miércoles, 2 de diciembre de 2015

Terrorismo islamista

Los hermanos Kouachi, dos jóvenes franceses que perpetraron la matanza de  Charlie Hebdo. Eran terroristas sospechosos que habían recibido entrenamiento de Al Qaeda en Yemen y que también estuvieron en Siria, y se "dejaron" de controlar el tiempo necesario para hacer lo que hicieron 1

¿Qué lleva a una persona a cometer un acto criminal matando a otras personas y a su vez, a veces, acabando con su propia vida? Para responder a esta pregunta, si queremos llegar al fondo de la cuestión, deberemos realizar una aproximación y estudio completo; no centrándonos solo en el autor material, que seguramente las más de las veces no actúa solo, sino también en las otras personas que han podido actuar como inductoras. Este segundo enfoque se suele olvidar en muchos análisis y no por falta de atención, sino por comodidad.
En los atentados de París del 13 de noviembre, en los que murieron 137 personas, los terroristas, aunque no se inmolasen directamente haciendo de bombas humanas, sabían que morirían matando. Porque, seamos sinceros, en unos casos no daban otra opción a la policía y en otros, cuando se les puede detener, no se quieren testigos incómodos que puedan hablar y se pueda investigar sobre quién los armó y entrenó, y, sobre todo también, quién o quiénes les pusieron esa macabra idea en la cabeza. Porque llegados a estos últimos uno podría reconstruir la historia completa de cómo desde las organizaciones de inteligencia se tiene contactada y contratada a gente para que llene las cabezas de hombres y mujeres manejables con ideas locas y criminales que luego cometeran delitos que serán de utilidad política y económica a los jefes de las organizaciones de inteligencia. Este es un procedimiento y método, en el fondo, tan antiguo como la misma humanidad.
Como decía, este tipo de acciones puede llevarlas a cabo una persona particular, un lobo solitario, normalmente en situaciones, problemas y asuntos particulares donde víctimas y agresor son  conocidos entre ellos. Sin embargo, este no es el patrón cuando hay actuaciones de este tipo con repercusión social, política o económica. Es cierto que en casos así los medios de comunicación, en manos de las grandes fortunas, poco interesadas en que se investigue un hecho que puede afectar seriamente a su imagen si se hace, han hablado de estos apodados como "lobos solitarios", como ocurrió con los asesinatos del presidente  John Fitzgerald Kennedy, de Martín Luther King o con el de Malcom X. Aunque también es cierto que nadie con algo de sustancia en su cabeza y de dignidad en su corazón puede dar por buena tal superficialidad, más viendo el contexto social, político y económico en el que ocurrieron los tres casos y la inviabilidad y vaciedad de la explicación oficial dada.
Así, si nos acercamos a la mente del autor material de los crímenes, muy posiblemente veamos a alguien cegado por el odio y el fanatismo. Estos han podido ser inducidos por un proceso de adoctrinamiento, aprovechando  circunstancias particulares del individuo, manejando frustraciones personales, sucesos nada agradables de la vida de este, problemas con la justicia, problemas económicos, etc. De este modo se dispone de personas fácilmente manipulables que se pueden utilizar, de hecho se utilizan, con fines principalmente económicos y políticos, de los que el autor material muchas veces es completamente ignorante y tampoco le suelen importar demasiado. Estamos ante sicarios o mercenarios y en el caso de mayor grado de fanatismo ante terroristas suicidas.
No obstante, la religión y en concreto la musulmana, suele ser el centro donde se dirigen las miradas buscando la causa explicatoria de tal comportamiento. Aunque aquí es necesario decir que la mayoría de personas religiosas no tiene este comportamiento, por lo que la religión podría utilizarse en determinados y particulares casos como un catalizador que active la reacción, pero no debería ser calificada como la causa raíz del problema. Además, y como comentaba en un artículo a propósito de este tema en el blog Evolución y neurociencias, 2 actos de este tipo los han cometido hombres y mujeres de diferentes confesiones y también de diferentes ideológicas. Esto es lo que decía allí respecto a la religión:
No se puede culpar a una religión concreta, la musulmana. Atentados suicidas cometieron también miembros de los ejércitos secretos de la OTAN, conocida como red Gladio. Por ejemplo el atentado en la Oktober Fest en Munich en 1980. Allí Gundolf Koler se inmoló, resultado 13 muertes y más de 200 heridos.
Sobre Gladio: 
http://miguel-esposiblelapaz.blogspot.com.es/2015/04/gladio-parte-ii.html

En relación al ISIS, Estado Islámico o Daesh, hay que recordar que es una organización derivada de Al Qaeda y, como ella, una organización mercenaria. Fue creada a propósito por los servicios de inteligencia de Estados Unidos tras la invaSión de Irak. Participando expertos en la creación de escuadrones de la muerte como John Negroponte; que ya había hecho esa labor en países de América Central (El Salvador, Nicaragua, Guatemala...). Vemos de nuevo que no es algo intrínseco a la cultura musulmana, sino más bien algo externo impuesto por la fuerza, ya que matan muchos más sirios, sin importar mucho su credo, que europeos, sin importar aquí tampoco su confesión.

Este error de confundir lo que son las actuaciones de unas personas y organizaciones mercenarias, que dicen hablar en nombre del Islám cuando en realidad apenas lo conocen, se debe a un notorio desconocimiento de cómo funcionan las relaciones de poder internacionales en la política y la economía, y también a un notable desconocimiento de la cultura, costumbres y sociedad actual de los países musulmanes. 
En la ignorancia de lo que sucede a nivel internacional tenemos algo que ya se venía advirtiendo por parte de los expertos:
Pero incluso antes de 2011, analistas y periodistas advertían de una guerra regional sectaria inminente estando dirigida intencionalmente por los Estados Unidos, Arabia Saudí, Israel y otros aliados regionales [Turquía, Arabia Saudí o Catar]. El objetivo era minar y derrocar al gobierno de Irán, utilizando primero una violencia encubierta para eliminar su arco de influencia de Bagdad a Damasco, y, por supuesto, en el Líbano. 3
Entre estos analistas y periodistas que avisaban sobre lo que iba a venir y vino tenemos el informe del estadounidense Seymour Hersh que "proféticamente" ya hablaba en 2007 sobre la aparición de estos fanáticos islámicos en Oriente Medio, y no por azar, sino porque su propio país los estaba fomentando. Hersh, un veterano periodista que ya denunció los abusos en Vietnam, como la masacre llevada a cabo por el Ejército de los Estados Unidos en My Lai, era bien consciente de lo que estaba sucediendo e iba a suceder.

Los Estados Unidos han tomado parte también en operaciones clandestinas dirigidas contra Irán y su aliado Siria. Un subproducto de estas actividades ha sido el fortalecimiento de grupos extremistas sunnis que propugnan una visión militante del Islam y son hostiles a América [Estados Unidos] y simpatizantes de Al Qaeda. 4
A Hersh le faltó ir un poco más allá, ser más sincero y hablar más claro, señalando directamente que lo que realmente pretendían los dirigentes de Estados Unidos era fomentar, como han hecho, a estas organizaciones de extremistas, como la propia Al Qaeda, una creación de los servicios de inteligencia estadounidenses y británico, en colaboración con el ISI pakistaní, con el propósito entonces de atacar a la Unión Soviética. Estas organizaciones son "hóstiles" a Estados Unidos en su retórica, pero obedecen las órdenes dadas desde Washington, que las mantiene: financiándolas, armándolas y entrenándolas.
 Ya en lo relativo al poco conocimiento de las sociedades musulmanas, tenemos que: otro aspecto que flaquea, y mucho, en la percepción del mundo musulmán por parte del habitante occidental es en identificar a lo que no son otra cosa que sádicos mercenarios con la doctrina más estricta del Islam. 
El renombrado Instituto educacional islámico Dar al-Ifta al-Misriyya [que se estableció en 1895 en Egipto] denunció el comportamiento del Estado Islámico y organizaciones asociadas como inconsistente con el Islam y urge a los medios occidentales a cesar de designar a estos militantes como "Estado Islámico". Los analistas recalcan que el  IS/ISIL/ISIS se originó de redes sin escrúpulos en los gobiernos occidentales y de Oriente Medio y que son terroristas patrocinados por el estado o mercenarios. 5
Entiendo esto, creo que su visión ahora sobre los atentados terroristas en nombre de no sé qué Dios, tiene ya otro color. No uno de lobos solitarios enloquecidos por la supuesta funesta religión, sino unas personas conducidas al desastre bajo los intereses de otras muy poco escrupulosas. De hecho, vemos que entre estos terroristas que van a Siria o matan gente en Europa, hay europeos, es decir, gente que ha vivido un modo de vida completamente laico en occidente, que tenían dedicaciones tan variadas como raperos, cantantes de rock o futbolistas, por poner unos ejemplos,  y que por los motivos señalados al principio y por otros cayeron en esta terrible deriva de destrucción y locura, manejada por aquellos de los que no se habla y  que resulta son los responsables principales. 
No les extrañe que el Secretario de Defensa de Estados Unidos, Ashton Carter, diga que: "...otros desafíos  [Rusia y China] son más complicados y dado su tamaño y capacidades, potencialamente más dañinos...". Como indica Calep Maupin, estas palabras no son de un loco, aunque lo parezca, sino de un programa y plan largamente bien pensado.
Ashton Carter no es un loco. Sus palabras reflejan honestidad racional. El plan de la élite financiera multimillonaria es un caos global para asegurar que Wall Street, Londres y Tel Aviv pueden permanecer sin rivales como centros del poder económico. Rusia y China, no los sanguinarios terroristas del ISIS generados por EE.UU., representan una amenaza real a esos planes. 6
Es el objetivo y plan ya descrito por Paul Wolfowitz en los años 90 del pasado siglo, cuando se derrumbaba la Unión Soviética. Entonces teníamos a Wolfowitz diciendo que había que "eliminar a aquellos viejos regímenes clientes soviéticos antes de que el próximo superpoder venga a desafiarnos". 7 Wolfowitz fue subsecretario del Ministerio de Defensa de Estados Unidos y presidente del Banco Mundial. Sabía, como Ashton Carter, muy bien  lo que decía.
Estamos ante la estrategia del caos, de la destrucción de los estados, y el ISIS, Boko Haram o Al Qaeda no son más que organizaciones creadas para conseguirlo.
Las personas que murieron en París, en Bamako  (Mali) o en otros lugares del mundo por esta plaga creada por rivalidades comerciales, segurammente murieron, especialmente los occidentales, sin saber de dónde y cómo les llegaban las balas o la metralla. Seguramente vivían ajenos e indiferentese a tales hechos, incluso algunos considerarían tales cosas como propias de mentes tal vez algo mal pensadas o incluso retorcidas. Pero ellos, sin saberlo o sin quererlo saber, murieron por este motivo. Ellos y ellas no volverán a tener una segunda oportunidad, ustedes, en cambio, sí la tienen.

PS:
Sobre el tema palestino, relacionado, pero diferente, hice este comentario en otro artículo de este blog: Psicología Evolucionista del Terrorismo Suicida
En relación a los terroristas suicidas palestinos, estamos ante un tema más complejo que el expuesto. La desesperación de alguien que ve matar a sus hermanos, hermanas, padre, madre, novia, amigos..., con total impunidad, estando sometido a una humillación prácticamente diaria, puede desatar y de hecho desata este tipo de reacciones extremas. Que sean jóvenes y solteros quienes lo hagan tiene su lógica: son los más decididos y los que aparentemente menos tienen que perder, aunque esto último no sea del todo cierto. La complejidad de la violencia en Palestina debe ser entendida. Siendo Israel el principal causante y motor de ella: La violencia en Palestina y su compleja red de intereses y actores.
Notas:
1. Tony Cartalucci. French Surveillance Law Amid Terror of Own Creation. Land Destroyer. 15.05.2015.
2. Tabaco y terrorismo suicida. Blog: Evolución y neurociencias. 22.11.2015.
3. Tony Cartalucci. ISIS: Region-wide genocide portended in 2007 now fully realized. Land Destroyer. 20.08.2014.
4. Seymour M. Hersh. The redirection. The New Yorker. 5.03.2007.
5. Islamic Educational Institute denounces ´Islamic State´mercenaries. nsnbc.me. 25.08.2014.
6. Caleb Maupin. Is Ashton Carter insane? nsnbc.me. 17.11.2015.
7. Fora.TV: Wesley Clark at the Commonwealth Club of California, October 3, 2007.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puede poner aquí sus opiniones, siempre con respeto y con ánimo de enriquecer y fomentar el debate.
Las personas que participen deberán identificarse con el fin de que asistamos a un debate e intercambio de opiniones en condición de igualdad.
Gracias-Mila esker-Thank you.