domingo, 9 de junio de 2024

La derrota de occidente (PS. 09.07.24)

 


Cuando durante tu existencia te has dedicado a violentar y robar a tus semejantes no mereces ni que la fortuna ni la compasión te acompañen. Tarde o temprano alguien te dará tu merecido, aunque uno mismo con esa actitud ya está forjando su ruina y cavando su propia sepultura.

Es el caso de cómo ha actuado occidente de cara al mundo. Donde ya existe un hartazgo acumulado que por fin ha dado lugar a un cambio de alianzas posibilitado por una decidida concienciación de que si quieres que te respeten debes hacerte respetar. Para conseguir esto, dado que occidente se ha impuesto finalmente en cada uno de sus múltiples abusos y humillaciones a otras naciones mediante su superioridad militar, era necesario un desarrollo tecnológico en estas naciones que pudiese evitar estos desmanes. Tal cambio ha ocurrido, posibilitando el avance de sus economías y la competencia de sus ejércitos que harán agachar sus orejas al matón sin conciencia, que ahora está justamente siendo humillado.

No olvidemos que el monstruo del nazismo fue creado y sigue siendo alimentado hoy por esos dirigentes tiránicos y antidemocráticos que son dueños de las corporaciones y que eliminarán, si pueden, a cualquiera que disienta de ellos y no les obedezca. 

Todas las guerras que ustedes han conocido y conocen ahora, como la de Ucrania, han puesto y ponen en evidencia a nuestras sociedades occidentales. Nos retratan y lo hacen en el peor sentido imaginable.

De ahí que la derrota de occidente sea una necesidad moral y ética imperiosa que toda persona de bien debe ansiar y apoyar. Por lograr un mundo más habitable, más humano y menos raro, como dice la canción, para una convivencia pacífica donde un progreso real y no el ficticio que vemos por estos lares tenga por fin su espacio.

La caída de occidente está ocurriendo ya, su hundimiento está en marcha. Pero puede darse de la peor de las formas posibles si se continúa atacando, como hacen, a sus poderosos rivales. Porque llegará un momento en que el acosado, ante una amenaza real a su existencia, despliegue todo su poder defensivo, destruyendo definitivamente a su rival mediante una devastación nuclear para la que ya no habrá vuelta atrás. Puede ocurrir, no lo olviden, y será responsabilidad nuestra. Ya nos lo advirtieron si seguimos en esas: "si la confrontación ya es inevitable, debes golpear primero". 

Recientemente el antropólogo e historiador Emmanuel Todd exponía a la audiencia de uno de esos medios corporativos que se han dedicado durante años a hacer propaganda y no periodismo unas realidades que deberán afrontar y entender. Como que la Federación rusa ganará la guerra contra la OTAN que se libra en Ucrania. Como que la propia decadencia y la falta de respeto de occidente hacia los demás provocarán su derrota y caída, que es próxima, porque un falso orgullo y un abundante egoísmo y maldad acelerarán, como lo están haciendo, este proceso.

Aquí tienen esta interesante entrevista a Emmanuel Todd.

El hombre que explica por qué Occidente será derrotado en breve

Emmanuel Todd predijo 15 años antes la caída de la URSS. En su último libro explica los motivos por los que los países antes dominantes están viviendo un declive difícilmente reversible

Foto: El antropólogo, historiador y ensayista francés Emmanuel Todd en su apartamento, en Paris, 2022. (Alamy Stock)
El antropólogo, historiador y ensayista francés Emmanuel Todd en su apartamento, en Paris, 2022. (Alamy Stock)

El historiador, antropólogo y sociólogo Emmanuel Todd (1951) fue conocido con La chute final, publicado en 1976, un ensayo en el que predijo la caída de la URSS, y desde entonces sus ideas no han dejado de generar debate público en el país vecino. Así ha ocurrido con el último de sus libros, un éxito de ventas, La derrota de Occidenteque acaba de ser traducido por Akal. Todd señala tres principales causas del declive: el desplome industrial de EEUU y la creación de un PIB de naturaleza ficticia; la desaparición del protestantismo, que daba soporte al sistema económico, y cuya decadencia ha pasado por la fase del protestantismo zombi hasta llegar al protestantismo cero, que está cerca del nihilismo; y la preferencia del resto del mundo por Rusia antes que por Occidente.

PREGUNTA. Usted afirma en el libro, en diferentes ocasiones, que es un científico social y que no ofrece puntos de vista morales, sino que trata de describir unos hechos de la manera más objetiva posible. ¿Por qué era importante subrayar esto?

 

RESPUESTA. Es importante porque la situación es extraña en Francia, como en Occidente, porque en cuanto sugieres que Putin tiene inteligencia y que Rusia existe como un pueblo con tradiciones políticas específicas, muy ligadas a la idea de soberanía, la gente te acusa de ser prorruso y putinista, y esto no es cierto. Soy un occidental, me encantan el pluralismo y la democracia liberal y no defiendo una moral particular. Soy antropólogo social, y mi trabajo es analizar. Quiero aportar algo a la discusión social, ni siquiera me considero un intelectual.

P. Usted afirma que su libro es una secuela de La ética protestante y el espíritu del capitalismo, de Max Weber. Y asegura en él que el capitalismo actual se ha liberado de la ética protestante y que esta es la causa de su deficiencia moral y de su simpleza intelectual.

 

R. Sí, es una cuestión de deficiencia moral, pero también lo es de falta de eficiencia. Hay un vínculo evidente entre el despegue de la economía en Europa y en EEUU y el auge del protestantismo. Existen varias razones, pero la más importante es la relación con la educación. Como un buen protestante debe saber leer las Sagradas Escrituras, entre los siglos XVI y XVIII, se produjo una alfabetización masiva. Y en la medida en que la gente sabe leer y escribir, también comienza a ser mucho más eficiente a la hora de formarse laboralmente.

 

Pero también están el componente social y moral y la actitud hacia el dinero. Los protestantes tenían que trabajar para demostrar algo. Si querías ser un buen católico, intentabas hacer el bien y así obtenías una recompensa. El protestantismo era otra cosa a causa de la predestinación. Habías sido elegido para la vida eterna (o para la muerte eterna) y lo que hacías en la Tierra era la prueba. Por eso el trabajo y el éxito eran buenos, porque demostraban que eras uno de los elegidos. Esto produce una psicología loca, en la que tienes a Dios metido en tu inconsciente diciéndote que trabajes duro. En los países católicos teníamos dificultades para entender esto.

 

"La desaparición de los valores protestantes en el mundo angloamericano permite entender su fracaso educativo y su desorden moral"

 

Esta influencia es evidente si nos fijamos en Prusia, Suecia, Países Bajos o Gran Bretaña. El mapa de mayor alfabetización en Europa y el de las principales nacionales industriales hacia 1900 coinciden con los países protestantes. Gran Bretaña y Alemania eran los Estados más avanzados, y fuera de Europa estaba EEUU. Francia se mantenía en la carrera porque era un país católico que estaba suficientemente cerca del mundo protestante como para mantenerse al día. Esa fue también la época de relativo declive de Italia o España.

La desaparición de los valores protestantes en el mundo angloamericano en las últimas décadas hace comprensible el declive de EEUU y el de Gran Bretaña, así como su incapacidad para producir toda clase de bienes, incluidas las armas que necesitan para las guerras. Puedes entender su fracaso educativo, el desorden moral y la huida del trabajo. Y también se puede apreciar cómo el neoliberalismo no es tanto una innovación como un nuevo sistema moral. 

Estos procesos son bien conocidos y son muy difíciles de revertir. La ética cristiana tardó siglos en construirse. La pérdida de la ética protestante no es algo de lo que se pueda recuperar EEUU en unos cuantos años.

 

P. Una de las consecuencias de lo que usted llama ‘protestantismo cero’ es la construcción de una economía irreal, con un enorme PIB ficticio. Hay una gran separación entre la economía de los grandes números y la de la vida cotidiana, entre la economía financiarizada y la productiva.

 

R. Sí, sin duda. Proviene de la disminución de los estándares educativos en el mundo angloamericano y de su huida del trabajo manual, que es un algo típico en la historia, aparece en todos los procesos de decadencia.

 

El capítulo más difícil de escribir fue el de Gran Bretaña porque tengo un vínculo personal con el país, le debo mucho, específicamente a Cambridge. Por eso, hasta ahora, me resultaba difícil criticar lo que estaba sucediendo en Gran Bretaña allí, no era capaz de verlo. Me resultaba complicado aceptar la idea de que Margaret Thatcher fuese tan horrible como Ronald Reagan con el nacimiento del neoliberalismo y la destrucción de una sociedad civilizada.

 

"El colapso de las élites británicas ha tenido efectos secundarios negativos en las élites de EEUU y en lo poco que queda de su racionalidad"

 

Lo que está sucediendo en Gran Bretaña es importante porque en ella aparecen ese tipo de economía falsa que hay en EEUU y la desintegración de los valores morales, específicamente entre su clase dominante. Gran Bretaña no es un país poderoso, pero la clase dominante británica, antes de su desintegración, había sido un modelo para la clase dominante estadounidense. La Universidad estadounidense para las élites, así como su escuela secundaria, se inspiraron en el sistema británico, en Oxford, Cambridge y en sus escuelas. Y este colapso de las élites británicas ha tenido y tendrá efectos secundarios en las élites estadounidenses, y en lo poco que queda de su racionalidad.

Gran Bretaña, aunque política o geopolíticamente era un submarino estadounidense en Europa, fue la madre de los Estados Unidos, y la implosión de Gran Bretaña tiene y tendrá un importante efecto negativo para los EEUU.

 

P. Presta en el libro mucha atención a Rusia. Hay un deseo expresado con insistencia en Gran Bretaña, pero también en países europeos y en EEUU, de que Rusia sea derrotada en Ucrania. Usted afirma que no es posible.

 

R. El libro lo escribí el pasado verano durante la llamada contraofensiva ucraniana. Nos decían que los ucranianos reconquistarían territorio y llegarían hasta Crimea. En fin, se trataba de una contraofensiva que solo estaba en las mentes del Pentágono y de los británicos, aunque los muertos fueran ucranianos. No soy un militar ni un ideólogo, sino un historiador, y desde este punto de vista era fácil ver, y así lo escribí, haciendo prospectiva, que no iba a funcionar.

 

Al final, Ucrania será derrotada porque Rusia es ahora estable y más poderosa. Es incluso capaz de producir más armas que el oeste. Vemos que el ejército ruso progresa poco a poco. Lo hacen lentamente, porque los rusos no quieren tanto ganar territorio como destruir el ejército ucraniano y tratan de evitar, en la medida de lo posible, que sus bajas sean muy numerosas. Por supuesto, esta postura es totalmente contraria a lo que se lee en nuestra prensa.

 

Creo que los rusos querrán recuperar Járkov, pero también llegar hasta Odesa. Los británicos han provocado que este sea el propósito, porque han sido tan eficientes a la hora de enviar drones a Sebastopol que los rusos ahora saben que su flota no estará segura hasta que lleguen a Odesa. Así que es inevitable. Creo que lo que los rusos querrán es conquistar y conservar parte del territorio ucraniano y convertir lo que quede de Ucrania en un Estado neutral con capital en Kiev.

Es increíble el estado de negación en Occidente, que ya no piensa estratégicamente. No hay más que acordarse de Nixon y Kissinger, que tenían un gran problema con el mundo comunista. Vieron que había diferencias entre la URSS y China y lo aprovecharon, llegando a un acuerdo con Pekín para evitar la alianza entre los dos países comunistas. Eso es una geopolítica razonable, ahora se ha hecho justo lo contrario. O fíjate en Gaza. Los estadounidenses no son capaces de decir a los israelíes que se detengan. El efecto de esto en el mundo árabe y musulmán es que acaben deseando una victoria rusa porque gran parte de su población ve a los rusos como un escudo frente a la forma de hacer estadounidense. En definitiva, hay demasiada estupidez y demasiada irracionalidad en las acciones de Washington.

P. Un asunto relevante para explicar la decadencia occidental es el debilitamiento de sus clases medias. No puede haber instituciones sólidas cuando la sociedad se divide profundamente fruto de la desigualdad. El Estado necesita de bases donde asentarse y cuando las clases medias caen, desaparece también su primer pilar. La inestabilidad vital aumenta. Este es un gran problema para Occidente. ¿Qué podemos hacer al respecto?

 

R. En fin, soy un investigador, alguien que analiza, no soy un ideólogo, no trato de aportar soluciones. Lo que puedo proporcionar es un análisis, que es en buena medida pesimista, pero no del todo. Hay elementos optimistas en el libro. El mismo hecho de que podamos estar hablando de esta manera gracias a Internet ya marca una diferencia positiva. La decadencia del protestantismo también ha provocado que las formas de racismo disminuyan, especialmente en EEUU. No quiero decir que no haya racismo, pero es menor que el de otras épocas.

 

Hay, no obstante, dificultades evidentes. La desaparición de las clases medias es la consecuencia de la destrucción de un sistema industrial y también de una mentalidad. La verdadera matriz de la sociedad durante siglos era la religión. Pero esa matriz se ha ido desintegrando, y no solo por el debilitamiento de la religión o por la pérdida de fuerza de las formas familiares, sino por la desaparición de las formas ideológicas (la nación, el comunismo, el socialismo) que reunían a la gente. El individuo se ha quedado solo y no hay ninguna estructura que haya venido a sustituir a las antiguas.

 

Uno de los elementos principales, ahora que la gente vuelve a estar obsesionada con la Primera Guerra Mundial, es la falta de dinamismo de la población. Entre principios del siglo XX y, más o menos, la década de 1980, las poblaciones se reproducían con una tasa elevada de fertilidad, lo que hacía posible seguir adelante. Tuvimos la guerra de 1914 y millones de personas murieron. Hubo una segunda guerra y murieron más millones de personas todavía. Pero después de 1945, a los europeos todavía nos quedó energía para avanzar. Hubo un despegue económico formidable con una sociedad de consumo fuerte porque los parámetros demográficos lo hicieron posible. Este ya no es nuestro caso. Quiero decir, hay una natalidad baja en todas partes y tenemos una población que envejece. ¿Encontraremos otra vez la energía para seguir luchando?

 

P. La última pregunta. No sé si hay una analogía a la que podamos acudir para entender nuestra época. ¿Se parece a la república romana, a la república de Weimar, a la caída de la URSS…? 

R. Quizá el final del Imperio romano. Ahí estaba el colapso de los sistemas religiosos, la destrucción de las clases medias por la esclavitud, la falta de sentido existencial. Pero resulta difícil comparar nuestra época con otro momento de la historia. El Imperio romano era una parte del mundo, no especialmente grande, y ahora estamos hablando del mundo entero, tenemos muchas más posibilidades tecnológicas, más riesgos… Estamos en una situación sin equivalente histórico. Creo que lo que viene será muy sorprendente.

https://www.elconfidencial.com/cultura/2024-06-05/entrevista-emmanuel-todd-occidente-derrota_3895682/

PS:

Seymour Hersh, uno de los escasos periodistas que todavía quedan en occidente, dice algo obvio para cualquier persona con conocimiento y honestidad sobre las relaciones internacionales, que la Federación rusa no quiere sino crear una zona neutra entre ella y la OTAN para evitar ser agredida.


La gente pasa olímpicamente de participar en unas elecciones para el parlamento de la Unión Europea, donde las decisiones las toman unos oligarcas a espaldas de la opinión popular a través del órgano ejecutivo que es la Comisión Europea, a la que nadie elige.


Y para colmo eligen aquellos partidos, como el de Le Pen en Francia, que apuestan por su soberanía nacional y por no enfrentarse a quien había sido un socio y proveedor imprescindible para la Unión Europea, la Federación rusa.


La patética Yolanda Díaz, que apoya con el envío de armas al régimen nazi en Ucrania, dimite tras su tercera debacle electoral este año. La primera la tuvo en el enorme rechazo en su tierra,, después en Euskadi y ahora en la UE.


Occidente es tan depravado que ha apoyado los mayores criminales y fanáticos, como el Batallón Azov. Ahora ya quiere blanquearlo de cara a la sociedad occidental. Comprenden por qué occidente debe ser y será derrotado?


Los de Azov nunca han ocultado su siniestra naturaleza.




En la Eurocopa se oye y ve la realidad política que los medios silencian. Aficionados rumanos corean al dirigente ruso, Putin, tras la goleada a Ucrania, y los aficionados ucranianos siguen con sus eslóganes nazis.




Una cruda realidad que no se ha querido admitir en occidente. Occidente que provocó la guerra de Ucrania. Así la BBC no tiene otro remedio que reconocer la aversión de la gente de Ucrania al reclutamiento y el miedo a ser atrapados por ellos. En realidad no quieren ser carne de cañón de una nación vendida a intereses extranjeros para servir a éstos. Los rusos no van a violar ni matar a nadie que no se les enfrente. Lo saben bien en las zonas de cultura rusa como Jarkov o Odessa. De hecho muchas personas no se van ni de los frentes de batalla porque esperan, han esperado durante años, al ejército ruso.



El rey español actual, Felipe VI, tan perjudicial como han sido los borbones para los españoles, sigue esa nefasta trayectoria histórica, yendo a involucrar a España en un peligrosísimo conflicto contra la Federación rusa a tierras lejanas y ajenas, como son los países bálticos, tan infestados de nazismo.



Y se repite la historia. Ahora en el aniversario de la invasión nazi de Rusia, el mayor holocausto de la historia, se repiten las consignas nazis de la defensa de Europa.  De qué Europa cuando Rusia el mayor país de ella y es principalmente e históricamente un país europeo. Recordemos lo que decía Hitler para tenerlo bien presente.

El propósito de este frente [lo que era la Operación Barbarroja, la invasión de la Unión Soviética] no es más la protección de las naciones individuales, sino, en cambio, la seguridad de Europa y, por consiguiente, la salvación de cada uno de nosotros
(The Führer to the German People: 22 june 1941. http://research.calvin.edu/german-propaganda-archive/hitler4.htm).

Y lo que se dice en estos momentos.


Que vaya él al frente. Cómo compromete a un país cuando no irá una vez lleguen los problemas serios que él mismo está creando.



Julian Assange ha sido liberado. Habrá que ver en qué condiciones y bajo qué condiciones (ya se ha adelantado de que aceptando los cargos de espionaje y con pena de cárcel de 62 meses). Lo persiguieron y encarcelaron por denunciar las atrocidades que cometían, y siguen cometiendo, los dirigentes occidentales en el mundo. Denunció cómo los medios de comunicación, en manos de los magnates, promueven la confrontación y la guerra mediante su continua e histérica propaganda de guerra, enloqueciendo y engañando a la gente, que pagará muy caro cualquier conflicto bélico y que realmente quiere la paz.


La estupidez y la maldad mediática es total. Que Rusia no ponga un pie en Europa, cuando es el mayor país de Europa. Europa llega hasta los Urales. Casi tan grande la Rusia europea como toda la Unión Europea. El patético y propagandista Huffpost.



La propaganda occidental no cesa y aquí, cómo no, siempre están presentes el Huffpost y la CNN. Vuelven a culpar otra vez más a Rusia de un crimen de guerra, que como todos los anteriores tiene el sello del régimen nazi de Kiev apoyados por la OTAN. El bombardeo de un hospital infantil en Kiev. El misil es del tipo de los utilizados por la OTAN.





 


a

miércoles, 1 de mayo de 2024

La peligrosa corrupción política en occidente (PS. 6.07.24)

 


En occidente las democracias son ficciones en las que la gente de forma condicionada por la omnipresente insistencia mediática deposita una papeleta que representa un voto a una organización política pero que luego, y esto es lo fundamental, no vuelve a ser tenido en cuenta ni pinta nada en las decisiones fundamentales, políticas, sociales y económicas, que se tomen. Se trata en realidad de un teatrillo, en verdad de un paripé de mal gusto. Y teniendo en cuenta que nuestra sociedad económicamente está abrumadoramente dominada por las corporaciones privadas, que son en realidad tiranías privadas, lo está también en consecuencia dominado por ellas cultural y políticamente. Porque no se engañen, quien controla la economía del modo en que lo hacen, termina controlando los demás aspectos sociales, que dependen fundamentalmente del primero. Y así ha ocurrido, tenemos unos medios de comunicación al servicio del poder económico, no al servicio del periodismo. Del mismo modo tenemos al mundo del espectáculo, de la "cultura" dicen algunos, en esta labor propagandística y por supuesto unos políticos a los que se filtra para evitar personas integras y pensantes, que son los más serviles de todos. Aquí está cómo no la denominada izquierda, que son dicho en claro una verdadera estafa, hablemos de quien hablemos: Sánchez, Díaz, Iglesias, Montero, Belarra, Errejón, Colau, Chivite, Aragonés, Aizpurua... y los de la moto, como dicen bien el Sr. José Miguel Villarroya.



Ante este panorama creo que entenderán la degradación de las condiciones sociales y económicas de una mayoría de la población, con un notorio empobrecimiento. Los jóvenes, tan apolíticos ellos, ven como si no te ocupas como debes de la política ella se ocupará de ti, pero de malas maneras.

Tal es el grado de degeneración que todo el espectro político, incluida esa "izquierda" embustera, da su apoyo a un régimen nazi como el ucraniano, ocultando el verdadero drama de Ucrania y estando del lado de los criminales nazis haciendo seguidismo de lo que digan sus patronos de Wall Street que trajeron la barbarie del Maidán, aplaudido y apoyado por esa izquierda corrupta que decíamos.



La esperpéntica Yolanda Díaz apoyando la barbarie y falsificando la realidad 

Por otra parte ustedes verán que en el otro lado, es un decir lo del otro lado porque tienen los mismos amos todos los políticos, tenemos a unos partidos y dirigentes que son tanto más patéticos que los mencionados anteriormente. La denominada fachosfera que les da un juego tremendo a esa falsa izquierda. Porque son tan estúpidos, brutos y especialmente fachas, como VOX, que no hacen mas que el ridículo. Llamando comunistas a los vividores y oportunistas, y diciendo estupideces de régimen bolivariano al español, cuando están en las antípodas, siendo el español un régimen antisocial y el gobierno de Venezuela enfocado básicamente en los más desfavorecidos. Eso sí, siguiendo a pies juntillas y a toque de corneta la política exterior de los Estados Unidos, yendo en contra de los intereses propios y de la soberanía en la toma de decisiones española.

Cómo saben, estos días el que es presidente de España, Pedro Sánchez, un personaje tan inmoral como servil a los poderes exteriores y ambicioso de poder, ha hecho otra de sus jugarretas, tanto a la "oposición" política como especialmente al pueblo español. Ahora se presenta como la víctima y al mismo tiempo el salvador de la democracia de los agresores a ella. Estamos ante un cínico y un embustero. La realidad que ocultan estas mentiras es más siniestra, se avecinan malos tiempos en la Unión Europea por su disparatada política bélica contra la Federación rusa y siguiendo las órdenes de Washington que está convirtiendo Europa en un matadero en beneficio propio, como ya hicieran en la Segunda Guerra Mundial.

Ahora lo que persiguen es anular cualquier disidencia, cualquier pensamiento razonado que se oponga a sus desvaríos, mostrándose ellos embusteramente como lo adalices de la izquierda, de la democracia y la libertad. 

No permitamos que esto ocurra, porque al igual que en Ucrania nos llevarán a la ruina, a la destrucción y a ser carne de cañón para que unos ricachones engorden más su riqueza y destruyan todavía más el mundo en el que ya no viviremos.

El Sr. Villarroya vuelve a explicar genialmente la situación presente, con la estratagema urdida por Sánchez.


Respecto a la carnicería llevada a cabo por el régimen nazi ucraniano con su gente en colaboración con la OTAN, basta oír al dirigente de ésta, Stoltenberg, pidiendo más carne de cañón todavía. Cuando las cifras de bajas ucranianas se aproximan ya al millón. Hasta el último ucraniano. Apliquémonos el cuento y aprendamos la lección antes de que estos desalmados nos metan de lleno en los horrores de la guerra.




PS:

Como habrán visto, este miércoles 15 de mayo han atentado contra el primer ministro eslovaco Robert Fico. Quienes conocemos la situación política de la Unión Europea y su deriva, ya sin tratar de ocultarla demasiado, fanática y nazi no nos hemos sorprendido en demasía, aunque sí claramente enojado. Fico era de las pocas mentes sensatas a nivel internacional que aún mantenía la cordura y no se dejaba arrastrar por la propaganda histérica belicosa promovida por los intereses de Washington y no de Europa.

Los medios de desinformación occidentales, al servicio de las corporaciones y en contra de la ciudadanía europea, no tienen escrúpulo alguno en  difamar y justificar esta tropelía contra Robert Fico justo después del atentado terrorista cuando se debatía entre la vida y la muerte.


Quienes están detrás de tal crimen es obvio. El fanatismo nazi es el que viene llevando a cabo este tipo de atentados. Y el criminal autor de los disparos contra Fico, Jurag Chintula,  era un fanático seguidor de esa Ucrania nazificada, lo vemos aquí en abril de este año 2024 gritando a favor de esa Ucrania entre banderas de esta siniestra Unión Europea en una protesta contra el mismo Fico. Blanco y en botella.


Nicolás Maduro poniendo en evidencia a la OTAN y a la Unión Europea.



Ya les he recordado más de una vez que la Unión Europea tiene unas claras raíces nazis, por su ideología, fundadores y arquitectos, que finalmente construyeron esta estructura para el control de los países de Europa en beneficio de las corporaciones,  y que fue pensada en el Tercer Reich. Como saben es completamente antidemocrática, dirigida con mano de hierro por una institución y personas que nadie ha elegido, la Comisión Europea. Y así actúan, como una mafia, amenazando y no sólo amenazando a quienes no siguen sus órdenes. Como ha ocurrido con el primer ministro georgiano y con el eslovaco Robert Fico.



 Y de nuevo Nicolás Maduro poniendo en evidencia a occidente: al doble rasero de los funcionarios de Naciones Unidas y al de los Estados Unidos. Dando palizas y deteniendo a manifestantes pacíficos, así como violando el espacio y libertad de las universidades.


Europa Occidental no deja de ser una aberración, apoyando a un títere de un régimen nazi como es Zelensky. El Estado español una vez más en evidencia.



Algunos, aunque alegando alguna excusa y no el fundamento principal, no han participado de esta aberración.


Este personaje: un oportunista liberticida sin escrúpulos no ha parado de homenajear a nazis, perseguir la libertad y cobrar sobornos.

El régimen nazi de Ucrania asoma por todos los lados, Zelensky visitaba el cuartel general de la brigada 103 de defensa territorial donde deja su seña en una bandera de la 14 división de granaderos de las SS nazis. Además se ven en las paredes banderas rojas y negras de los nazis ucranianos.



La corrupción de Zelensky.


Lecciones del régimen de Zelensky, los peores asesinos y violadores fueron liberados de las cárceles para continuar con sus fechorías. Lo hicieron ya antes en 2014 y lo volvieron a hacer en 2022.


Complicidad en corrupción y crímenes.


La censura es una de las características de la "libertad" en la Unión Europea. Vetaron a medios rusos para que los ciudadanos no oyesen otra versión y ahora van por ejemplo a por Telegram, al que no controlan, debido a que la gente cuenta hechos que no encajan con la propaganda del régimen de Bruselas.


La censura que se quiere imponer en occidente para que no queden en evidencia con su régimen totalitario. Prevenir que alguien pueda decir algo molesto, es decir, la verdad. Von der Leyen.


Entre la corrupción y la enorme ignorancia de nuestros políticos, pues no se deja que lleguen los mejores sino los peores, como Ayuso, se augura un mal futuro.






La tiranía de la Unión Europea, controlada férreamente por el poder corporativo. No es una democracia.

(De The nazi Roots of the 'Brussels EU'. , . Raths books. 2010).



Por qué saca tantos votos una organización como Vox? Porque la gente se harta de la impunidad con la que actúan delincuentes en buena parte procedentes de una inmigración descontrolada, que como toda avalancha en masa a otro país no es bien recibida ni aquí ni en ninguna parte del mundo, porque crean finalmente inseguridad y tiran por los suelos los salarios. Aunque no sean los responsables finales sino nuestros dirigentes por provocar la destrución de sus naciones de origen y por aprovecharse de su desesperación y necesidad.


Continuando con la barbarie que impera en la clase política y en los medios de comunicación que adoctrinan y mienten a la sociedad. Como una energúmena llamada Carmen Corazzini y otro llamado Escolar, que ha dirigido y dirige medios tan degradados periodística y humanamente como Público o el Diario es.


El Gobierno español ha permitido que la gestapo del régimen nazi ucraniano, el SBU, recopile información sobre organizaciones y personas españolas que informan sobre lo que realmente sucede en Ucrania y evitando su detención y expulsión. Es por tanto responsable de los crímenes que estos nazis pudiesen cometer.





Y a esto se añade que el Reino de España ha formado militarmente, incluido el uso de explosivos, a miles de fanáticos ucranianos de ideología nazi. Qué ocurrirá en el futuro, veremos atentados por toda Europa por parte de estos asesinos? La respuesta parece clara sobre este siniestro presente y el venidero oscuro futuro.


Cómo un entramado de intereses comunes, empresariales y judiciales, persigue y condena a las personas que defienden sus derechos. Es la España de 2024, como lo fue la España de 1974.


Poniendo en evidencia a los falsos "progresistas" que han sido captados y comprados por las corporaciones.