miércoles, 11 de diciembre de 2013

Nelson Mandela no fue un africano ilustre comparado con Patrice Lumumba

 Patrice Lumumba

Desde la izquierda se dice que los mandatarios occidentales son muy hipócritas respecto al tratamiento dado a Mandela, es cierto, pero principalmente son muy agradecidos. Mandela les dio muchas cosas, más de lo que podían esperar, y desactivó la lucha, justa, que había en aquel país, pese a que la injusticia apenas decreció.

Nelson Mandela ha tenido una cobertura mediática en occidente sin precedentes ante un líder del tercer mundo. Sin embargo, la historia, la historia real de África, no tendrá un lugar tan grande para él. Pues Mandela no contribuyó ni quiso contribuir finalmente al desarrollo real de su gente, de la gente de África, no pertenece a la amplia lista de personas ilustres que lucharon realmente por la independencia y libertad de África. Independencia y libertad marcadas por la soberanía económica de los países del continente, por el fin del colonialismo que arruina y hunde a África. Patrice Lumumba, en cambio, sí está en esa lista de ilustres africanos, por mérito propio, por el coraje y la honestidad que no tuvo Mandela cuando debió tenerlo y defender el bienestar del conjunto de la población de África del Sur frente a la continuación del expolio llevado a cabo por las familias ricas, locales y extranjeras, sobre el país, como en los mismos tiempos del apartheid. Los culpables de este sistema discriminatorio continuaban en el poder, algo completamente inaceptable e injustificable. No era fácil oponerse, pero esa es la gran diferencia entre quienes luchan por un mundo mejor y quienes lo hacen por lo mejor para ellos mismos. Hay cartas muy sinceras y muy poco amables hacia Mandela: How Mandela.

Patrice Lumumba fue un líder africano que posibilitó la independencia del Congo en 1960, convirtiéndose en la República Democrática del Congo. El Congo, el Congo belga, había sido el régimen colonial implantado por la monarquía y los hombres de negocios belgas desde ya finales del siglo XIX. Un régimen colonial que se llevó por delante la muerte de centenares de miles de personas, seguramente millones.(1) Sobre el rey belga, el rey Leopoldo, habla Mark Twain:

Como rey y pirata, para creer lo que él dice. Se sienta en casa y bebe sangre. Su testimonio no es válido. Los misioneros deben ser creídos. Yo he visto fotografías de nativos con sus manos cortadas porque ellos no produjeron la cantidad requerida de caucho. Si Leopoldo los hubiese matado de una vez no hubiese sido tan malo; pero cortarles las manos y dejarles desamparados para morir en la miseria, eso no es perdonable
Estamos interesados en todo esto porque fuimos nosotros [los Estados Unidos] el primer país en dar reconocimiento en 1885 al villano Estado Libre del Congo de Leopoldo. (1)

Toda esta violencia, como la que vino después y llega hasta nuestros días,(2) tenía una explicación, la explotación económica del país y de sus gentes por el poder extranjero. Por eso, cuando tuvo  lugar el discurso de independencia de la República del Congo, el 30 de junio de 1960, y ante las palabras del rey belga que había indicado que:
La independencia del Congo constituye la culminación de la obra concebida por el Rey Leopoldo II, realizada por él con un coraje tenaz y continuada con perseverancia por Bélgica (...)(3)
Y que era la propia Bélgica la que había decidido esta independencia, Lumumba se levantó y habló claro. Habló claro para recordar el pasado real y el presente real, y decir que allí no iba a continuar un gobierno títere, como el de Kasavubu, que en esa misma ceremonia no hizo mas que mostrar sumisión al poder europeo. Que lo que se buscaba era una independencia real, y eso pasaba de forma incuestionable por la independencia económica, ya que sin esta lo demás eran fuegos de artificio para engañar al público.
El discurso de Lumumba ejerció un profundo impacto. Nadie se lo esperaba y sorprendió a muchos belgas. Durante dicho discurso condenó sistemáticamente la colonización belga e hizo todo tipo de acusaciones en contra del colonialismo, que iban desde las mutilaciones hasta la esclavización. Además de mencionar toda clase de atrocidades.(4)
Todo ello ante el rey belga y ante la prensa internacional, que no sabían donde meterse ante el discurso sincero y directo de Lumumba.
¿Les sorprende que apenas hayan oído hablar de Patrice Lumumba?, ¿de por qué lucho? y ¿de por qué fue asesinado? Es sencillo de entender por qué:
Mientras los países europeos [y EE.UU.] pudiesen continuar poseyendo las minas, las fábricas, las plantaciones, bien, OK, dejémosles hacer su política. Pero Lumumba habló muy claro, de forma muy dramática, diciendo que África necesita ser económicamente independiente también. Y fue un feroz discurso sobre el tema el que dio en la misma ceremonia de independencia, el 30 de junio de 1960, donde él estaba respondiendo a un extremadamente arrogante discurso del rey Balduino de Bélgica. Fue un discurso el que dio, que yo pienso que realmente dio comienzo al proceso que finalizó dos meses después con la CIA, con la aprobación de la Casa Blanca, decretando que debía ser asesinado.(1),(5.)
También es sencillo de entender por qué la prensa europea lo demonizó, llamándole  "satán" o "lenin de África", entre otros descalificativos, y como esa prensa  corrió a mostrar imágenes de humillación y sometimiento de Lumumba cuando sus captores avisaron de que lo tenían arrestado y atado.(6) 
¿No les recuerda todo esto a algo que pasó también en África, pero ya en el siglo XXI, en el año 2011 en Libia?

Sobre las consecuencias de que los hombres de negocios occidentales evitaran la independencia real del Congo, hoy República Democrática del Congo, les aconsejo este enlace: El genocidio de Ruanda y de la República Democrática del Congo. (Mikel Itulain)


(1) Mikel Itulain. Estados Unidos y el respeto a otras culturas y países. África. Libertarias, 2012.
(2) Mikel Itulain. El genocidio de Ruanda y de la República Democrática del CongoEnlace
(3) Quilombo. Independance, cha, cha. ww.javierortiz.net.
(4) Louis Marliere. Coronel (retirado) del servicio secreto belga. El asesinato de Praticio Lumumba. Historia. Enlace
(5) Ellen Ray. U.S. Military and Corporate Recolonization of the Congo. Covert Action Quarterly, Spring / Summer 2000.
(6) El asesinato de Praticio Lumumba. Historia. Enlace

5 comentarios:

  1. Mikel, me mosquea mucho todo el tratamiento que se le está dando a Mandela. Y precisamente por los que tienen a Africa bajo sus pies.
    Desconocía a Lumumba y gracias a tí acabó ese desconocmiento mío.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Ohma.
    Desde la izquierda se dice que los mandatarios occidentales son muy hipócritas, es cierto, pero principalmente son muy agradecidos. Mandela les dio muchas cosas, más de lo que podían esperar, y desactivó la lucha, justa, que había en aquel país, pese a que la injusticia apenas decreció.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. http://thescarletrevolutionary.wordpress.com/2012/11/23/thomas-sankara-africano-revolucionario-extraordinario-martir-de-la-causa-anticolonial-y-antiimperialista/


    http://videotecaalternativa.net/thomas-sankara-la-revolucion-asesinada

    ResponderEliminar
  4. Sencillamente Mandela se vendió a las grandes corporaciones occidentales al precio de 50 millones de rands, unos 13 millones de euros. Ese fue su precio.
    Respecto al presidente Zuma, con seis esposas y veintitantos hijos (reconocidos) es el "gobernante" perfecto para proteger los intereses del sionismo en Sudáfrica, el verdadero poder real allí. Marikana, la mina de platino me hizo comprender el porqué de la empalagosa adulación de la prensa corporativa hacia ese "negro bueno". Mandela se traicionó a si mismo, el dia que se vistió con un elegante traje occidental, allá por los años 50, y se alió con el partido comunista (sionista).

    ResponderEliminar
  5. La Sudáfrica post-Mandela ni siquiera votó a favor de guardar un minuto de silencio en memoria de Gadafi durante la asamblea de la Organización de la Unidad Africana. La traición de Mandela, vendido al sionismo por 50 millones de rands, tiene dimensiones planetarias: Invasión de Ruanda por mercenarios etiópes y ugandeses (nunca hubo ninguna guerra civil entre hutus y tutsis, y al que afirma que lo del genocidio es un mito, lo procesan por “negacionista”, ¿os suena?).
    División de Sudán, para garantizar el abastecimiento de petroleo a Israel, primer pais en abrir embajada en Yuba. Oleada neocolonialista en Mali, Costa de Marfil, Niger, Tchad y ahora la R.C.A, bombardeos de “conmoción y pavor” sobre Libia, con el voto favorable de Sudáfrica. No creo que la población de Sudáfrica esté mucho mejor que con el apartheid, pero África, en su conjunto, está ahora más sometida que nunca al capitalismo internacional (sionismo).

    ResponderEliminar

Puede poner aquí sus opiniones, siempre con respeto y con ánimo de enriquecer y fomentar el debate.
Las personas que participen deberán identificarse con el fin de que asistamos a un debate e intercambio de opiniones en condición de igualdad.
Gracias-Mila esker-Thank you.