interior de sus estados, como en el exterior. 

La  enorme diferencia entre lo que los líderes de EE.UU. hacen en el mundo y lo que los norteamericanos creen que están haciendo sus líderes es uno de los mayores logros de la propaganda de la mitología política dominante. 3


No olvidemos que ell@s exterminaron a l@s nativ@s de aquel lugar, quitándoles sus tierras y borrándoles de la memoria histórica. Aplicando el Destino Manifuesto que creían poseer:
El cumplimiento de nuestro destino manifiesto es extendernos por todo el continente que nos ha sido asignado por la Providencia, para el desarrollo del gran experimento de libertad y autogobierno. Es un derecho como el que tiene un árbol de obtener el aire y la tierra necesarios para el desarrollo pleno de sus capacidades y el crecimiento que tiene como destino. 4
Este imaginario destino no solo lo aplicaron al continente americano, sino que fue extendido a todo el planeta. De los incivilizados y salvajes nativos norteamericanos se pasó sin dificultad a los incivilizados y salvajes asiáticos. Por ejemplo, la desinformación que hubo entonces sobre la invasión de Corea condujo a que se agravara enormemente la situación, el corresponsal militar del New York Times, Hanson Baldwin, describía a los norcoreanos como alimañas que venían chillando. Este carácter racista no era nuevo en la prensa y el ejército estadounidense, ya se vio en las invasiones a Filipinas y a Haití, y sucedería pronto en Vietnam. 5
Algunos de los que hoy se quejan en las calles de los Estados Unidos por la discriminación racial y la violencia policial, han participado o apoyado esas guerras violentas, racistas y de saqueo de otras gentes, aún más maltratados que ellos. No tienen, por tanto, argumentación moral. Y parecen olvidar que la riqueza de un país de la que ell@s apenas disfrutan, la generaron en gran medida sus antepasados esclavos. Y ahora como hij@s de l@s esclav@s l@s tratan. Sin respeto, sin agradecimiento, con violencia y desprecio. 
Su afamado primer presidente de raza negra, Barack Obama, hizo muy poco por ell@s, empeorando su situación social y económica durante su mandato. Y fue él, recordando su no tan olvidado y muy presente pasado esclavista, quien encabezó el ataque al país más próspero e independiente de África, Libia, provocando, con la inestimable ayuda de la organización "humanitaria" Amnistía Internacional, un genocidio sobre l@s libi@s negr@s, además de la vuelta a oscuros tiempos pasados con la venta pública  de esclavos. 6, 7
Eso son los Estados Unidos. Esa es su naturaleza. No pidamos entonces donde no puede haber.
Solo las cosas cambiarán cuando la derrota llegue a ese imperio que se enmascara con la retórica de la libertad. Esto hoy ya no es un sueño, su final se avecina, ya no podrá imponer su voluntad a su capricho, tendrá, más por las malas que por las buenas, que aprender a respetar y escuchar a los demás. China y Rusia le enseñarán la lección.
Mientras tanto, la gente de allí pierde su tiempo, sus fuerzas y su dinero chillando con pancartas y yendo al Walmart o al McDonald's.

Referencias-Notas:
1. Viet Thanh Nguyen. The Sympathizer. New York: Grove Press, 2015, 190.
2. Philip DavisonPropaganda and the American Revolution, 1763-1783.Norton. 1973.
3. Michael Parenti. Quotations by Michael Parenti. M.Parenti Political Archive.
4. John L. O'Sullivan. On Manifest Destiny, 1839. "The Great Nation of Futurity," The United States Democratic Review, Volume 6, Issue 23, pp. 426-430.
5. Sherwood Ross. The Korean War: The “Unknown War”. Geopolitical Monitor, 17.3.2011.
6. Roberto Sirvent and Danny Haiphong. American exceptionalism and American Innocence. Skyhorse Publishing. 2019.
7. Maximilian Forte. Slouching towards Sirte. NATO´s war on Libya and Africa. Baraka books, 2012.

domingo, 7 de junio de 2020

LA CENSURA MEDIÁTICA Y LA GEOPOLÍTICA TRAS LA LIBERACIÓN DE ALEPO

La cara de satisfacción de quien se siente por fin a salvo. La opinión de este hombre sirio liberado en el este de Alepo es censurada en los medios corporativos. Quizás sea porque su opinión sobre los “rebeldes” a los que apoya la OTAN sea diametralmente opuesta a la que difunden desde Occidente. Muchos “activistas” y “progresistas” al servicio de las grandes corporaciones hubiesen preferido que este hombre siguiese en manos de la “oposición moderada” wahabí. (Foto tomada por Andrew Ashdown)

Cuando el legítimo y popular Gobierno de Siria recuperaba en diciembre de 2016 la que fuera importante ciudad industrial de Alepo, en el noroeste del país, tras la invasión mercenaria de verano de 2012 apoyada por occidente, hubo otro derrumbe moral entre los propagandistas de la guerra. Siria iba volviendo a tener a su nación y a su gente conforme la justicia y la paz se habrían camino. La llegada de Rusia, de acuerdo a la legalidad internacional y también de acuerdo a cualquier sentimiento mínimo de humanidad, cortaba el suministro logístico a los terroristas desde la cercana integrante de la OTAN Turquía y eso ponía fin a la intromisión de terror externa. 



Publicado por 

Nerviosismo, desconcierto, resignación, tristeza, impotencia, incertidumbre… Los gobiernos de la OTAN y los medios corporativos se han quedado sin discurso en Siria tras su derrota en Alepo. Entre sollozos intentan explicar al gran público qué ha ocurrido para llegar a esta situación. Todos sus sesudos análisis concluyen que Rusia tiene la culpa por apoyar a Al Assad. Periodistas y activistas “humanitarios” piden que las potencias occidentales intervengan contra Rusia para “frenar al régimen Al Assad”, negando que en realidad ya lo están haciendo desde hace años y están siendo derrotados. Obviamente Rusia está interviniendo en Siria y defendiendo sus intereses, pero lo hace a petición de un gobierno legítimo apoyado por la mayoría de la población para luchar contra unos grupos terroristas patrocinados por la OTAN que invadieron el país en marzo de 2011. EE.UU. patrocina y utiliza al terrorismo yihadista como arma. Rusia combate ese terrorismo acorde al derecho internacional. Algunos “equidistantes progresistas” todavía no quieren ver esta diferencia.
Pero que Rusia respete el derecho internacional, mientras que la OTAN y sus terroristas invaden ilegalmente un Estado soberano asesinando a su población civil para destruirlo, es totalmente irrelevante. EE.UU. dicta unilateralmente lo que es legal o ilegal, lo que es legítimo o no, lo que es “democracia” o “dictadura”, lo que es un golpe de Estado o una “revolución popular”, lo que son terroristas o “libertadores”, o cómo deben interpretarse los Derechos Humanos. El resto de Occidente se limita a obedecer. Incluidos los periodistas y activistas que difunden a diario ese relato artificial construido para justificar las “intervenciones humanitarias” imperialistas en Oriente Medio y otras partes del mundo. 
Tanto la prensa corporativa así como los organismos internacionales controlados por las potencias occidentales insisten en seguir utilizando y manipulando la “situación humanitaria” en Alepo como arma de propaganda contra Siria y Rusia. En realidad no pueden hacer otra cosa, salvo reconocer que han mentido todos estos años. Su debilidad tras el golpe de Alepo es más que notable. Cuando pasen unos días y toda la población de Alepo haya sido evacuada, se quedarán de nuevo sin discurso y tendrán que colocar el foco de atención en otro lugar (Palmira, por ejemplo) para posteriormente repetir la misma estrategia de desgaste “humanitario”  contra el gobierno sirio.
Sin embargo pese a su derrota en Alepo, el “cambio de régimen” en Siria sigue en la agenda del Pentágono, y Donald Trump todavía no ha hecho nada (o no ha podido hacerlo todavía) que nos haga ser optimistas, más allá de su retórica durante la campaña. Por ahora, como parte de esa reorganización tras la caída de Alepo, la OTAN ha movilizado a sus grupos terroristas desde Mosul (Irak) y Al Raqa (Siria) para invadir de nuevo la ciudad de Palmira. Los medios lo ven como una gran noticia, como un consuelo para alimentar su autoestima tras perder Alepo. Pero siguen sin querer explicarnos por qué ocurren los hechos, cuáles son las causas reales que los provocan. Como si los terroristas, sus armas y su estrategia militar se produjeran de forma espontánea e incomprensible para la mente humana.
Para que el Emirato Islámico lograra ocupar Palmira nuevamente, las fuerzas estadounidenses, que deberían haber cercado Mosul, le dejaron abierto el camino hacia el desierto sirio y detuvieron los bombardeos que la aviación de la coalición internacional había emprendido sobre la provincia siria de Raqqa. Al estar concentrado en la liberación de Alepo, el Ejército Árabe Sirio no tuvo tiempo de enviar refuerzos a Palmira, cuya guarnición se vio obligada a retirarse ante la embestida de una fuerza yihadista 5 veces superior en número de hombres. [1]
Estos son momentos de incertidumbre para quienes tanto dinero y esfuerzo invirtieron en derrotar a Al Assad. Hasta que reorganicen su estrategia de nuevo, a la yihad política y mediática occidental sólo les queda seguir recurriendo a la manipulación y la censura informativa para intentar ocultar las evidencias que dejan al descubierto su gran mentira sobre una inexistente “primavera árabe” en Siria. Sin esta censura, si los grandes medios publicaran lo que realmente está sucediendo, se verían en la obligación de explicar a su audiencia cómo es posible que los ciudadanos liberados del este de Alepo estén celebrando con lágrimas de alegría y emoción la llegada del Ejército Árabe Sirio, después de que nos dijeran desde hace 5 años que ese ejército los estaba “bombardeando” y “reprimiendo”. Si no aplicaran la censura, tendrían que explicar a su audiencia que esos “heroicos rebeldes” a los que defienden, almacenaban y utilizaban armas químicas contra la población civil en las zonas de Alepo controladas por el gobierno sirio, al mismo tiempo que nos decían que era “el régimen de Al Assad” el que las utilizaba contra civiles.
Unos “insurgentes” que, según las grandes agencias occidentales, están siendo objeto de “ejecuciones sumarias” en el este de Alepo por parte del “régimen” y sus aliados, sin que nadie en absoluto pueda verificar esas afirmaciones. Ni siquiera la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, que también difunde esta propaganda aunque reconoce que no ha podido comprobar su veracidad. Si no pueden comprobar su veracidad, entonces, ¿por qué la ONU contribuye a la desinformación y a la propaganda de guerra?
Obviamente ni la ONU, ni la gran prensa occidental, ni los gobiernos de la OTAN, ni tampoco las ONGs corporativas pueden verificar los hechos, en primer lugar, porque son falsos, y en segundo lugar, porque no tienen a nadie informando sobre el terreno que pueda hacerlo. Sus principales fuentes son el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, los Cascos Blancos, o el Alepo Media Center, organizaciones financiadas por los gobiernos y corporaciones occidentales y de los cuáles ya he hablado en otros artículos [2]. O bien sus fuentes son directamente los “grupos opositores”, es decir, los propios terroristas. En estas condiciones, la “información” de las grandes agencias occidentales y de los organismos internacionales se convierte en pura propaganda yihadista.
Claro que, después de que el enviado de la ONU en Siria, Stephan de Mistura, pidiera crear una “región autónoma” gobernada por los terroristas de Al Qaeda en Siria, y de que la Unión Europea tratara de sobornar económicamente a Bashar Al Assad para que permitiera esta propuesta y entregara una parte de Siria a los terroristas a cambio de seguir en el poder, se puede esperar cualquier cosa que provenga de este corrupto organismo internacional y de los países que lo someten a su voluntad. Sí, han leído bien, la misma Unión Europea que quiere juzgar a Al Assad (y a Vladimir Putin [3], por cierto) por cometer “crímenes de guerra” y ser un “dictador sanguinario” que “asesina a su propio pueblo”, ofreció financiación y apoyo al gobierno sirio a cambio de que Al Assad aceptara la “balcanización” de Siria, tal y como pretenden EE.UU. y las grandes corporaciones que planificaron la guerra contra Siria hace años. Este dato demuestra que el concepto de Derechos Humanos que tiene la UE y EE.UU. es el mismo que tiene cualquier mafia: los negocios son lo primero; los principios se amoldan a la realidad; nuestros amigos o enemigos se miden en función de la tasa de ganancia que nos aporten.
Según informes, la UE planea ofrecer ayuda financiera a Damasco a cambio de permitir que las fuerzas rebeldes permanezcan en el poder en algunas regiones de Siria. (…) A cambio, si todas las partes están de acuerdo, la UE ofrece una gran bolsa de dinero. (…) Bruselas admite ahora que Al Assad siga en el poder, pero exige la “devolución del poder en algunas provincias de Siria, lo que permitiría a los rebeldes moderados integrarse en las fuerzas de seguridad locales” (…). La UE está dispuesta a ofrecer ayuda financiera tanto al gobierno sirio como a los rebeldes para endulzar el acuerdo, según informó The Times. El informe sugiere que pagar a Damasco es mejor que tener que lidiar con el éxodo continuo de refugiados sirios hacia la UE, que están “contribuyendo al caos electoral en todo el continente” y “destruyendo el tejido político de Europa”. [4]
Los grandes medios occidentales convierten a los verdugos en víctimas y en protagonistas, mientras silencian la voz de las verdaderas víctimas del terrorismo, los sirios liberados en el este de Alepo. Resulta paradójico que aquellos que protagonizan campañas políticas, mediáticas y humanitarias en favor de los “civiles sirios”, los censuren cuando estos civiles por fin pueden hablar y constatar su relato abiertamente. Obviamente censuran su opinión porque la audiencia occidental descubriría que les han estado mintiendo todo este tiempo. Por suerte no todos los periodistas y activistas que trabajan en Siria actúan de la misma manera. Gracias a ellos podemos conocer la verdad y escuchar a quienes deberían ser los únicos protagonistas. 
Por ejemplo el sacerdote Andrew Ashdown, un miembro de la Iglesia de Inglaterra que estudia las relaciones cristiano-musulmanas en Siria y que se encuentra en el este de Alepo y ha recabado de primera mano la opinión de los sirios liberados. Su conclusión es rotunda: los informes sobre Siria publicados en los grandes medios son “fabricaciones retorcidas”. Este sacerdote se pregunta ¿por qué no hay ninguna agencia internacional occidental en Alepo prestando ayuda humanitaria? ¿por qué no están las agencias de noticias hablando personalmente con los refugiados sirios liberados, teniendo en cuenta que estas agencias dedicaron tanto tiempo a denunciar que estos civiles estaban siendo masacrados por el gobierno sirio? Parece evidente la respuesta a estas acertadas preguntas. Andrew Ashdown denuncia también que los medios occidentales no informan de forma objetiva ni siquiera se molestan en recabar información ni en preguntar a los propios sirios liberados cuál es su opinión, al mismo tiempo que estos medios “conceden toda credibilidad a los terroristas sin comprobar la veracidad de sus afirmaciones”.  
La sensación de alivio entre los miles de refugiados es palpable. Todos estaban dispuestos a hablar, y entrevistamos a varios de ellos que llegaron ayer y hoy. Todos dijeron lo mismo. Dijeron que habían estado viviendo con miedo. Informaron que los combatientes habían estado diciéndoles a todos que el ejército sirio mataría a cualquiera que huyera al oeste, pero fueron ellos quienes mataron a muchas personas que trataron de huir, hombres, mujeres y niños. También mataban a cualquiera que diera muestras de apoyar al gobierno (…). Nos dijeron que se les había dado muy poca comida, que cualquier ayuda que llegaba a la zona se les negaba en su mayoría o se vendía a precios exorbitantes. Del mismo modo, a la mayoría no se les había dado tratamiento médico. (…). La mayoría de los refugiados dijeron que los rebeldes habían matado a miembros de sus familias y hablaban constantemente de asesinatos, torturas, violaciones y secuestros generalizados por parte de los rebeldes. (…). Les preguntamos si el ejército sirio había maltratado a alguien. Dijeron que nunca. Una mujer dijo: “Nos ayudaron a escapar y nos proporcionaron comida y agua”. [5]
La realidad es que en el momento en que más aliviados se muestran los civiles en el este de Alepo, más tristes y preocupados se muestran los gobiernos, periodistas corporativos y activistas humanitarios en Occidente. Está quedando meridianamente claro que sus intereses nada tienen que ver con la situación humanitaria de los civiles sirios. De ser así, estarían celebrando esta liberación de Alepo, escuchando a los sirios, y condenando la ocupación de otras ciudades sirias por parte de la “moderada” Al Qaeda, es decir, sus “rebeldes sirios”.
Ampliando el prisma del análisis, lo que ocurre en Siria es el reflejo del cambio que se está produciendo en la correlación de fuerzas en el tablero geopolítico mundial. El viejo sistema unilateral bajo el cual EE.UU. y sus “aliados” eran capaces de imponer por la fuerza sus intereses ha fracasado en Siria. Aunque la guerra contra Siria continúa, puesto que la OTAN y las dictaduras del Golfo siguen utilizando el terrorismo salafista en Siria para lograr un “cambio de régimen”, la derrota en Alepo supone un punto de inflexión que evidencia que este cambio dentro del Orden Mundial es imparable. El eje Rusia-China junto a todos los países y regiones que orbitan en su entorno ya suponen de facto un freno a la hegemonía económica, comercial, militar, y política de Occidente encabezada por EE.UU.
En el trasfondo de la guerra contra Siria, como antes la invasión de Libia, el golpe de Estado neonazi en Ucrania, las sanciones y ataques contra Rusia y Venezuela, o incluso los recientes atentados en Egipto [6], entre otras muchas maniobras políticas, suponen el intento desesperado por parte de EE.UU. de frenar el fin de su supremacía global, y reflejan su negativa a aceptar la nueva realidad “multipolar” en la que estamos.
Estos dos países van a establecer acuerdos tanto con EEUU como con la UE, sin duda, pero ya no será desde una posición subordinada sino que se basarán, en gran medida, en sus propias premisas e intereses. Las últimas maniobras rusófobas de EEUU y de la UE no son otra cosa que el canto del cisne por intentar evitar lo inevitable. China y Rusia, Rusia y China están asumiendo de forma clara, constante y decidida su posición geopolítica y no la van a dejar en mucho tiempo. Para ellos Occidente ya no es más que una cuestión geográfica con cada vez menos relevancia internacional. El siglo XXI es, claramente, el siglo de Eurasia. [7]
Sin embargo, cuanto más se incrementan las sanciones de Occidente contra Rusia – fruto todas ellas de la impotencia  occidental ante su decadencia – más se incrementan los lazos de Rusia con China y su influencia en Eurasia, que es justo lo contrario de lo que planearon siempre sus enemigos. Y mientras tanto algunas figuras del “periodismo” y el “humanitarismo” en Europa todavía se preguntan “qué nos ha pasado en Alepo”.
[Una periodista realmente independiente y honesta, como la canadiense Eva Bartleet, dejó en evidencia recientemente las mentiras de la OTAN sobre Siria y desenmascaró a dos de las fuentes más utilizadas por los medios corporativos para informar sobre Siria: el Observatorio Sirio de Derechos Humanos y los llamados Cascos Blancos, ambos creados y financiados por EE.UU. y Reino Unido y otras “democracias” como Catar, así como las grandes corporaciones anglosajonas]  

REFERENCIAS – NOTAS
[3] ¿Habría que juzgar a Vladimir Putin?,- artículo de Thierry Meyssan (Red Voltaire, 12/10/2016)
[4] EU will give Assad money if he allows Al Qaeda jihadists to rule over parts of Syria,- información de Alex Christoforou (The Duran, 5/12/2016)
[5] Aleppo: The truth that the western media refuses to report,- crónica publicada en Tal Fanzine (15/12/2016). El texto puede leerse originalmente en el muro de Facebook del sacerdote Andrew Ashdown
[6] Por qué los atentados en Egipto,- artículo del escritor y analista Mikel Itulain (¿Es Posible la Paz? 14/12/2016)
[7] Los movimientos de China y Rusia acotan, aún más, a Occidente,- artículo del periodista y politólogo Alberto Cruz (CEPRID, 13/12/2016).

Fuente del artículo:
 https://adolfoferrera.wordpress.com/2016/12/16/la-censura-mediatica-y-la-geopolitica-tras-la-liberacion-de-alepo/