domingo, 6 de septiembre de 2015

Desatando la guerra contra Siria a través de la manipulación de las emociones del mundo occidental

La imagen del niño Aylan ahogado en una costa turca está siendo utilizada precisamente por aquellos generadores de esta tragedia, incluido el estado turco, para indignar a la población occidental y desencadenar una nueva guerra de agresión colonial con intervención directa de los ejércitos occidentales, como lo ya hecho en Libia. Ahora pretenden que sea el turno de Siria

Ya les he hablado estos días del drama de los refugiados, refugiados que existen por todo el mundo como consecuencia fundamental y principalmente de las guerras coloniales llevadas a cabo por los dueños de la economía occidental. Les hablaba en este caso de los refugiados sirios, que son traídos ahora a Europa por orden de Washington a Turquía, con el fin de agitar las indignaciones y el malestar en los habitantes europeos y hacerlos proclives a un desenlace bélico con intervención militar occidental en Siria. 
La población occidental, tan desinformada sobre lo que realmente ha sucedido en Siria, como lo estuvo y lo está también de Libia, puede ser una presa fácil, como creo que lo están viendo a su alrededor, para llevarla a la histeria típica cuando se usa la propaganda de guerra en la que se muestran determinados horrores, reales e imaginarios, y en la que se falsifica la verdadera autoría del responsable o responsables de tales hechos. Estas campañas de propaganda, como la que se ha desatado ahora, 2, 3 tienen unos efectos letales en personas que carecen de una visión real de la política internacional.
"Algo hay que hacer", "esto no se puede consentir más", "hay que pararlo", son afirmaciones que ya les resultarán familiares. Pero, ¿qué hay que hacer? Atacar a un estado y gobierno que tiene todo el apoyo de su gente y que ha tenido la desgracia de sufrir un despiadado y realmente brutal ataque externo por medio de batallones de mercenarios? Pero esto no lo entiende el habitante occidental, que por la imaginaria creada por los medios de comunicación, las organizaciones "humanitarias" y los supuestos "progresistas" occidentales, cree que lo que en Siria hubo fue una rebelión popular, que fue aplastada por el apodado como "régimen" (el Gobierno y Ejército sirios) y que luego se unió a ello la aparición de fundamentalistas islámicos, sin explicarse realmente cómo y de dónde emergen, que agravó la situación. Convirtiéndose todo en una guerra civil. Este pensamiento es una grosera falsificación de la realidad siria. Pues en Siria lo que ocurrió es lo que en inglés se conoce como una "proxy war", es decir, una guerra utilizando  mercenarios para desestabilizar el país. Producto del cambio de modo de actuar de la Administración Obama respecto a la de Bush, y expresado por Seymur Hersh cuando ocurría  ya en el año 2007. 1 Las manifestaciones en Siria no fueron pacíficas ni populares en ningún momento, como tampoco lo fueron en Libia. De ahí siguió un cruel ataque con bombas, ametrallamientos y degollamientos de la población siria a los que los medios de comunicación y las organizaciones humanitarias eran bastante indiferentes, sino justificativos de ellas. Ahora nos vienen estos mismos mostrando supuesta indignación ante el drama de los refugiados, drama producto de apoyar  toda esta barbarie camuflada en la fantasiosa "revolución". Barbarie que fue empujada por la codicia, soberbia y tiranía de las corporaciones occidentales, por medio  de sus think-tanks, los medios de comunicación, las mencionadas organizaciones "humanitarias" y los servicios de inteligencia y sus mercenarios de Al Qaeda y derivados. Y toda esta persecución y matanza de la gente en Siria es debida a que su gobierno se negó a doblar las rodillas ante los magnates occidentales, y de ahí vinieron todas malas intenciones con sus dramáticos resultados.
Ahora asistimos a otra inmensa campaña propagandística cuyo fin es legitimar la agresión militar a Siria. Si no están prevenidos, como decía acertadamente Malcom X, los medios de comunicación, y otros y otras que hemos mencionado, les harán odiar al oprimido, en este caso el pueblo sirio, encabezado por quien realmente los ha protegido y protege: su propio gobierno y su ejército, sin los cuales Siria sería ahora Libia; y adorar al opresor, el poderoso mundo occidental de los negocios armado hasta los dientes. 
Porque no se confundan, salvo una fundada y sólida preparación, verán como la gente es fácilmente engañada y conducida a través de sus emociones; de sus falsas emociones, pues están basadas en hechos manipulados y tergiversados a propósito. Las emociones, las falsas emociones, una vez más, prevalecerán sobre la razón y el buen criterio. Provocando una verdadera tragedia, al no ir contra las causas del problema, ni siquiera apenas contra los síntomas, sino promoviendo precisamente las causas de esa tragedia a la que asistimos y a la que los poderosos hombres de negocios estadounidenses conducen a una Europa sin personalidad propia. 4, 5


PS:
Verán, si muestran estas evidencias que yo he mostrado y otras muchas más que existen por ahí, como los abundantes mercenarios de la pluma, a falta de argumentos que nunca tuvieron, recurren a la cantinela de tacharles (incluso de acusarles) de pro Assad, pro Gadafi o pro lo que haga falta. Aunque la realidad, terca ella, diga que los que son seguidores de estos líderes políticos no seamos nosotros, sino sus paisanos, que era y es lo que importa. Es la tragedia de venderse, de vender el alma, que tienen estos apodados como "periodistas"o "defensores de los derechos humanos".

¿Se acuerdan de estas certeras protestas en las manifestaciones contra la guerra de agresión?



Aquí tienen ejemplos de la descarada campaña bélica de los medios de comunicación:




Notas:
1. Seymour Hersh. The redirection. The New Yorker. March 5, 2007.
2. Lluis Miquel Hurtado. Cinco sueños infantiles varados en la playa. El Mundo. 2.09.2015.
3. The Guardian view on the refugee crisis: much more must be done, and not just by the UK. Editorial. The Guardian. 3.09.2015.
4. Francisco Herranz. Los refugiados sirios y la mano negra de la CIA. Sputnik. 29.8.15.
5. Nikolas Stolpkin. Crisis migratoria: Europa cosecha lo que sembró junto a EE.UU. Tercera Información. 5.9.15.

3 comentarios:

  1. Desde Musulmanes por la Paz compartimos totalmente el análisis de la situación siria y de la avalancha de emigrantes que llegan a Europa desde este país. A la vista de la reacción que la ciudadanía de los distintos países en Europa cabe la esperanza de que sus maquiavélicos planes se les vuelvan en contra y no puedan justificar con esa avalancha el incremento de su violencia militar sobre Siria.

    ResponderEliminar
  2. Ese niño estaba en otro lugar y en otra posición menos "emotiva", y fueron los fotografos los que manipularon el cuerpo del pequeño colocandolo en la orilla y en una posición además ilógica pero inmensamente emocional. El nivel de miseria moral no para de subir.

    ResponderEliminar
  3. Sí, tienes razón. No he querido incidir en ello porque a la gente se le sensibiliza mucho con estas campañas mediáticas. Pero el sentido común y los mismos hechos indican que es una clara manipulación, creando una escena a propósito. Ya sabes lo fácil que es manipular a la gente a través de las emociones, más a una población con un grave problema de analfabetismo político.

    ResponderEliminar

Puede poner aquí sus opiniones, siempre con respeto y con ánimo de enriquecer y fomentar el debate.
Las personas que participen deberán identificarse con el fin de que asistamos a un debate e intercambio de opiniones en condición de igualdad.
Gracias-Mila esker-Thank you.