jueves, 5 de febrero de 2015

La masacre de Odessa y sus lecciones


Cuando nos hablan del holocausto y las persecuciones llevadas a cabo por el régimen nazi, muchas veces no comprendemos cómo la gente que vivía entonces no pudo reaccionar ante tal hecho antes y así poder pararlo. Sin embargo, es fácil hablar cuando las cosas ya han pasado, ya saben, es fácil hablar a toro pasado. Y, de todos modos, ¿podemos dar nosotros lecciones a los habitantes de entonces de Alemania?
Mi opinión, basada en hechos bastante contundentes, es que no podemos darles ninguna lección, porque la barbarie nazi de entonces la volvemos a tener hoy mismo en la misma Europa. Sí, está en Ucrania. Y miramos hacia otro lado. Como entonces, se han disfrazado tales atroces de muy diversas formas y con no muy diferentes justificaciones y coberturas.
Sobre esta nueva llegada del fascismo a Ucrania, cuyos dirigentes y responsables fueron salvados por Estados Unidos tras la derrota de la Segunda Guerra Mundial y que han permanecido latentes y mantenidos por sectores del poder económico de ese país y de Estados Unidos, lo mismo que hicieron con el caso de Croacia, 1 ya elaboré un artículo en el que exponía cómo fue llegando ahora esta nueva ola fascista y las trágicas consecuencias que se derivaron y se podrán derivar. Les recomiendo su lectura:

Ucrania: el retorno del fascismo a Europa

Creo que ya han oído hablar de la masacre ocurrida en mayo de 2014 en Odessa, una ciudad costera ucraniana junto al Mar Muerto. Aunque creo también que lo que muchos de ustedes no tienen tan claro es cómo sucedió aquello, debido, fundamentalmente, a que los medios de comunicación occidentales, sin importar mucho su tendencia política, cambiaron completamente la realidad de lo que allí ocurrió, como indican los propios habitantes de esa bella ciudad.
Y lo que allí sucedió es una lección tanto para que despierte nuestra escondida humanidad, como un aviso para navegantes de lo que allí tuvo lugar puede suceder en otros lugares, para ser más claro y directo, puede suceder en un próximo futuro en nuestra misma ciudad.
En esta región y en esta localidad la junta de Kiev, que dio el golpe de Estado en Ucrania con el apoyo estadounidense, no tenía nada clara la simpatía de sus habitantes, es más, temía que el ejemplo de decisión de Donbass cundiese en otras regiones. Resulta demasiada casualidad que los mismos dirigentes de la CIA estuviesen en Ucrania unos días antes de la tragedia que se iba a desatar en esta localidad (la visita fue a mitad de abril y la masacre ocurrió el 2 de mayo). 2 Lo que sucedió después lo explica todo, la masacre de Odessa se reveló como un plan bien elaborado al estilo de los que prepara la inteligencia estadounidense con su larga experiencia en todos los continentes en guerra sucia y matanzas amedrentadoras, dese América a Asia o África. Los métodos empleados, como la meticulosa preparación de los ataques y el encubrimiento de huellas, ante la ausencia premeditada de la policía en la ciudad, revelan aun más la poderosa influencia de estas agencias.
Ese día de la masacre la ciudad ya estaba ocupada por verdaderas hordas de neonazias muy jóvenes, muy fanatizados y muy manipulables. "Niños mal criados que vivieron después de la URSS",  y que no conocieron la bestialidad nazi sobre ellos, como indicaban los habitantes de Odessa, y que pueden ver en el vídeo que les adjunto sobre tales acontecimientos. "Niños" adolescentes pero que son capaces de matar a su propio padre si sus jefes se lo ordenan.
En tales sucesos se ve como amenazan, amedrentan, aterrorizan a la pacífica población. Lo hacen con total impunidad, porque la policía, casualmente, ha desaparecido, dejándoles el campo libre. Y así, finalmente, estos matones se dirigen, previa escenificación de supuestos enfrentamientos y ataques de "prorrusos", que no son sino compañeros de guerra disfrazados, como se ve en los informes y fotos que les adjunto, se dirigen, como decía, hacia su objetivo real, la plaza donde estaban concentrados los activistas que denunciaban a los neonazis y su régimen de Kiev. Como en el mismo vídeo se muestra, no querían un nuevo Donetsk allí, había que ahogarlo en miedo y sangre.

Roses Have Thorns (Part 6) The Odessa Massacre

1400439000_odessa-pixanews-12-680x453
Unas adolescentes preparan cócteles molotov para el ataque a la Casa de los Sindicatos, donde se perpetrarían los crímenes (ver vídeo).

Hay que decir que ni el fuego ni el humo originado por él fueron las causas principales de la muerte de las personas en la Casa de Los Sindicatos, junto a la plaza Kulikovo, sino que este se utilizó como cobertura para poder perpetrar la matanza en el interior mediante disparos, golpes, estrangulamientos u otro tipo de asesinas malas artes. Los mismos cuerpos de las personas asesinadas de estas formas fueron incendiados posteriormente para ocultar pruebas. Todo ello muestra claramente el plan concienzudo, criminal y premeditado de tales luctuosos y terribles sucesos. Sucesos que fueron y han sido ocultados a la población occidental.

A group of men with red bands receive instructions from a person in police uniform, Odessa, May 2, 2014.
Recibiendo instrucciones de la policía los "prorrusos", es decir, los matones neonazis preparando su actuación

Masked gunmen wearing St.George ribbons (!) are coordinated by local police deputy commander Dmitry  Fucheji (in the red circle). Next day he was rewarded by the Kievan administration.
Aquí tienen al identificado como subcomandante de la policía local, Dmitry Fucheji, cómplice, 3  a los pistoleros

Masked gunmen are calmly walking by the local police officers.
La impunidad era total, llevando armas con tranquilidad junto a la misma policía

Strange combination of contradicting identifications (St.George ribbon and Ukrainian flag) on the bulletproof vest of a fighter on the street of Odessa. Take note of the red band.
Bandera de Ucrania, cinta de San Jorge (en apoyo a Donbass), con cinta roja. Bastantes incongruencias para el lugar y el momento, salvo que quisiese evitar cualquier confusión diciendo, con el emblema de Ucrania, "yo soy de los vuestros".

De los neonazis nadie murió, nadie sufrió daños. Estos sabían de la indefensión de sus víctimas y hacia ellas fueron en la plaza Kulikovo, sabiendo también que se refugiarían, al no tener otra protección, por supuesto no de la policía, en la Casa de los Sindicatos; el lugar idóneo para cometer los crímenes sin testigos. Una vez lanzados los cócteles molotov y creado el fuego ya tenían preparada la escena para el crimen. Entraron en el edificio y allí mataron sin piedad a todas las personas que encontraron.


104a
Cuerpos quemados solo en la cabeza y los hombros, con polvo blanco (propio de los extintores) alrededor. Indica asesinato y luego ocultación de pruebas. 4

68cf1421dc2
Un caso similar, cabeza quemada alrededor de una zona donde no ha habido incendio. ¿El asesino le cambió la ropa? 4

133
Un hombre con un disparo en la cabeza y una mujer que ha sido arrastrada hasta el lugar. 4

No voy a continuar con más horribles imágenes, aunque es necesario mostrarlas para que se conozca y se entienda este enorme crimen, este crimen contra la humanidad que ha quedado completamente impune. Los matones se marcharon una vez cumplieron el trabajo para el que fueron preparados.

Ahora vienen las lecciones que creo deberemos aprender de tales sucesos, y que creo también que ustedes habrán ido pensando conforme leían y analizaban el informe.
Una de ellas, que ya les comentaba antes, es que la gente de Odessa ni quienes se reunían en la plaza Kulikovo pensaron jamás que aquello pudiese suceder. Una de las mujeres entrevistadas que sobrevivió a la masacre indicaba (ver vídeo) que nunca se imaginaron que pudiesen atacar a personas de su edad, ella supera los cincuenta. Del mismo modo nosotros creemos que eso no puede suceder por ejemplo en España, aunque en España esas cosas ya han sucedido en el pasado y pueden igualmente volver a suceder. Si el poder económico ve peligrar sus privilegios porque, por ejemplo, la gente se canse de vivir más tiempo bajo la miseria y la desesperación y deciden cambiar el sistema social y económico, quienes tienen el control sobre la riqueza y los bienes de producción soltarán sus perros enrabietados entrenados, son estos, del tipo que han visto en el vídeo de este informe. Es el fascismo, el instrumento con que el poder económico sujeta a la sociedad mediante el miedo y la violencia cuando no puede hacerlo mediante los métodos de la distracción, la ignorancia y la resignación.
Habrán visto también que estos perros enrabietados actúan principalmente contra gente indefensa, como la que encontraron en Odessa. No fueron tan alegremente a Donbass, porque allí les hubiesen devuelto con creces su sangrienta moneda. Esto nos debe de enseñar que con medios pacíficos, con el diálogo, no es posible nada con este tipo de personas desalmadas, no entienden este lenguaje. Y esto nos hace ver que si las personas de la plaza Kulikovo no hubiesen estado indefensas, desarmadas, no hubiesen sido masacradas. A ustedes y a mí nos puede llegar una hora y una situación similar a esta, y ustedes, como yo, tienen el derecho a la autodefensa, que en este caso no puede hacerse solo con palabras.

Otra de las lecciones es la que podemos apreciar tras ver a los medios de comunicación "informando" sobre tal suceso, para ver que siguen un guion político, cual fotocopiadoras, y no uno periodístico que se preocupa por informar y analizar con rigor los sucesos que ocurren por el mundo. Así, calificaron la masacre premeditada como "enfrentamientos" y no se molestaron por contar lo que realmente sucedió allí, ni en esos días ni posteriormente. Una actuación ya cotidiana en este tipo de medios corporativos o de medios que conviven con ellos y tienen intereses políticos y económicos similares.




Gara, un medio no corporativo, pero que se comporta como estos mismos, manteniendo una línea "informativa" bastante deplorable.  Ver los siguientes enlaces:
La mal disimulada rusofobia de Gara
GARA (Mundua): sectarismo, prepotencia y oportunismo
Aunque en este caso sí hubo un leve intento por contar algo de lo que sucedió, pero ocultando el hecho de que aquella operación, por su desarrollo y las contundentes pruebas que había y hay, estaba perfectamente planificada. Eso sí, a quienes no comulgan con la junta neonazi de Kiev Gara los sigue apodando "prorrusos", como si no fuesen ucranianos o como si fuesen ucranianos de segunda, y a esa junta fascista la llama el gobierno de Kiev, como si tuviese legalidad democrática. Ver este artículo: Kiev provocó los choques que llevaron a la tragedia de Odessa

La Wikipedia (Falsipedia), cómo no, dando la misma versión que aparece en los portavoces del poder económico occidental, los medios de comunicación. La Wikipedia está muy acostumbrada a minimizar u ocultar los crímenes que pueden implicar a las potencias occidentales, mientras agranda y saca de contexto campañas de propaganda de guerra contra sus adversarios. Como fue lo que ocurrió en Srebrenica en la antigua Yugoslavia en la guerra de los años 90 del siglo XX. 
Ver la versión de la Wikipedia, que es propagandística y está apartada de la realidad:
Masacre de Srebrenica según la Wikipedia
Y, por contra, lo que dicen las investigaciones con cierto rigor, que hablan de varias masacres y por parte de ambos contendientes:
Las Masacres de Srebrenica (hay cuatro partes) 

Viendo esto, sitúense ahora en el momento en que  los nazis de los años 30 y 40 arrasaban barrios enteros de las ciudades en busca de comunistas, socialistas, disidentes y finalmente también en contra de los judíos o de los que ellos decían que eran judíos. Entonces también se justificó su actuación y sus matanzas y tropelías, como la de Odessa, también fueron calificadas como enfrentamientos, y en aquellos casos seguro que encontraron más resistencia que en la ciudad ucraniana. Seguro que alguien les ofreció incluso una más que justificada resistencia armada, pero que en su día fue calificada como una respuesta de grupos terroristas. Las víctimas se convertían en criminales y verdugos, y en el mejor de los casos se equiparaba a víctimas y verdugos, como se hace en buena medida aquí.
El ocultamiento de la realidad para hacer pasar una clara y descarnada agresión por enfrentamientos entre rivales ha sido algo cotidiano en las historias de masacres y de represión, lo podemos ver en el mismo apartheid sudafricano:


En la destrucción de cuatro asentamientos “ilegales” en Crossroad, cerca de Ciudad del Cabo. Las comunidades fueron arrasadas y quemadas, matando a treinta y cinco personas y dejando sin hogar a 70.000. El suceso fue  tratado en EE.UU. como un episodio de la violencia “entre negros”. El propio Reagan lo reflejaba como:

Se trata de negros luchando contra negros porque hay una problemática tribal pendiente en aquella comunidad. 5

Lo que realmente ocurrió, comenta A. Lewis, es que funcionarios del gobierno promovieron la división en la comunidad. Apoyando a un grupo de vigilantes de orientación política de derecha, a los que les dieron armas, provocando el ataque. Incluso apoyando el ataque cuando se produjo. También comenta las abrumadoras evidencias de que los vigilantes fueron apoyados y ayudados en la quema y destrucción de las comunidades por la policía y los  soldados, y que estuvieron también involucrados en las muertes. 6

Estas son algunas de las lecciones que podemos extraer de los sucesos de Odessa y cómo se quiso mostrar, no lo que ocurrió, sino lo que interesaba que pareciese que ocurrió.
Ustedes tendrán sus lecciones que habrán aprendido y que pueden aportar para enriquecer este necesario debate y análisis, ya que de ningún modo puede dejarse desierta la reflexión sobre tal asunto, pues los sucesos de Odessa, como todos aquellos sucesos donde prevalece la violencia sobre la razón, no deben ser dejados pasar por alto, deben ser pensados, estudiados y expuestos como lo que son y lo que no debe ser; como el modo en que debemos actuar para que aquello no vuelva a ocurrir de nuevo y para que aquellos que por conveniencia o temor acaban justificando aquello que es claramente injustificable.

PS:
Que la masacre de Odessa fue llevada a cabo de forma premeditada y concienzuda es algo obvio. Su modus operandi es el de Gladio, los ejércitos secretos de mercenarios de la OTAN que principalmente actuaron durante los años 50, 60, 70 y 80 en Europa para destruir cualquier movimiento de izquierdas popular que pudiese desafiar el poder político y económico establecido. El "Sector Derecho" ucraniano sería el actor en este caso.



Notas:
1. Carl Savich. The Ratline: The US-Utasha connection. 2.6.2007. Serbianna.
2. Joe Giambrone. The Odessa Massacre was a carefully staged covert intelligence operation. Global Research. 14.05.2014.
3. Genocide in Novorossia and swan song of Ukrainian statehood. Oriental Review. 6.5.2014.
4. Christof Lehmann. The Odessa Massacre in detail - an investigation. nsnbc.me. 10.05.2014.
5. Anthony Lewis. Abroad at home. New York Times, 10 de enero de 1988.
6. Mikel Itulain. Estados Unidos y el respeto a otras culturas y países. África. Libertarias. 2012.

7 comentarios:

  1. La historia siempre la escriben los vencedores,esto es algo que todo ser humano debe tener presente. También, que la versión de lo que sucede en el dia a dia, la dan
    los medios de comunicación, y que para hacernos una idea de la fiabilidad de éstos, tenemos que preguntarnos a quien pertenecen.Dicho esto, la pregunta siguiente es: ¿como evitar ser engañados y manipulados?

    Las clases altas, las élites, son las propietarias de los medios de comunicación,luego su versión de lo que ocurre y por qué,será la que a éstas les conviene, por lo tanto, su credibilidad debe ser nula entre la mayoria de la población ;pero esto no es fácil, porque las clases trabajadoras no tienen medios para contrarrestarlas, no tiene sus propios medios de comunicación;ahí está la dificultad. Por lo tanto, la clase trabajadora debe tener su partido de clase, y éste debe tener como prioridad una política de información y formación con sus propios medios. Es imprescindible la información, la formación y la agitación del partido de clase para liberar a la mayoria del dominio y la manipulación del capital y, su hijo natural, el fascismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy acertado en lo que dices.
      El gran problema de los trabajadores hoy es que no solo están sometidos, y explotados, económicamente, sino que están tanto más sometidos intelectualmente. Y esto último es lo peor, porque de este modo están destinados a ser esclavos.
      Hoy vemos que el fascismo pulula a sus anchas en Ucrania, y los trabajadores occidentales no hacen nada.

      Eliminar
  2. Pero Mikel, sigues erre que erre culpando al nazismo y al fascismo de todos los males del mundo, y esas corrientes políticas fueron derrotadas, aplastadas, perseguidas y exterminadas hace ya setenta años.
    A poco que te fijes, podrás percatarte de que, desde el primero al último, todos los instigadores del Golpe de Estado en Ucrania, Timoshenko, Kolomoynsky, Poroshenko, Georges Soros, Bernard Henry Levi, etc, TODOS TIENEN PASAPORTE ISRAELÍ.
    Esa obsesión tuya por ser "políticamente correcto" le quita autenticidad, y veracidad, a este estupendo blog.
    Un saludo por la paz, Mikel.

    ResponderEliminar
  3. Jesús, yo y otros importantes seguidores del blog te hemos comentado más de una vez que tanto el sionismo como el fascismo son instrumentos que utilizan las poderosas familias occidentales para establecer tiranías.
    El fascismo no ha desaparecido, mira bien el vídeo sobre la masacre de Odessa o el enlace sobre el retorno del fascismo a Europa. El fascismo estaba latente, y no solo en Ucrania, mira un poco a tu alrededor, pues en España no se acabó tampoco con el fascismo ni se hizo justicia, simplemente se ocultó, pero está ahí.

    ResponderEliminar
  4. Abundando en el tema: Victoria Nuland, su esposo Kagan, John Kerry, Yatseniuk, Klichenko, etc, etc, también son de la misma cuerda, de la misma obediencia. Ya sabes que el sionismo es el principal promotor de conflictos en todo el mundo.
    Tengo que reconocer que estos sionistas subcontrataron a elementos residuales del nacionalismo ucranio para atacar a la policia en Maidan. Cobraban 500 dólares al día. Pero ya no importa demasiado quien desencadenó esta guerra civil.
    Los EE.UU han conseguido, una vez más, perjudicar el buen ambiente político y comercial que se estaba construyendo entre la U.E y Rusia.

    ResponderEliminar
  5. Ao visitar alguns blogs me deparei com o seu, e quero dar-lhe os parabéns por partilhar o seu saber, gostei por isso deixo aqui um convite:
    Ficaria radiante se visita-se o meu blog, e leia alguma coisa, meu blog é um blog cristão que fala de diversos assuntos.
    É o Peregrino E Servo.
    Desejo muita paz e saúde.
    http://peregrinoeservoantoniobatalha.blogspot.pt/

    ResponderEliminar
  6. A ver si me explico, que creo ya lo he expresado claramente aquí y en otros artículos, el origen del problema o, como dices, la mano que mece la cuna, no es en sí el fascismo, sino que es la loca ambición, la codicia y el clasismo de unos pocos privilegiados que controlan el poder político y económico.
    Tampoco el problema de fondo es el sionismo, que como el fascismo es solo un instrumento. Pues el sionismo podemos entenderlo como esa defensa del Estado de Israel, y no lo mezclemos con los judíos en general.
    Dicho esto, el fascismo sí es un peligro real. Si no lo veis, volver a visualizar el vídeo sobre la masacre de Odessa, porque en esa bella ciudad tampoco creían que podía haber pasado eso y ha ocurrido.
    Tenemos la experiencia en España y ya sabemos lo que hicieron. Entonces, en 1936, la falange era minoritaria, pero hizo lo que hizo.
    Sin la violencia del fascismo esos codiciosos que viven en la opulencia tendrían los días contados, por eso lo apoyan.

    ResponderEliminar

Puede poner aquí sus opiniones, siempre con respeto y con ánimo de enriquecer y fomentar el debate.
Las personas que participen deberán identificarse con el fin de que asistamos a un debate e intercambio de opiniones en condición de igualdad.
Gracias-Mila esker-Thank you.