lunes, 16 de marzo de 2015

La "nueva" amenaza sobre Venezuela. Parte II.


En la primera parte sobre este candente e importante tema les hablaba de por qué Estados Unidos imponía sanciones a determinadas personas de Venezuela que suponen un obstáculo a sus intereses de medrar y dominar al país de América del Sur. Los dirigentes estadounidenses, en su naturaleza poco dialogante, nunca han tolerado a aquellos que tratan de mirar por los intereses generales de su país en vez de por los particulares suyos y los de las corporaciones norteamericanas. Estados Unidos tiene un largo historial de asesinatos e intentos de asesinato de dirigentes políticos, económicos, militares o sindicales en su haber. Son cosas que han sucedido y siguen sucediendo aunque usted no se percate de ello, es un mundo que usted no ve:


También les hable, en ese primer capítulo, de como se había intentado un golpe de Estado en Venezuela en febrero de este año al estilo de Chile. Pero fracasó porque el Gobierno de Venezuela estaba preparado para tal situación. Del mismo modo pudimos ver como la oligarquía venezolana no acepta las decisiones democráticas de la gente de su país y quiere volver por no importa que medio al pasado. Al pasado del privilegio exagerado para algunos y de la abundante miseria para el resto. Cómo instigaban a la violencia, siendo la oposición la causante de los alborotos, disturbios y la ejecutora principal de los crímenes, muy al contrario a como tratan de dibujar la imagen los medios de comunicación de las corporaciones o aquellos sometidos a las órdenes de estas. En la oposición veíamos figuras con un historial muy poco democrático, bastante violento y vinculado a las familias más poderosas que manejaron a su capricho a Venezuela durante tantas décadas, dejando un mar de pobreza y abandono social. Finalmente tratábamos la nueva calificación que daba la Administración Obama a Venezuela: una "amenaza a la seguridad nacional". Exponíamos que tal declaración tenía el el sello de lo que ya hicieron en América Central, como fue el caso Nicaragua en los años 80. Modelo de América Central que fue y es exportado a países como Libia o Siria, con sus escuadrones de la muerte. Y aquí íbamos a hablar sobre esta otra "nueva" amenaza siguiendo el modelo de la segunda mitad del siglo XX en países como Nicaragua, El Salvador o Guatemala. Pero antes de centrarnos en esta modalidad de actuación prevista contra Venezuela, vamos a ver el tipo de amenazas presentes para el Gobierno de Venezuela y de la mayoría de los venezolanos en su conjunto.  Para ello atenderemos a lo que un experto y buen conocedor de la realidad venezolana nos comenta, se trata de Luis Britto García. Él, en su brillante y claro artículo Venezuela amenaza (da), 1 expone ocho vías complementarias con las que el poder económico, político y militar estadounidense, en colaboración con la oligarquía local, desarrollará contra Venezuela. Además, sabiamente, da consejos sobre cómo desbaratar tales amenazas.

Estas son:

1. Profundización de la guerra económica con un bloqueo progresivo a fin de forzar un resultado adverso al bolivarianismo en las elecciones al Poder Legislativo.
Los consejos que da el escritor y analista venezolano ya están siendo seguidos en gran parte por los dirigentes de su país, como la lucha y castigo de acaparadores y especuladores. Además, pide el control de las importaciones básicas. En este aspecto, esta táctica, la de la guerra económica, como la del golpe de Estado de finales de febrero de 2015, siguen algo similar a lo que se hizo en Chile en los años 70, cuando derrocaron al gobierno de Salvador Allende.
2. Utilizar dicha esperada mayoría en un golpe de Estado parlamentario a la paraguaya. Lo que hicieron valiéndose de malas artes en Paraguay para quitar a su presidente Fernando Lugo. Ahora los norteamericanos, tras el control de este país, ponen bases militares, amenazando a sus vecinos, como son: Argentina, Brasil o Bolivia. 2 No parece casualidad que precisamente ahora los medios sirvientes del poder económico e industrial estén arremetiendo con una dureza sin precedentes contra la presidenta de Brasil, Dilma Rouseff.  3 El diario ABC habla directamente de golpe militar. 4  Está claro que quieren arremeter contra todos los apoyos posibles que tenga Venezuela. Les molestó mucho que Unasur, la Unión de Naciones Sudamericanas, condenase la clara injerencia de Estados Unidos en Venezuela. Brasil, claro, pertenece a Unasur. 5
3. La intensificación del terrorismo por paramilitares y mercenarios para simular un escenario de guerra civil. Este es el modelo de ataque del que hablábamos y que ya fue llevado a cabo en América Central en la segunda mitad del siglo XX. Este modelo, como saben, el de la utilización de batallones de mercenarios sin escrúpulos para causar destrucción, muerte y caos, se llevó al mundo árabe, por ejemplo a Siria y Libia. Es un método tan eficaz como amoral de ataque y ante él deberán prepararse los habitantes de Venezuela. La instrucción militar y el trabajo conjunto entre ejército y población civil serán vitales para poder derrotar esta peligrosa y terrible amenaza, algo que ya se ha comenzado a realizar. 6
La creación del caos y la proyección de la falsa imagen de un país en un estado de guerra civil o de represión por parte de su gobierno es uno de los objetivos finales, para así tener una justificación a una intervención (invasión) militar exterior a mucha mayor escala.
4. Para coronar dicho montaje intentar un magnicidio o un atentado de falsa bandera. El magnicidio tendría como fin desmoralizar a la resistencia venezolana al perder a su líder. Aunque esto muy seguramente ya lo han llevado a cabo y no con el resultado esperado, porque la muerte de Hugo Chávez, provocada o no, no supuso el fin del movimiento bolivariano.
El atentado de falsa bandera iría enfocado bien contra algún miembro de la oposición, ya realizado también por ejemplo contra Leopoldo López, al que le salvó la vida del intento de asesinato de sus "aliados" y "amigos" precisamente el gobierno bolivariano contra el que él arremete; 7.  o bien contra algún cargo estadounidense, la excusa perfecta para acusar al gobierno de ataque directo a los Estados Unidos; o bien contra la población civil, acusando también al gobierno de ello. El acusar al Gobierno de Venezuela de matar a la población civil se planificó ya en el golpe de Estado de 2002, donde la implicación de varios países, como España o Estados Unidos, hablaban de "poner los muertos necesarios" para tener la justificación del golpe. 8. Hoy siguen también con esa siniestra estrategia, preguntándose los opositores: "¿cuántos más tenemos que matar para que intervengan?", es terrible. 9. 
La forma de evitar tales acciones es prestar buena vigilancia y protección tanto a la oposición como a mandos extranjeros y, al mismo tiempo, avisar a la población y al mundo de posibles acciones indiscriminadas contra personas inocentes. Con el fin de que si ocurren se identifique rápidamente al agresor real, la mejor forma de evitar que ocurran.
5. Intervención militar de otro país de la región. Aquí el que tiene todas las papeletas es Colombia, que ya lleva además tiempo metiendo mercenarios en Venezuela y que tiene numerosas bases militares de EE.UU.. El rechazo y solidaridad de todos los estados de América del Sur, salvo tal vez Paraguay y no creo que Chile, sería el mayor obstáculo ante tal posibilidad.
6. Agresión directa con tropas y equipos imperiales, desde las bases que ya ocupan en América Latina y el Caribe. Una agresión directa no es descartable, especialmente si sucede un atentado o acción de falsa bandera como elemento para justificarla. Aunque dado el rechazo internacional, incluido el veto en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, no es una opción tan sencilla de llevar a cabo.
7. La campaña mediática para ocultar y deformar ante el país y el mundo la naturaleza de las agresiones anteriores. Es de esperar una manipulación y falsificación descarada de lo que ocurre en Venezuela por parte de los medios occidentales, es lo que vienen haciendo desde la llega democrática de Hugo Chávez al poder en 1999. 8, 9 La forma de combatirlo, como ya se viene haciendo, es el trabajo de información llevado a cabo en la misma internet, mostrando la verdadera naturaleza de la oposición venezolana así como sus intenciones y las de sus poderosos socios estadounidenses o europeos, ninguno de ellos democrático o pacífico.
Del mismo modo atención con esas organizaciones que se hacen pasar por "humanitarias", pero que realmente utilizan de forma poco honesta los derechos humanos con fines políticos y económicos. Es el caso de Amnistía Internacional, que ya  denunciaba Salim Lamrani en su actuación en Venezuela, tan falsa como malintencionada. 
Ubicó [Amnistía Internacional] así en un mismo plano a las autoridades legítimas, que sufren violencias y que intentan restaurar el orden en el marco definido por la ley, y a la extrema derecha golpista, cuyos actos causaron la muerte de 31 personas y daños materiales de varias decenas de millones de dólares (tiendas de alimentos destinadas a las capas populares incendiadas, oficinas del canal de televisión público VTV saqueadas, sedes ministeriales atacadas, etc.)
Amnistía Internacional a través de Guadalupe Marengo, directora adjunta del programa Américas, incluso fue más lejos. Denunció “las proclamas cada vez más violentas de las autoridades”, las cuales “amenazan con acabar con el respeto de los derechos humanos y el Estado de derecho”. En ningún momento AI citó las palabras mencionadas ni designó con nombres a esas autoridades. Hay una razón para ello: la realidad es opuesta a la imagen que presenta la organización de defensa de los derechos humanos. 10
Esta organización lleva muchísimo tiempo en esta línea de engaño y manipulación de los derechos y los sentimientos humanos, en: Venezuela, Libia, Siria, Yugoslavia, Rusia, Irán, Ecuador, Palestina, Irak, Afganistán o en cualquier otro lugar del mundo donde el poder económico y político occidental, especialmente el anglosajón, tengan intereses.

También vamos a ver, llevamos tiempo viéndola, a buena parte de la izquierda occidental, de Europa y de Estados Unidos apoyando a esa oposición violenta y antidemocrática y que es precisamente la antítesis de la izquierda política. 11 Apoyan a verdaderos tiranos que quieren volver a un pasado de lujo y privilegios para ellos y miseria generalizada para el resto; y atacan a un gobierno que lo único que pretende es mantener una Venezuela en paz y en progreso, sin discriminaciones y pobreza. La izquierda para estas campañas de ataque y difamación ante un gobierno de izquierdas popular, se basa en informes de las organizaciones "humanitarias", otras ONGs u organismos que sirven y trabajan realmente para el poder económico, así como en informes sesgados o tomados parcialmente de organizaciones como las Naciones Unidas. Ocultando la realidad mencionada en la primera parte de esta serie, donde la oposición es la que realmente ataca y utiliza medios antidemocráticos y violentos, siendo la principal y mayoritaria responsable de los crímenes y destrucción perpetrados.

8. Agresión diplomática para arrancar de las instancias internacionales veredictos condenatorios para el país. Quieren repetir el caso de Libia, donde Naciones Unidas se comportó de una forma tan vergonzante como criminal. En el caso de Venezuela, dado que  sus relaciones internacionales son abundantes y poderosas, es francamente difícil que esto pueda suceder. Solo a los dirigentes de la Unión Europea y a los de Estados Unidos les interesa tal situación, al resto del mundo no. Una minoría contra una gran mayoría.

Estas ocho vías, como indica Luis Britto, serán complementarias, se emplearán unas u otras o combinadas en función de las posibilidades que el invasor y el agresor interno vean.

Será ya en la próxima parte, en la tercera, donde ya analicemos la experiencia de América Central en este tipo de agresiones. Es importante recordar el dolor, daño, destrucción y terror allí generados por los mismos dueños de  Estados Unidos y sus socios locales, para que la gente vea y entienda que algo así no puede ni debe volver a suceder. Y en caso de que se vuelva a repetir, que esté preparado y pueda señalar y denunciar claramente al culpable. El asesino que es visto en público no tiene posibilidades de continuar por mucho tiempo con sus crímenes.

Notas:
1. Luis Britto García. Venezuela amenaza (da). luisbrittogarcia.blogspot.com.es. 15.03.2015.
2. Paraguay permitirá instalar otra base militar de EE.UU. Resumen Latinoamericano. 11.03.2015.
3. Brasil sale a la calle contra la política de Dilma Rouseff. El País. 15.03.2015.
4. La petición de un golpe militar se abre paso en las marchas contra Rouseff. ABC. 15.03.2015.
5. Unasur se solidariza con Venezuela y solicita a EE.UU. derogar decreto injerencista. Cubainformación. 15.03.2015.
También la Organización de Estados Americanos (OEA), salvo, claro, Estados Unidos y Canadá: 
http://islamiacu.blogspot.com.es/2015/03/no-es-para-reir-lo-dicho-por-el.html
Y el Movimiento de No Alineados y la alianza del ALBA (Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América).
http://nsnbc.me/2015/03/19/alba-nam-reject-us-aggressions-against-venezuela-call-for-dialogue/
6.  100.000 mil militares y civiles realizaron ejercicio defensivo militar en distintos puntos del país. Noticias 24. Venezuela. 13.03.2015.
7. Conozca la vida secreta del dirigente fascista Leopoldo López. 
https://www.youtube.com/watch?v=72rqGo--3lY&list=FLTIBK9RVQpd9VB5L8xtvNEw&index=32
8. Cuarto Poder: los medios en la sociedad de la información.  Pablo M. Roldán, Miriam Díaz Crespo. Tres y un Perro.
 http://www.tresyunperro.com/CuartoPoder/introduccion.html
9. Antena 3: dos minutos de terrorismo mediático para pedir intervención internacional en Venezuela. Cubainformación. 
https://www.youtube.com/watch?v=QTegsVzEt1o
10. Salim Lamrani. Amnistía Internacional, Venezuela y los derechos humanos. Opera Mundi. 25.03.2014
11. Aprobada resolución del Parlamento de Cataluña contra violación de DD.HH. en Venezuela. ACN. 8.02.0215.

6 comentarios:

  1. Hola Mikel:
    Yo no quitaría ninguno de los puntos de acción que has enunciado pero, también aprendiendo de la esperiencia de la Nicaragua en la década de los 80, añadiría otro punto de acción golpista por parte del imperio: la cooptación de supuestos antiguos simpatizantes del procesos bolivariano (dentro y fuera de Venezuela) para que muestren su "desinteresada" preocupación por la erronea deriva del gobierno venezolano.
    Normalmente estos grupos de espabilados y/o tontos útiles se subdividen en dos:
    -Aquellos que están consternadísimos porque, en el fondo, el gobierno de Venezuela es capitalista y no acomete de inmediato la revolución socialista
    -Los más numerosos y atractvos para el imperialismo: aquellos que están tremendamente "preocupados"-desde una supuesta perspectiva progresista- por la falta de libertad, burocracia, corrupción y derechos humanos en Venezuela. Los que residimos en el Estado Español- salvo que renunciemos a seguir los medios locales y ni aun así-estamos más que bien servidos de las ocurrencias, babosadas y oportunismos de éstos últimos que, además, se pretenden erigir como motor de cambio y regeneración interna; mientras le tocan las palmas a los colonialistas-explotadores de ayer, hoy y siempre.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, Anxo, así como señalaba a los medios de comunicación y a las organizaciones "humanitarias" falsificando hechos para favorecer los intereses del poderoso mundo de los negocios occidental. Así vamos a tener también, como bien dices, a buena parte de esa izquierda occidental, "la patética izquierda occidental" de la que habla Jean Bricmont. Incluiré este apartado en el artículo. Porque en realidad han estado apoyando a manifestantes y dirigentes de la oposición muy violentos y muy poco democráticos. Manifestantes que en gran medida son mercenarios contratados a propósito.

      Un saludo Anxo.

      Eliminar
  2. Estimado Mikel Itulain, muchas gracias por su artículo, que ayuda a aclarar que la verdadera amenaza existente es la del imperio yanki en contra de Venezuela y de todos los pueblos de América Latina.

    Me gustaría recordarle que, hace algunos meses, en relación con su artículo acerca de Brasil, yo le decía que teníamos que tener en cuenta que no era lo mismo, sea para el pueblo brasileño, sea para el proceso revolucionario en curso en nuestra región, un gobierno en Brasil comandado por las corporaciones mediáticas y sus partidos títeres (PSDB, DEM, PPS, PV, etc.) que uno dirigido por Lula, Dilma y el PT.

    En el punto 2 de las razones expuestas por Luis Brito, esto está bastante claro. Les sería muchísimo más difícil a los revolucionarios venezolanos resistir a las agresiones que están sufriendo si no pudieran contar con el respaldo diplomático de Brasil en este momento.

    Tanto el gobierno de Dilma, en Brasil, como el de Cristina, en Argentina, también están bajo un intenso ataque de las fuerzas de las derechas mediáticas-partidarias afines con el imperialismo. El imperialismo y sus representantes no tienen dudas de que estos gobiernos no les son adecuados y subservientes y, por eso se empeñan en derrocarlos. O sea, quieren poner fin a la experiencia venezolana, así como, a la vez, a las brasileña y argentina.

    Le llamo su atención para esto solo para que entienda que mi preocupación en aquel entonces era (y sigue siendo) la de no permitir que los procesos de cambio que se están dando en nuestra América vengan a ser derrotados por falta de unidad de las fuerzas que tienen el deber de defenderlos.

    Muchas gracias.
    Jair de Souza

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, en el caso de Brasil las cosas han cambiado bastante desde la última parte de 2014 y ahora van de lleno a por ellos.
      En la prensa española no había ocurrido la demonización de Lula ni tampoco de Dilma, por lo que lo que están haciendo ahora todos los medios, siguiendo un mismo guion, es revelador.
      Brasil, como comento, es un estorbo considerable a su objetivo más importante que es Venezuela.
      Saludos.

      Eliminar
  3. Todo lo que escribes es cierto y comprobable. Respecto a tu referencia sobre Libia, traicionada por casi todos los países de mundo, pues ahora, en Tunez, se precipitan las consecuencias colaterales de la guerra de agresión que sufrió Libia.
    Los mercenarios tunecinos eran vistos con simpatía cuando marchaban a luchar contra Siria. Ahora, de vuelta, ya se ven las consecuencias...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes mucha razón.
      No la tienen los que tratan de alertarnos ahora de esta amenaza cuando fueron ellos los que la crearon y lo que es peor, que siguen alimentándola al apoyar, financiar, armar y entrenar a los rebeldes "moderados". Los mismos rebeldes "moderados" que ahora matan también europeos.
      Los "rebeldes" moderados que nunca existieron salvo en la ficción que crearon y crean los medios de comunicación occidentales.

      Eliminar

Puede poner aquí sus opiniones, siempre con respeto y con ánimo de enriquecer y fomentar el debate.
Las personas que participen deberán identificarse con el fin de que asistamos a un debate e intercambio de opiniones en condición de igualdad.
Gracias-Mila esker-Thank you.