domingo, 10 de mayo de 2020

Noam Chomsky: el papel de un intelectual

Noam Chomsky en Democracy Now!

Recuerdo que cuando leía las obras de Chomsky, lo cual recomiendo, me chocaba que pese a todas las injusticias y crímenes que se comentaban, él no ofrecía una respuesta congruente y sobre todo factible para acabar con esos modos sociales tan indignos. Es decir, un modo de organizar una sociedad para que imperase la cordura, el respeto y un minimo de decencia humana. Yo, como consecuencia de esta incapacidad suya, hecha a propósito o no,  lo tenía como un gran relator, pero no como un solucionador de problemas. Posteriormente fui entendiendo esta postura, especialmente por sus ataques furibundos y su ignorancia a y hacia los países que tenían sistemas comunistas. Así, en 1996 decía en una entrevista en Perception que: "El auge de las corporaciones era de hecho una manifestación del mismo fenómeno que condujo al Fascismo y al Bolchevismo, que emanó de la misma base totalitaria ". 1 Bien, decir esto es ignorar los hechos históricos y a las personas que dieron lugar a esos fenómenos y organizaciones.
 Las corporaciones se extienden como consecuencia de la creación de monopolios económicos, que tratan de hacer prevalecer sus intereses particulates sobre el conjunto social, buen ejemplo de ello son las poderosas familias bancarias e industriales. 2
El fascismo fue promovido, impulsado y financiado  por los grandes propietarios, dueños de las corporaciones, con las que mantenía una alianza vital, para acabar precisamente con el incipiente y ya poderoso movimiento obrero y especialmente con el comunismo, que era quien mejor organizaba a los trabajadores.
El Bolchevismo surge como respuesta organizada y firme en un proyecto propio contra el capitalismo y sus consustanciales desmanes, como el mismo Lenin explicaba:
Pero si el capitalismo hiciera estas cosas, no sería capitalismo; puesto que ambas cosas — desarrollo desigual y un nivel de existencia de las masas cercano a la inanición — constituyen condiciones y premisas fundamentales e inevitables de este modo de producción. Mientras el capitalismo permanezca siendo lo que es, el capital sobrante será utilizado, no para aumentar el nivel de vida de las masas en un país determinado, ya que esto significaría una declinación de las ganancias de los capitalistas, sino para aumentar las ganancias a través de la exportación de capital hacia los países atrasados. En estos países atrasados las ganancias son generalmente altas porque el capital es escaso, el precio de la tierra es relativamente bajo, los salarios son bajos, las materias primas son baratas. 3
El desarrollo social y tecnológico experimentado por su expresión política real en la URSS y ocultado tenazmente por el sistema capitalista, no conoce parangón en la historia humana. Si quiere alguien acusar a  esta expresión de una vulneración mayor de derechos humanos o de provocar más  miseria que cualquier otra,  es que no solo no conoce la historia de la Unión Soviética, sino que tampoco la de su propio país y lo que estos han hecho dentro y fuera de él. Para quien todavía viva con falsos mitos recomiendo estos  enlaces: La doble vara de medirUn debate sobre el comunismo soviético y claro, Holodomor.
Es bueno entonces que recordemos lo siguiente:
El fascismo históricamente ha sido usado para asegurar los intereses del gran capital contra las demandas de una democracia popular. Entonces y ahora, el fascismo ha hecho llamamientos a la masa irracional con el fin de asegurar los racionales fines de la dominación de clases. 4
Y querer mezclar y confundir las cosas, retrata al que lo lleva a cabo.
Colocar en el mismo plano moral el comunismo ruso y el nazifascismo, en la medida en que ambos serían totalitarios, en el mejor de los casos es una superficialidad; en el peor es fascismo. Quien insiste en esta equiparación puede considerarse un demócrata, pero en verdad y en el fondo de su corazón es en realidad ya un fascista, y desde luego solo combatirá el fascismo de manera aparente e hipócrita, mientras deja todo su odio para el comunismo. 5
Chomsky ya en octubre de 1995, en Z Magazine, acusaba que en estos movimientos que se apoyaban en las masas,  sus líderes rápidamente se convertían en entusiastas ideólogos de la derecha, y mostraba el ejemplo soviético tras su caída. 1 Parenti le responde oportunamente que la historia no dice realmente eso y que pasaron décadas y décadas de continuos ataques y extorsiones de las potencias capitalistas, ya desde su mismo origen, hasta que el socialismo fue derrotado, lo que muestra una gran fidelidad de principios. Y que fue la violencia y corrupción de unos pocos la que inclinó la balanza, no una decisión popular. Si alguien piensa que esta caída fue por decisión o fallos propios, haría bien en repasar los hechos y ver por ejemplo lo que explica Jan Gervassi al respecto, que fue censurado y castigado en el occidente "libre" por este motivo.


Ya hablando de ese colapso, Chomsky lo ve como: "una ocasión para la alegría de cualquiera que valora la libertad y la dignidad humanas". 1 No sé que entenderá por dignidad y libertades humanas el intelectual estadounidense, pero l@s miles y miles de mujeres y niños, también hombres, que perdieron cualquier dignidad humana al tener que entregarse a la prostitución para poder sobrevivir, y los millones que cayeron en la miseria y en la propia muerte al no tener qué comer o donde vivir tras la llegada de la cara más real y despiadada del capitalismo a la antigua organización socialista, dirían, si les hubiesesn dejado hablar, cosas muy diferentes.
Chomsky parece cuando menos muy egoísta en este aspecto y, en la práctica, poco sensible con el sufrimiento real de otros seres humamos. Se nota que él no ha pasado por esas dolorosas penurias y explotaciones.
Con estos antecedentes, no preocupándose en demasía de lo que realmente acontecía y solo al parecer en acomodar el mundo a su punto de vista y necesidades propias, no sé si chocará que recuerde cual ha sido el papel real que ha desarrollado en agresiones que han llevado a cabo los dirigentes estadounidenses y socios contra algunas naciones independientes. Naciones y líderes de naciones que era necesario demonizar para así poder justificar de cara al común de los mortales de la necesidad de una nueva guerra.
Tenemos por caso Yugoslavia, donde a quienes se mantenían firmes en no dejar que la Federación socialista fuese destruida, como ocurría con Milosevic, de Serbia, o Abdic, de Bosnia, y que eran precisamente los más moderados, fueron intensamente demonizados.
Tanto Noam Chomsky en sus comentarios en Pacifica Radio, el 7 de abril de 1999, y Alexander Cockburn en la Nación, el 10 de mayo de 1999, se refirieron  a la "brutalidad" serbia y describieron a Milosevic como "monstruoso", sin ofrecer detalles. 7
La realidad del dirigente serbio, 8 de los propios serbios y de Yugoslavia era bien diferente. La campaña mediática y de las organizaciones de relaciones públicas contratadas al efecto, como Ruder&Finn, tuvo su efecto práctico sobre el público. El director de esta organización, James Harff, lo dijo claramente: “Enseguida pudimos hacer que la opinión pública asociara serbios y nazis”, “de un plumazo nosotros conseguimos presentar el asunto de forma simple, con buenos y malos”. Ello produjo que ya se acusara a los serbios de ser los nuevos nazis, de tener campos de exterminio y de promover la limpieza étnica; de modo que ya nadie se atreviera a defender su causa o sus razones. Era un cuadro en blanco y negro que en nada se correspondía con la realidad, pero era el preciso y necesario para que triunfase la propaganda de guerra. Chomsky, como otros, contribuyó así también de forma decisiva si no para convencer, por lo menos para acallar a aquellas personas más conscientes y solidarias, evitando las naturales protestas ante lo que no era sino otra agresión de un país soberano.
Si quería hacer justicia atacando a fanáticos y monstruos, debía haberse fijado en el líder ultra Franco Tudjman  o en el del mismo modo extremista y sin escrúpulos Izetbegovic , ahí sí tenía donde acusar y con sólidas evidencias. Sobre si el dirigente serbio fue de este punto extremo, juzguen ustedes mismos su discurso en Kosovo de 1989, 9 habla de concordia, paz y prosperidad, algo a lo que no le permitieron a Yugoslavia. Sí hubo en aquellos momentos críticos que anteceden a la guerra algunos   hombres de paz, valor e integridad, como el admirable jefe de policía croata Josip Reihl-Kir.
En un mundo así, siento un respeto inmenso hacia las personas que no son violentas, que viven y contribuyen con la comunidad, y que, en los momentos difíciles, aceptan el peso de lo que la mayoría ignora. Las personas bienintencionadas y valientes son una anomalía en este mundo de increíble crueldad, manipulación, codicia, apatía y egoísmo. Sé que pintar un mural no va a cambiar mucho, pero me alegra que pueda haber gente que vea y comprenda el mensaje. Para mí es un honor tener la oportunidad de crear un mural dedicado a un hombre como Josip Reihl-Kir. 10
En el caso contrario tenemos, como activador finalmente del odio y del conflicto, al afamado lingüista del que hablamos. Ciertamente si de algo carece la vida humana es de justicia.
Si queremos pensar que con el transcurso del tiempo a Chomsky le pudieron más los remordimientos que su proyectada carrera como "disidente" intelectual, sería ser demasiado ingenuos creer que así fue. Ya trasladados a bien entrado el siglo XXI la barbarie continuó.
Para él la denominada "Primavera Árabe", en realidad un proyecto de recolonización muy reaccionario,  era algo fantástico que no había visto en tiempos, unas movilizaciones populares masivas exigiendo libertad, democracia y justicia social, ahí es nada. La realidad, menos ideal, mostraba un retrato completamente diferente: preparadas años atrás estas revueltas por la Administración estadounidense bajo la directrices de las corporaciones y siguiendo ejemplos de estrategias exitosas preparadas por ellos, como la de Otpor en Serbia. Además, se echaría mano de organizaciones muy violentas e intolerantes, como los Hermanos Musulmanes o la propia Al Qaeda, para lo que el engaño no consiguiese, lo lograse el uso de la fuerza y el terror. Les recomiendo la siguiente información sobre: El origen de la Primavera Árabe.
Hasta tal punto han ido los intelectuales, que se niegan a reconocer la evidente realidad y se mantienen en esa imaginaria historia que les reconforta. Afortunadamente siempre habrá personas que velen por contar los hechos tal y como fueron, no según convenga. Dan Glazebrook reflejaba la disparatada e irresponsable conducta y postura del pensador estadounidense, en este caso respecto a la agresión militar exterior sobre Libia:
...en una entrevista con la BBC, a un mes ya de rebelión -y, sobre todo, a solo cuatro días antes de la aprobación del Consejo de Seguridad de la ONU 1973 y del comienzo de la guerra relámpago de la OTAN- él [Chomsky] eligió calificar a la rebelión como "maravillosa". En otra parte él se refirió a la toma de la ciudad del este de Libia, Bengasi, por bandas racistas como "liberación" y a la rebelión como "inicialmente no violenta". 11
 La tozudez es tal, como la del norteamericano, en mantenerse en esa postura, que deciden ignorar los sucesos más elementales. Por ejemplo, en la entrevista con Dan Glazebrook, 11  lo que realmente hizo y hace es justificar una agresión militar externa contra un país soberano alterando la realidad a su capricho, y esto nos hace ver que estos ídolos de la izquierda lo mejor que podían hacer muchas veces es simplemente no inmiscuirse; pues, como lo hacía ver Jean Bricmont, se convierten en legitimadores y valedores de los grandes magnates al reflejar incluso supuestas buenas intenciones donde solo hay intereses económicos y políticos.
Así, lo que ocurrió en Libia nada tuvo que ver con una revuelta popular y pacífica. Fue una insurrección promovida desde el exterior muy violenta, ya desde el comienzo, largamente preparada durante años.  Tal y como cada uno de los acontecimientos atestiguaban:
La realidad muestra que los "manifestantes" eran en realidad insurgentes fuertemente armados que arrasaron secciones enteras de las paredes de hormigón armado de una base militar de Bengasi, y después se hicieron con el control de artillería pesada y de vehículos blindados antes de apoyar a los rebeldes armados en las ciudades y pueblos cercanos. 12
La actitud de estos "manifestantes", en verdad mercenarios, no se hubiese tolerado en ninguna parte del mundo, pero aquí, en Libia, estos eruditos querían que comulgásemos con ruedas de molino.
En realidad, la imagen completa de "manifestantes pacíficos siendo masacrados" estaba invirtiendo la realidad. De hecho, Forte indica, los rebeldes "quemaron comisarías de policía, entraron por la fuerza en los edificios de los servicios de seguridad, atacaron oficinas del gobierno y quemaron vehículos" desde el mismo comienzo, a los cuales las autoridades respondieron con "gas lacrimógeno, cañones de agua y balas de goma -muy similar a los métodos frecuentemente usados  en las naciones occidentales contra manifestantes mucho más pacíficos que carecen del elemento de sedición". Solo una vez que los rebeldes habían ya ocupado los edificios del ejército en Bengazi, robando sus armas y empezando a usarlas contra las fuerzas del gobierno, las cosas empezaron a intensificarse. 13
Tenía que ser precisamente un rival de Gadafi, el presidente de Uganda Yoweri Museveni, el que con el sentido común que les faltaba a otros expresaba lo sucedido de forma bien clara y cómo se debía actuar:
Cuando los alborotadores están atacando las comisarías de policía y las instalaciones del ejército con el objetivo de tomar el poder, entonces no son ya manifestantes; son insurreccionistas. Tendrán que ser tratados como tales. Un gobierno responsable tendría que hacer un uso razonable de la fuerza para neutralizarlos. 14
Sería menester recordarle al escritor americano que la revolución (insurrección) no fue tan maravillosa para la inmensa mayoría l@s libi@s que la sufrieron, especialmente aquell@s de raza negra, autóctonos o emigrantes, que fueron eliminados de una forma siniestra. 15 La necesaria, como él decía, zona de exclusión aérea para prevenir un genocidio, no lo evitó, sino que en verdad lo provocó, al dejar a la población civil indefensa, al no poder protegerlos su ejército, y quedar en manos de los mercenarios islamistas de Al Qaeda. Ahora juzguen como crean conveniente al señor del que estamos hablando.
El analista Dan Glazebrook, admirador inicial del afamado escritor, extrajo unas reflexiones oportunas y certeras sobre lo que acontecía. En primer lugar vio como medios de comunicación en los que él habitualmente escribía y que estaban interesados en este trabajo, pasaron de forma unánime a ejercer una firme censura sobre algo, de gran calidad periodística, pero que ponía en entredicho y arruinaba las grandes mentiras publicadas por ellos sobre Libia, y que además cuestionaba con pruebas y rigor la honestidad de este mito de la izquierda occidental. El documento solo pudo ver la luz en un periódico egipcio, Al-Ahram Weekly, debido a la "libertad de prensa" de Europa y Norteamérica.
Glazebrook, además de la postura contra Libia, nos recuerda la que tuvo del mismo modo Chomsky  contra Irak.
Esta no fue la primera vez que Chomsky había apoyado una agresión occidental contra el tercer mundo. En la fase previa a la Gerra de Irak en 1991, fue preguntado en una entrevista que pensaba que se debería hacer contra Irak, dado que el no apoyaba el bombardeo. Su respuesta fue: sanciones económicas. En el caso, tanto el bombardeo como las sanciones económicas se llevaron a cabo, siendo las últimas mucho más letales, matando a alrededor de un millón y medio de personas, incluyendo 500.000 niños, causando la dimisión de tres altos funcionarios de Naciones Unidas, que indicaron que las sanciones constituían una forma de genocidio. Una vez puestas en marcha, Chomsky hizo campaña contra esas sanciones. Pero es instructivo anotar que, justo como en el caso de Libia [el apoyo que hizo a la zona de exclusión aérea que provocó todas las muertes y destrucción posteriores], en el momento crucial, cuando la opinión pública está siendo preparada, el estaba pidiendo por lo mismo que él más tarde vendría a oponerse. 16
Y llegó el ataque a Siria y vimos repetirse de nuevo el patrón, en la izquierda occidental y en su referente intelectual.
Como no pudieron derribar a la República Árabe Siria, pese a intentar su destrucción con una insurrección islamista, apoyada militar e intelectualmente desde el exterior, principalmente desde Estados Unidos, la Unión Europea, Israel, Arabia Saudí y Turquía, y mantenerse su legítimo y democrático gobierno, gracias al enorme apoyo popular y finalmente al de sus aliados: Rusia, Irán y Hezbolá, que acabaron con el intenso flujo de suministros, militantes y armas desde Turquía, un país de la OTAN, hacia los batallones de miles de mercenarios del ISIS,  Al Qaeda y derivados, atacando y derrotando a estos,  siguiendo el respeto a la legalidad internacional y ayudando a mantener un estado secular y tolerante para evitar que se crease una situación de caos y destrucción, que actuase a su vez como propagador del terrorismo, entonces, en su furia incontenida, atacan a estos justos actores que han evitado tal barbarie concienzudamente premeditada.
Chomsky se atrave a decir que:
Siria es una horrible catástrofe. El régimen de Assad es una desgracia moral. Están llevando a cabo actos horrendos, los rusos con ellos. 17
¿Cuáles son esos actos horrendos? Chomsky no esperen que muestre prueba alguna, desde luego no lo hace, porque al no haberlas no puede tenerlas. Por supuesto, no fue el ataque químico de Gouta, de agosto de 2013, antes de la llegada de Rusia y perpetrado por los sicarios con el apoyo logístico y mediático occidental. Seguramente se refiere, y su malestar parece venir a demostrarlo, a que el último bastión "rebelde" (Al Qaeda en Siria) en Idlib, que es un referente de la inmoralidad occidental, 18 está siendo atacado y siendo derrotado por la coalición reforzada del Ejército sirio antes mencionada. Ya hay pocas trampas que usar y pocas más argucias que utilizar para poder evitar la quiebra final de los matones allí enviados. El fin del proyecto de destrucción de Siria orquestado por las corporaciones viene a su final. Y se lamenta el intelectual de que hubo un intento de negociación externo, sin tener en cuenta la opinión de l@s siri@s y del afectado, para que se marchase su presidente Bashar al Assad. No me extraña que quisiesen su salida, aunque quién diablos son ellos para decidirlo, más cuando él se mantuvo inamovible en no dejarse chantajear por los monopolios externos y decir que los recursos de Siria son para l@s siri@s. Lo dice su Constitución, aprobada muy mayoritariamente por el verdadero pueblo sirio y que vela precisamente por sus intereses.
la piedra angular de la resistencia contra la hegemonía colonial en el mundo árabe y sobre sus capacidades y riqueza. 19
El mismo presidente lo recordaba:
Siria es un Estado independiente trabajando por los intereses de su propia gente, en vez de hacer que los sirios trabajen para los intereses de occidente. 20
Sobre el carácter social de la Constitución y del estado sirio viene bien ver cómo se ocupa especialmente de la clase trabajadora, tan olvidada, no representada y explotada en occidente.
Por último, dio un paso hacia la verdadera y genuina democracia, una clase que los que toman las decisiones en Washington, con sus múltiples conexiones con la banca y las empresas en todo el mundo, difícilmente podría tolerar. Se incluyó una disposición en la Constitución que requiere que, como mínimo, la mitad de los miembros de la Asamblea del Pueblo deben ser extraídos de las filas de los campesinos y obreros. 19
Cuando la realidad contradice tus ficciones, es lo que habría que decirle a Chomsky y a tantos como él, te irritas. Es duro aceptarlo.
Es duro, incluso para occidente, negar que las recientes elecciones fueron un enorme éxito para el Gobierno en Damasco, eliminando la ilusión de una Siria dividida. El país estaba sumido en un conflicto prolongado no a causa de una "revuelta popular", sino a causa de una premeditada guerra con mercenarios organizada por EE.UU., Israel, y Arabia Saudí (e involucrando a otros miembros de la OTAN y del Consejo de Cooperación del Golfo) ya en el 2007 -confirmado esto en el informe  del periodista ganador del del premio Pulitzer 2007 Seymour Hersh y titulado "La redirección". 21
Es repetitivo ver como los propagandistas de las guerras de agresión utilizan como muletillas carentes de argumento alguno, lo del régimen y el dictador brutal, pero no emplean esos términos, mucho más justificados, para referirse a las potencias agresoras dominantes, cuando aquí sí tenían razón para hacerlo.
Bush, con su embargo genocida, mata a un niño iraquí cada seis minutos, y planea --tiene decidida ya-- una invasión que provocaría cientos de miles de víctimas más. Equipararlo a Sadam es como comparar a Herodes con un bocadillo de mortadela. 22
¿Sería entonces justificable un bombardeo contra las ciudades, infraestructuras, hospitales,  escuelas, industrias, sistema agrario, eléctrico y acuífero de Estados Unidos por los crímenes horrendos de sus presidentes y de su poder económico, que son verdaderos dictadores y tiranos, como se hizo contra Irak?
¿O estaríamos en contra de un bombardeo, pero era necesaria una acción enérgica y decidida para acabar con esos tiranos, aunque la violencia no fuese la mejor solución?
¿Qué opinan? ¿A qué no piensan ya igual  viéndolo de esta manera?
Chomsky  fue tan lejos en su desvarío como para indicar que ni Israel ni Estados Unidos 23 estaban detrás de esta insurrección para derrocar al Gobierno sirio. 24, 25 Es a la evidencia a la que se pone quien se ha constituido en mero propagandista.
Volviendo a las oportunas y profundas reflexiones de Dan Glazebrook, en el momento crucial, en la fase de preparación de la guerra, es donde debería estar un intelectual honesto y valiente denunciándolo. Como estuvo Bertrand Russell en la Primera Guerra Mundial o especialmente también, el mencionado jefe de policía croata Josip Reihl- Kir, al que el artista Lunar homenajeaba diciendo que son esas personas que en los momentos difíciles, aceptan el peso de lo que la mayoría ignora.  El gran filósofo Russell nos exponía la dificultad de tal postura.
La mayor dificultad fue la puramente psicológica para resistir a la sugestión de las masas, cuya fuerza se convierte en terrible cuando la nación completa está en un estado de violento excitamiento colectivo. 26
No es por tanto el rigor, el valor y la honestidad las que guían al conocido lingüista. De ahí que sea acojido y entrevistado, incluso en los grandes medios, porque sus críticas no tienen efecto práctico alguno para lograr o conseguir que impere la paz, la prosperidad y la justicia. En cambio sí resulta su discurso muy útil, tanto para convencer o confundir a una izquierda de occidente muy ignorante, como para justificar que los medios de comunicación no ejercen la censura y dejan expresar todos los puntos de vista, incluso los disidentes. Lo cual no es en absoluto cierto.
La postura de Chomsky refleja nuestra postura social, algo racial, bastante colonial, creyendo que nuestra sociedad y civilización son el modelo a seguir e imitar. Creyendo que nosotros somos los tipos buenos y civilizados,  y que hay por ahí un oscuro mundo por controlar. Olvidando  por ejemplo que los países musulmanes serían seculares y modernos si no fuese por el apoyo dado a sectas y sectores violentos, que en todo lugar hay, mediante armas y mucho dinero. Pero parece más fácil creer en ese mundo imaginario de la bondad occidental. Como el propio protagonista dijese:
Como entienden los autores de cuentos  de niños, la vida es sencilla cuando hay héroes que admirar y amar, y diablos que temer y despreciar. 27

PS:
Para quienes quieran justificar que el propio Hugo Chávez puso a Noam Chomsky como referente, es bueno decir que no lo conocía realmente bien. Basta ver la postura congruente del líder bolivariano respecto a Libia y Siria.
Creo conveniente mencionar aquí también que la gran obra y más famosa de Chomsky, en colaboración con Edward S. Herman (un brillante investigador que fue muy honesto  y valiente durante su larga carrera) Fabricando el consenso, es posterior a una obra clave y pionera sobre ese tema, que parecen seguir, de Michael Parenti, Inventando la realidad, y que curiosamente no hay cita o referencia de ella.

Referencias-Notas:
1. Michael Parenti. Another view of Chomsky. Nature, Society, and Thought" Vol. 12, No. 2 (1999).
2. Dean Henderson. The Federal Reserve Cartel. The Eight Families. Global Research. 26.11.2019.
3. V.I. Lenin. El imperialismo, fase superior del capitalismo. 1916. Enlace
4. Michael Parenti. Blackshirts&Reds. City Lights Books. 1997, p. 5.
5. Cita de Mann TH (1986a) en Domenico Losurdo. Stalin. Historia y crítica de una leyenda negra. El Viejo Topo, 2008. p.17. 
6. Sean Gervasi& Dennis Riches. How The U.S. Caused the Breakup of the Soviet Union. Global Research. 30.11.2019.
7. Michael Parenti. The rational destruction of Yugoslavia. Enlace
8.. Michael Parenti. The Demonization of Slovodan Milosecic. December 2003.
http://www.michaelparenti.org
9. Discurso de Milosevic en Kosovo (1989). Tribulaciones Metapolíticas. Febrero 2011.
10. Lovorka Šošić. Un nuevo mural para conmemorar a Josip Reihl-Kir, jefe de policía de Slain Osijek. Liberties. 29.07.2016.
11. Dan Glazebrook. Libya and the manufacture of consent. Al-Ahram, noviembre, 2011. 
12. Tony Cartalucci. US Libyan policy: zero legitimacy. Land Destroyer.
13. Dan Glazebrook. "Slouching towards Sirte" review. Divide and Ruin. 2013. p. 74
14.  Maximilian Forte. Slouching towards Sirte. NATO´s war on Libya and Africa. Baraka books, 2012, p.285.
15.  Lynching in Benghazi. Human Rights Investigations. 17.7.11
16. Dan Glazebrook. My Reflections in Interviewing Noam Chomsky about libya.
https://danglazebrook.com/2018/05/03/my-reflections-on-interviewing-noam-chomsky-about-libya/
17. "The Assad regime is a moral disgrace": Noam Chomsky on Ongoing Syrian War. Democracy Now. 5.04.2017.
18. Ulson Gunnar. Welcome to Idlib: America's Model Syrian City. New Eastern Outlook. 18.12.2016.
19. Stephen Gowans. What the Syrian Constitution says about Assad and the Rebels. What is left. 21.5.13.
20. Bashar al-Assad interview with Clarin newspaper and Telam news agency. May 19, 2013
21. Tony Cartalucci. Syria: Elections are a battle won, but the war goes on. Land Destroyer. 5.06.2014.
22. Carlos Frabetti. Sadam y la mortadela. 23.11.2002. Enlace
23. Stephen Gowans. Washington's Long War on Syria. Baraka Books. 2017.
24.  Kim Petersen. Is Noam Chomsky Manufacturing Consent for Regime Change in Syria? American Herald Tribune. 7.04.2017.
25. Jhon B. Budis. What Noam Chomsky Would Like to See in Syria. The New Republic. 12.07.2013.
26. Jean Bricmont. Humanitarian imperialism. Monthly Review Press, 2006.
27. Noam Chomsky. Ilusiones necesarias. Libertarias. 1992.




miércoles, 22 de abril de 2020

Recordando a Lenin en su 150 aniversario y lo que vendrá en los próximos años.


El 22 de abril de 1870 nacía en la localidad rusa de Simbirsk, Vladimir Ilich Ulianov, Lenin. Hoy ese lugar se llama en su honor Uliánovsk.
Estamos hablando de uno de los grandes pensadores políticos de todas las épocas, sin embargo, hoy, en un mundo tan antagónico al que el defendió, apenas se le conoce. Es cierto que se sabe su nombre y se reconoce claramente su imagen,  pero tan cierto como que se desconoce su pensamiento, expresado en su obra, porque prácticamente casi nadie lo ha leído, como ocurre con otras tantas figuras del pensamiento. No vivimos en mundo reflexivo, sino en uno claramente irreflexivo, primario por satisfacer los primeros impulsos a que se nos induce y muy inconsciente. No, no importa hacer gala  de la incultura e ignorancia que inunda  nuestra sociedad, pero luego nos quejamos de sus inevitables consecuencias.
 Hace unas fechas les cometaba lo siguiente:
Cuando nos preguntan sobre Vladimir Ilich, Lenin, solemos asociarlo o encasillarlo como una especie de dogmático dictador. Una persona poco afín a la democracia, porque, claro, apoyaba "la dictadura del proletariado". Aunque también sería bueno ver aquí quién o quiénes de los que califican así a Lenin han leído algo de  su obra y más en concreto si entienden a qué se refiere el pensador ruso cuando habla de esa dictadura del proletariado.
Para entender que nos quiere decir respecto a esta dictadura hay que fijarse primero lo que él ve en la sociedad y más en concreto en las sociedades civilizadas con un estado. En ellas, indica, existen clases sociales antagónicas, donde los intereses de unos, que suelen poseer los bienes de producción, chocan contra los intereses de otros, los no poseedores. Esto convierte a unos en explotadores y a otros, en consecuencia, en explotados. Lo que deviene finalmente por propia relación de los hechos en enemigos a unos de los otros. Lenin, como Marx, se limitaban aquí a relatar una realidad empírica de la propia historia de su tiempo y del pasado (también aplicable al presente).
En relación a si Lenin defendía una sociedad democrática, entendida esta como aquella en la que se sigue lo que quiere la mayoría de las personas que la componen en beneficio de esa mayoría, es bueno que le escuchen a él mismo:
Las clases explotadoras necesitan la dominación política para mantener la explotación, es decir, en interés egoísta de una minoría insignificante contra la mayoría inmensa del pueblo. Las clases explotadas necesitan la dominación política para destruir completamente toda explotación, es decir, en interés de la mayoría del pueblo contra la minoría insignificante de los esclavistas modernos, es decir, los terratenientes y capitalistas. 1
Estas palabras son un ejemplo claro de la preocupación del político por una sociedad con cierta justicia social, por una sociedad realmente democrática.
Y ahora viene cómo se consigue una sociedad sin explotadores ni explotados, y aquí está el problema, pues los explotadores no ceden sus privilegios ni los beneficios que obtienen de la explotación de forma democrática, aceptando la decisión de la mayoría, que no aprueba esto. Y una de dos o se mantiene la explotación de unas personas por otras, divididas en férreas y rígidas clases sociales, o se combate esto. Es decir, se trata de combatir o no una dictadura, la dictadura que ejercen los grandes propietarios sobre los desposeídos. Es lo que se conoce en la obra de Lenin o de Marx como la dictadura de la burguesía, una dictadura no ficticia, sino muy real, entonces como ahora. Contra ella, según Lenin, caben pocas opciones, tan pocas que según él es necesario ejercer la fuerza para combatir la fuerza. Por eso habla de la dictadura del proletariado para acabar con la dictadura de la burguesía. 
El derrocamiento de la burguesía solo puede realizarse mediante la transformación del proletariado en ´clase dominante´, capaz de aplastar la resistencia inevitable y desesperada de la burguesía y de organizar para el nuevo régimen económico a todas las masas trabajadoras y explotadas. 1
Para el autor no es una dictadura caprichosa, ni tampoco esta es el objetivo final, sino que es un paso intermedio necesario para alcanzar una sociedad realmente democrática.
Lenin, como también Marx, ven al Estado como un órgano de dominación de clase, y que para que esto deje de ser así el proletariado, los trabajadores, deben hacerse con el control político, pero no para continuar utilizando el Estado de la misma forma a lo que lo hacen los grandes propietarios, sino para finalmente extinguirlo al no ser necesario en una sociedad sin clases sociales.
Así, Lenin, como Marx, ven la dictadura del proletariado como ese paso necesario, no como el fin, el tránsito hacia la abolición de todas las clases y hacia una sociedad sin clases.
Seguramente esta conclusión final es utópica en nuestra época  y hemos podido comprobar muchas veces en estos tiempos como la eliminación de un estado ha provocado un verdadero desastre de indefensión para la población, siendo esta robada, violentada y asesinada. Creo que todos recordamos el caso más bien reciente de Libia, de lo que era, la nación más próspera de África, a un sicariato de Al Qaeda. Hoy, sin embargo, el mundo va por otros derroteros. El neoliberalismo no es el amo absoluto, no ha podido hacerse con el control que sus planificadores pensaban, un dominio globlal y total, y está siendo contestado y puesto en entredicho no por una izquierda occidental inexistente y venal, sino por sectores con fuerza que ven los desmanes de los liberales y han empezado a poner coto a sus tropelías y a una globalización de la pobreza. 2 Son nacionalistas que defienden una economía viable donde no imperen a su capricho y antojo los monopolios creados por las influyentes y poderosas familias industriales y financieras. Los trabajadores de Europa y también de Norteamérica apostarán por ellos, por la sencilla razón de que con estos pueden tener unas perspectivas de futuro para ell@s y sus familias que con los demás realmente no tienen.
En otros lugares, como Eurasia, se impondrán sistemas mixtos entre capitalismo y control del estado, que como vemos son los más eficaces para numerosas situaciones, así lo estamos comprobando con el problema del Coronavirus.  3 Estos últimos países son los que dominarán la Tierra. 
Si son las instituciones públicas las que están por encima de las privadas, como sucede en China o Rusia, 4 las personas podrán tener medios para poder vivir en condiciones.  Estados Unidos si no quiere ir hacia su destrucción, enfrentándose militarmente con las potencias emergentes, como así pretenden esa confrontación  las corporaciones, utilizando principalmente al partido demócrata, 5 tendrá que ver la realidad actual y comprender que ya no va a ser este un mundo unipolar dominado por él. La Administración Trump, con sus vaivenes y desvaríos, tendría esa misión, de ahí los enconados ataques de los medios corporativos. 6
La izquierda de nuestros lares, mientras tanto, seguirá con su falso lenguaje y su carencia de una ética real y de valiosos hechos. Hablará, cuando se lo pidan, de lejanas e imaginarias revoluciones  para engatusar y despistar a los incautos, allí donde hay invasiones criminales  y mercenarias de naciones que no quieren perder su soberanía, y de "rebeldes", que son matones que deguellan a personas de esos países, para que se sienta simpatía por desalmados que luego podrán repetir algunas de sus fechorías en nuestras mismas calles o salas de fiesta, trayendo el horror, el miedo y el dolor que generaron previamente en otros lugares como Libia, Egipto  o Siria.
 El mundo sería mejor sin ellos. Les gusta hablar en nombre de las mujeres, pero les hacen la vida imposible allí donde antes podían prosperar. Por todas estas cosas, por no hacer nada útil donde deberían  y por utilizar torticeramente los refugiados suscitan el rechazo que hoy ya sufren con su  merecida pérdida de influencia política.

PS:
El odio promovido por el capitalismo hacia Lenin y Marx.

El derecho de autodeterminación y la postura de la izquierda.
Referencias-Notas:
1. V.I. Lenin. El Estado y la revolución. Alianza Editorial. 2012. p. 68-69.
2. Michel Chossudovsky. The Globalization of Poverty. Global Research. 2003.
3. Gestión de China y Europa ante el COVID-19: apreciaciones comparativas sobre la gestión de la crisis. Misión Verdad. 18.03.2020.
4. Renfrey Clarke&Roger Annis. The Myth of 'Russian Imperialism': In defense of Lenin's Analyses.  Links. International Journal of Socialist Renewal. 29.02.2016.
5. Overextending and Unbalancing Russia. Rand Corporation. 
https://www.rand.org/pubs/research_briefs/RB10014.html
6. Estados Unidos: retroceder siempre, rendirse jamás.  La batalla cultural.
https://www.labatallacultural.org/revista-hegemonia/adelanto/11108/

jueves, 16 de abril de 2020

Lo que nos enseña la pandemia del coronavirus

Cadáveres en la ciudad de Guayaquil (Ecuador)

Ante el problema sanitario generado por la pandemia y las medidas drásticas a tomar por falta de recursos, se ha criticado tal vez en demasía al gobierno de turno sin hacer una reflexión más profunda y necesaria.
¿Qué hubiesen hecho ustedes? ¿Evitar la extensión de una posible pandemia o evitar una catástrofe económica que podría tener peores consecuencias que el mal que se pretendía curar?
Las respuestas no son fáciles y si ustedes son sinceros verán lo confusos que también estaban. A toro pasado aparecerán, como están apareciendo, muchos malos toreros.
Sin embargo, no solo el Gobierno de España, sino el conjunto de los occidentales no operaron como debieran, pues tenían la experiencia previa de la gestión que estaba dando éxitos de los países asiáticos: China, Singapur, Corea del Sur.  1 Pero no hicieron caso de ellas y la culpa no solo es de los políticos, sino también de sus  habitantes. Y aquí hay un fuerte componente racista y de ridícula e histórica arrogancia. Recuerdo que cuando los chinos sufrían con severidad la enfermedad, yo veía muy poca empatía en mi entorno y en muchos otros hacia ellos, viéndolo como algo lejano en el mejor de los casos y con cierto desprecio a sus supuestos malos hábitos alimentarios y gestión de la epidemia. Luego ha llegado aquí y no éramos tan listos como creíamos.
Respecto a China, como es uno de los enemigos que los medios de comunicación corporativos nos han enseñado a odiar, todo lo que haga parece mal. Si no puso un estado de confinamiento de forma más rápida, aunque entonces apenas se empezaban a conocer sus efectos, es porque no fue responsable y primaba su economía. Cuando aplicó un confinamiento estricto, entonces era el resultado de un "régimen totalitario". Si había  muchos muertos era por su incompetencia, si luego se redujeron y finalmente se controlaron era porque no contaban los casos reales, aunque tuviesen lógica, visto lo que también sucedía en lugares vecinos como Corea del Sur y a que los expertos alabasen la actuación del gigante asiático. 2 Si China y también Rusia no enviaban ayuda medica a otros países, era por su egoísmo e insolidaridad, en cambio, si lo hacían, incluido a Estados Unidos precisamente por empresas sancionadas por este país, era porque tenían fines propagandísticos. 3
En fin, qué aburridos son los "periodistas" occidentales haciendo propaganda en vez de hacer periodismo.
No aprendíamos las lecciones que se podían aprender de la experiencia asiática y así nos está pasando a los habitantes de occidente. Pero sí hubo un país que sí lo hizo, que aprendió de la experiencia de otros antes de que el problema le estallase a él mismo, esa nación fue Venezuela. Pero como ustedes comprenderán, esto no salió en nuestros teledarios, no convenía sacarlo. Ellos, los magnates corporativos, hubiesen querido un colapso del sistema bolivariano, con miles de muertos por las calles y una población indignada que estallase, aprovechándolo, con una intensa y fraudulenta campaña mediática, para posibiliatr una intervención "humanitaria"; es decir, otra invasión militar de una nación soberana. No se dio y por eso callan. No se dio porque siguieron los metodos correctos apoyándose en un trabajo de años enfocado en el bienestar social general en vez de en la riqueza de unos pocos. Establecieron restricciones y llevaron a cabo la identificación de los posibles contagiados, haciendo uso de sus eficaces y muy extendidos servicios sociales. Ecuador, por el contrario, es el trágico ejemplo de lo que le sucede a un estado que sigue las directrices del FMI y olvida a su población.


En la gráfica superior pueden verse las diferentes respuestas dadas por las diferentes administraciones. 1 La que se anticipó a la crisis, la línea amarilla, es la de Venezuela. La azul, con mayor o menor grado de inclinación, es la de España, Italia, Alemania o Francia. La roja es a la que iban Estados Unidos o Inglaterra hasta que echaron marcha atrás.
El caso de Estados Unidos es el ejemplo de que una sociedad individualista, que busca el enriquecimiento, desmesurado e irracional, de unos pocos, sin un proyecto por el bienestar general, está vendida ante una pandemia de este tipo. No tiene medios para afrontarlo, porque la sanidad se enfocó al negocio y servicio particular, y porque esa misma sociedad no está  preparada para una respuesta colectiva, cada uno mira por sus propios intereses. Elllos mismos reconocían los agravantes que tenía, como por ejemplo un 80 % de los trabajadores que no tienen bajas médicas, lo que los llevará a volver a trabajar, aun estando enfermos, al necesitar ingresos para sobrevivir, con el resultado de que actúan como transmisores activos del contagio. 5 Y tampoco se engañen, no es culpa solo de Trump, sino de un sistema que lleva varias décadas y ahora se encuentra en una dificultosa tesitura. 6 De ahí las consecuencias,  así, la insolidaridad de una sociedad que carece de las estructuras para enfrentarse ante una enfermedad que exige un esfuerzo colectivo, deja a este país ante una coyuntura donde va a ser sobrepasado y adelantado por otros, como China, que ya reaccionaron y tienen sus motores en marcha.
Los Estados Unidos son la sociedad más orientada hacia el beneficio y más controlada por los negocios de la Tierra y por consiguiente la menos capaz para afrontar una emergencia nacional sanitaria, que requiere sacrificio del beneficio por un bien mayor [el bien común]. 7
La tragedia del Covid-19 está sacando a la luz muchas falsedades que pregonaron los medios de comunicación. Además de las anteriores, tenemos el de los emigrantes venezolanos que salieron de su país empujados por campañas de engaño, para encontrarse en la marginalidad y la precariedad, y ahora en el rechazo hacia ellos en Colombia o Perú. Ahora vuelven donde los van a atender y dar sustento, y asistencia social y médica, aunque seguramente no se la merezcan. Y, por supuesto, ni los mass media ni la industria y la farándula musical (Venezuela Aid Live) se acuerdan ya de su existencia, los utilizaron y los abandonaron. 8
Si volvemos a España, algun@s tratan de culpar al gobierno de Sánchez de la mala gestión, pero si aquí somos también sinceros, veremos que a la Sanidad pública se la desmanteló en gran medida, para hacer negocio privado, como hizo especialmente el Partido Popular en la comunidad más afectada, la de Madrid. 9 También, la concentración de muertes se ha dirigido hacia las residencias de ancianos, privadas en su inmensa mayoría y enfocadas así mismo en la  máxima ganancia y el mínimo servicio. 10 España, como otros países, necesitará hacer correciones en su política económica y no solo hacer cambios de fachada en sus gobiernos para seguir en las mismas situaciones o en peores.
Y ya un apunte final, hay quien se queja del Estado, pero que piense antes de decir  esto, que su querida empresa lo despidió cuando no le aportaba beneficios y es ese estado el que corre, más despacio o más deprisa, a salvarle.

Referencias-Notas:
1. Gestión de China y Europa ante el COVID-19: apreciaciones comparativas sobre la gestión de la crisis. Misión Verdad. 18.03.2020.
2. Coronavirus: La OMS pone como ejemplo a China y advierte que el resto del mundo no "está listo". El Periódico. 26.02.2020.
3. Davide Matracci. Don't blame China For Your Goverment's COVID-19 failures. Passage. 7.04.2020.
4. Ecuador se convierte en el segundo gran foco de coronavirus en Latinoamérica ante el colapso de su sistema sanitario. 20 Minutos. 7.04.2020.
5. Editorial Board. The Companies Putting Profits Ahead of Public Health. The New York Times. 14.03.2020.
6. Editorial Board. There's a Giant Hole in Pelosi's Coronavirus Bill. The New York Times. 14.03.2020.
7. Danny Haiphong. Coronavirus Fearmongering Demonstrates US Imperialism is a Drag on Humanity. Black Agenda Report. 11.03.2020.
8. Franco Vielma. El regreso de los venezolanos: retrato de una estafa en tiempos de pandemia. Misión Verdad. 7.04.2020.
9. Ángeles Maestro. Ante una emergencia de salud pública como la del Coronavirus: Expropiar la sanidad privada y devolverla a manos públicas.Kaosenlared. 12.03.2020.
10. El 93% de los ancianos fallecidos en Madrid eran de residencias privadas o concertadas. El Plural. 27.03.2020.

sábado, 11 de abril de 2020

MEDIOS INDEPENDIENTES Y PERIODISTAS FREELANCE FINANCIADOS POR GOBIERNOS Y GRANDES CORPORACIONES ¿DÓNDE QUEDA SU INDEPENDENCIA?


En estos momentos de confinamiento ante la pandemia del coronavirus Covid-19, sería bueno que hiciésemos un ejercicio de reflexión sincera sobre el mundo que nos rodea y sobre nosotros mismos. Ante tantas prisas que teníamos antes, muchas veces no yendo a ninguna parte, es necesario que maduremos algo y lo llevemos a cabo.
Con este fin les dejo una rigurosa y valiente reflexión que hizo Adolfo Ferrera sobre qué tipo de información recibimos a través de los medios de comunicación, incluidos los que se apodan, camuflándose, como alternativos. Léanla, bien merece la pena.

Los grandes medios de comunicación e información occidentales, que son grandes empresas y a la vez armas ideológicas de alienación masiva, son propiedad en su mayor parte de las grandes corporaciones financieras e industriales. Esto es algo evidente que casi todos ya conocemos. Se ha documentado también cómo los gobiernos occidentales, a través de sus múltiples agencias, fundaciones y organizaciones de todo tipo, financian y promocionan a muchos medios de comunicación (públicos y privados), periodistas, blogueros, ONGs, etc. para hacer propaganda de sus políticas y marcar  las  directrices informativas por las que deben transitar sus receptores.

El gobierno de EEUU es el proveedor más grande de fondos para el desarrollo de los medios informativos en todo el mundo, habiendo destinado más de 82 millones de dólares en 2006, sin incluir el dinero del Pentágono, de la CIA o de las embajadas de EEUU en los países receptores. Para complicar el cuadro, muchas ONGs extranjeras y periodistas reciben fondos para el desarrollo de los medios de otras fuentes de financiamiento del gobierno de EEUU. Algunos reciben plata de varios subcontratistas de EEUU y de "organizaciones internacionales independientes sin fines de lucro", mientras que otros reciben dinero directamente de la embajada de EEUU en su país. [1]
En el año 2014 el periodista y exasesor del Gobierno Federal de Alemania, Udo Ulfkotte, que trabajó durante 17 años en el prestigioso diario alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung, reconoció en su libro Periodistas Comprados cómo él y otros muchos periodistas alemanes recibieron dinero de la embajada de EE.UU. en Berlín a cambio de escribir artículos favorables a EE.UU. y la OTAN o por publicar información falsa que sirviera a sus intereses, como ocurrió con la campaña de demonización que llevaron a cabo desde ese periódico (y todos los grandes medios corporativos sin excepción) contra Muammar Gadafi en 2011 para justificar la intervención de la OTAN en Libia. En algunas ocasiones sencillamente Udo Ulfkotte firmó como propios artículos ya escritos que le llegaron desde los servicios secretos occidentales. "Pasan la información o directamente mandan redactado el artículo o el editorial que quieren publicar", relata el periodista en su libro, "salvo pocas excepciones, las redacciones europeas son sucursales de los servicios de la CIA y de la OTAN". Es decir, que no estamos ante un caso aislado sino ante una corrupción periodística generalizada.
 
De hecho el periodista arrepentido advierte de que toda esta corrupción e intoxicación informativa es la norma habitual de trabajo hoy en día en los grandes medios europeos, que pretenden convencer a los ciudadanos (utilizando de nuevo las campañas de demonización de un líder o gobierno enemigo [2]) del peligro que representa el presidente Vladimir Putin para Europa y de la inevitable necesidad que hay de entrar en una guerra contra Rusia para lograr, paradójicamente, la paz mundial. Alguien puede pensar que ésta es sólo la opinión interesada de una persona despechada o que pretende darse publicidad (a pesar de la censura que recibió en Europa desde entonces el periodista). Sin embargo, lejos de ser una "teoría de la conspiración", los hechos avalan esta opinión y demuestran la veracidad de este escenario de corrupción y manipulación masiva con fines políticos y económicos. 
 
En marzo de 2015 el Consejo Europeo creó el East StratCom Task Force, un grupo de trabajo de comunicación estratégica cuyo fin es, precisamente, "hacer frente a las campañas de desinformación de Rusia", literalmente. Es decir, un instrumento de propaganda y de manipulación informativa de la OTAN pagado por todos los ciudadanos europeos, que se utiliza mediáticamente contra Rusia y todos aquellos países que no se someten a los intereses de las potencias occidentales. Cada semana este organismo (y otros muchos similares) envían a las redacciones de los grandes medios y a los periodistas elegidos sus "idearios" o "argumentarios" para que sean difundidos y para marcarles las "líneas editoriales" que deben seguir, incluyendo la terminología que deben utilizar para maquillar los hechos que quieren ocultar, o bien, para demonizar a aquellos gobiernos o líderes que quieren desacreditar. Más de 400 periodistas, expertos, funcionarios, ONGs, etc. trabajan o colaboran en más de 30 países con este buró de propaganda occidental. Entre sus muchas funciones está la de rastrear las redes para identificar  a  los medios o analistas definidos como "pro-Kremlin". Un trabajo que recuerda mucho al que realizan los "expertos" que trabajan para la Open Society Foundation de George Soros, incluido en España [3].
 
Pero no sólo los grandes medios de comunicación y agencias de noticias reciben financiación por parte de los gobiernos neoliberales y las grandes corporaciones occidentales. Parte de su estrategia de manipulación masiva consiste en difundir su ideología y sus mentiras también a través de medios y expertos analistas que se definen como "independientes", "alternativos", "freelance" o sencillamente "progresistas" o "de izquierdas". De esta forma su discurso gana credibilidad en aquellos sectores sociales más críticos a los que, en principio, tendrían más dificultad en cooptar.  De esta forma, una persona que desconfía de los grandes medios de comunicación más conservadores o reaccionarios, puede ser manipulada de igual forma si confía en la información que recibe de un supuesto periodista "independiente" que trabaja por "libre" desde el lugar de los hechos. Aunque en el fondo este periodista "libre" e "independiente" esté patrocinado por los mismos poderes económicos y políticos que están detrás de los grandes medios corporativos. Todo muy sutil.
 
Pongamos un ejemplo muy concreto: Leila Nachawati y la página Syria Untold.


Leila Nachawati es escritora y profesora de Comunicación en la Universidad Carlos III de Madrid y especialista en temas de Oriente Medio y África. Sus artículos son publicados en multitud de medios de comunicación, incluidos muchos medios considerados como alternativos o progresistas. De origen sirio, es presentada habitualmente en los medios de comunicación como una "activista por los Derechos Humanos" y "una de las voces más clarificadoras de la revolución siria en España" [La gallego-siria que lucha en la Red,- La Voz de Galicia (28/1/2014)].
 
Ni que decir tiene que esta amplia cobertura mediática de la que goza en los grandes medios corporativos se debe a que su discurso encaja perfectamente en la narrativa occidental [4] sobre los acontecimientos ocurridos en Oriente Medio y norte de África, que nos hablan de "pacíficas revoluciones populares" y "primaveras árabes" que, como sabemos, son pura propaganda que ocultan la intervención de EE.UU. y la OTAN para rediseñar el nuevo Oriente Medio ampliado [5]. La lista de intervenciones suyas arremetiendo contra "el régimen de Al Assad" sería interminable. Su descripción de la Siria antes del 2011 es catastrófica, lo cual explicaría y justificaría la inexistente "revolución pacífica y popular" posterior que ella relata. Sin embargo esta visión de una Siria terrorífica donde la población vivía bajo la represión constante de un tirano criminal es diametralmente opuesta a la Siria que describen muchas otras personas que la conocieron y que conocen perfectamente la realidad de Siria antes y después de la invasión terrorista occidental en el país. Incluso la prensa occidental se deshacía en elogios hacia la Siria de Bashar al-Assad [6] antes de que EE.UU-OTAN decidieran arrasarla, claro.
 
Como puede comprobarse en la foto que encabeza este artículo, esta respetada analista incluso llegar a equiparar al legítimo presidente Bashar al-Assad con el grupo terrorista Estado Islámico (creado por Washington, aunque Leila no nos lo cuente), idea que comparte junto a la periodista Olga Rodríguez (lado izquierdo de la imagen), también respetada y premiada [7] por gran parte de la izquierda corporativa y pro-imperialista española.
 
Leila Nachawati es cofundadora del medio Syria Untold (La Siria no contada; "las historias no contadas de la revolución siria"), un medio creado en 2013 por varios periodistas y activistas para, según se lee en su página web, "contar historias humanas que no tienen que ver con la geopolítica",  "historias que en general no son divulgadas por los medios de comunicación masivos" y que la propia Nachawati recomienda a través de las redes sociales para informarse realmente sobre lo que ocurre en Siria.
 
Sin embargo, lejos de ser un medio imparcial y objetivo, esta web está agregado a la Open Democracy [ver "Looking Inside de Uprising" y "Through Syrian Eyes", espacios dentro de la web de Open Democracy], una "plataforma global de medios independientes" con sede en Reino Unido que recibe financiación del poder económico occidental a través de sus diversas agencias, fondos, fundaciones, etc. como la Open Society Foundation de Georges Soros,  Rockefeller Brothers Fund, Ford Foundation... o la Nacional Endowment for Democracy (NED), una fundación creada por el Congreso de Estados Unidos en 1983 para "hacer el trabajo que la CIA ya no podía hacer públicamente" [8].
 
Al mismo tiempo Syria Untold está asociada a Global Voices, donde Leila Nachawati también colabora habitualmente. Según su propia página web Global Voices "es una comunidad de más de 1400 bloggers y traductores de todo el mundo que trabajan juntos para traerle informes de blogs y medios ciudadanos de todas partes, con énfasis en las voces que no son escuchadas habitualmente en los principales medios internacionales". Y añaden más adelante: "En un momento en que los medios de comunicación internacionales en lengua inglesa ignoran muchas cosas que son importantes para un gran número de ciudadanos del mundo, Global Voices busca corregir algunas de las desigualdades en la atención de los medios, aprovechando el poder de los medios de comunicación de los ciudadanos. Creemos en la libertad de expresión, y en la reducción de los espacios que dividen a la gente".
 
Esta definición encaja perfectamente en la de un medio supuestamente imparcial, creado desde las bases sociales por ciudadanos comunes sin intereses privados, que buscan dar una información alternativa que los grandes medios omiten. La imagen que se pretende dar es precisamente ésta, la de un medio independiente y alternativo. Sin embargo su discurso es tan bonito como falso. Si observamos quiénes impulsan y financian Global Voices nos damos cuenta de que nos encontramos ante el mismo poder económico anglosajón de siempre y que las opiniones que se difunden desde esta plataforma "alternativa" son idénticas a las que se difunden en los grandes medios masivos corporativos. Detrás de Global Voices están, entre otros, el Open Society Institute (de Georges Soros una vez más), la Ford Foundation, la Knight Foundation, la agencia de noticias británica Reuters, la agencia "independiente" Media Development Investment Fund (financiada, entre otros muchos, por la Unión Europea y países como EE.UU., Turquía, Israel, Emiratos Árabes Unidos o Barein a través de la Asociación Europea de Filantropía de Riesgo EVPA), o también The Omydar Network, una de las organizaciones criminales que está detrás de las "revoluciones de colores" ejecutadas en Europa del Este en los últimos años, incluido el golpe de Estado de Ucrania en 2014 conocido como el "Euromaidán" [9], que una vez más fue apoyado por la inmensa mayoría de la izquierda y toda la prensa española. 
 
Lejos de la imagen pública que nos ofrecen, estos y otros muchos periodistas, analistas y medios de comunicación que se presentan como "alternativos" e "independientes" [10] son totalmente dependientes del capital financiero internacional y de los gobiernos de las potencias occidentales.
 
De toda esta situación de corrupción periodística [11] deriva la falta absoluta de pluralidad, rigor y credibilidad existentes hoy en el panorama mediático de  nuestros países y la tremenda ignorancia de la que hacen gala sus ciudadanos. Una ignorancia de la que se aprovechan las clases capitalistas y los globalizadores occidentales para imponer su modelo de dominación en el mundo.
 
 
REFERENCIAS - NOTAS
 
[1] Cómo EE.UU. financia órganos de prensa de todo el mundo para comprar influencia mediática,- artículo del periodista de investigación Jeremy Bigwood (Red Voltaire, 7/6/2008). Artículo original en inglés publicado en la web In These Times el 4/6/2008: No Strings Attached?
 
[2] La demonización de un líder o de un gobierno,- artículo del escritor Mikel Itulain (¿Es Posible la Paz? 4/10/2013)
 
 
[4] De cómo las narrativas mataron al pueblo sirio,- artículo de la periodista y analista geopolítica Sharmine Narwani (publicado en La Haine.org, 27/9/2016)
 
[5] Los proyectos de reorganización del «Medio Oriente ampliado»,- Thierry Meyssan (Red Voltaire, 2/7/2015)
 
[6] La rosa en el desierto que se olvidó. La metáfora de una mujer y una nación,- artículo del escritor Mikel Itulain (¿Es Posible la Paz? 28/8/2016) 
[8] EE.UU.: La emboscada contra Venezuela,- artículo de la abogada y escritora Eva Golinger (RT, 12/11/2015)
 
[9] Ucrania, autopsia de un golpe de Estado,- extenso artículo del profesor y escritor argelino Ahmed Bensaada (publicado en español por Rebelión, 13/3/2014)
 
[10] Infiltrados: desenmascarando a la izquierda globalista 2,- Un amplio informe recogido por Andréi Konónov (publicado en la página Katehon). [Puedes leer la primera parte del artículo aquí]
 
[11] ‘Corruption’ as a Propaganda Weapon,- artículo del periodista Robert Parry (Consortiumnews, 4/4/2016)

Fuente original: http://adolfof.blogspot.com/2016/09/los-periodistas-freelance-y-medios.html